Cargando...
Por Redacción

Las tormentas en Córdoba no dan tregua y los diques están desbordados



El temporal no da tregua y genera pánico en los cordobeses del noroeste y centro de la provincia. Los habitantes no están ni siquiera recuperándose de las tormentas que sacudieron a la provincia en febrero –con 9 muertos y más de 2 mil evacuados-, que el fenómeno meteorológico vuelve a jugarles una mala pasada.


La provincia está bajo el agua y la situación se torna día a día más preocupante y complicada, según las autoridades locales. Las cuencas estás saturadas y, en caso de seguir lloviendo, las anegaciones se apropiarán de los barrios y destruirán las casas.


Tras el alerta del Servicio Meteorológico Nacional, las autoridades decidieron suspender todas las actividades y declararon el “alerta máxima”.


La última experiencia fue traumatizante: localidades completamente inundadas, gente evacuada y sin provisiones para sobrevivir en sus casas, viviendas en ruinas, bienes materiales convertidos en chatarra, gente muerta y herida al ser arrastrada por el agua.


El SMN alertó hoy sobre otra mala noticia: “Caerán en Córdoba unos 80 milímetros de agua hasta la noche de mañana”. Tal advertencia preocupó a los gobernantes porque “las cuencas están saturadas” y el agua no tiene por dónde drenar.


Se abrió el dique Piedras Moras para distribuir el agua hacia toda la cuenca del Ctalamochita, mientras que personal de Defensa Civil sigue de cerca la situación en Bell Ville (con al menos 70 evacuados), Villa María y Ballesteros.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Las tormentas en Córdoba no dan tregua y los diques están desbordados

El temporal no da tregua y genera pánico en los cordobeses del noroeste y centro de la provincia. Los habitantes no están ni siquiera recuperándose de las tormentas que sacudieron a la provincia en febrero –con 9 muertos y más de 2 mil evacuados-, que el fenómeno meteorológico vuelve a jugarles una mala pasada.

La provincia está bajo el agua y la situación se torna día a día más preocupante y complicada, según las autoridades locales. Las cuencas estás saturadas y, en caso de seguir lloviendo, las anegaciones se apropiarán de los barrios y destruirán las casas.

Tras el alerta del Servicio Meteorológico Nacional, las autoridades decidieron suspender todas las actividades y declararon el “alerta máxima”.

La última experiencia fue traumatizante: localidades completamente inundadas, gente evacuada y sin provisiones para sobrevivir en sus casas, viviendas en ruinas, bienes materiales convertidos en chatarra, gente muerta y herida al ser arrastrada por el agua.

El SMN alertó hoy sobre otra mala noticia: “Caerán en Córdoba unos 80 milímetros de agua hasta la noche de mañana”. Tal advertencia preocupó a los gobernantes porque “las cuencas están saturadas” y el agua no tiene por dónde drenar.

Se abrió el dique Piedras Moras para distribuir el agua hacia toda la cuenca del Ctalamochita, mientras que personal de Defensa Civil sigue de cerca la situación en Bell Ville (con al menos 70 evacuados), Villa María y Ballesteros.

comentarios

imagen imagen
Login