ciudadanodiario.com.ar
Las inundaciones en Malasia desplazan a miles de habitantes
Cargando...
Por Redacción

Las inundaciones en Malasia desplazan a miles de habitantes



El Departamento de Meteorología malasio ha informado este sábado en su página web que las lluvias monzónicas continuarán durante los próximos días, mientras que los equipos de rescate luchan por llegar a las áreas afectadas del noreste del país al tiempo que las víctimas acusan al gobierno de lentitud e ineficacia a la hora de proporcionar asistencia a los afectados.


El cuestionado primer ministro de Malasia, Najib Razak, tuvo que acortar sus vacaciones en Estados Unidos tras las severas críticas recibidas por su gestión ante las inundaciones. Diferentes medios de comunicación y partidos políticos han echado en cara a Razak que no declarara antes el estado de emergencia y que, mientras tanto, estuviera jugando al golf con el presidente Obama en Hawai.


“La magnitud de estas inundaciones ha tomado por sorpresa a las autoridades, ya que son mucho peores de lo que se anticipaba y han sobrepasado cualquier plan de gestión de desastres que se pudiera tener” ha declarado el veterano opositor del Partido Acción Democrática, Lim Kit Siang, este sábado.


El primer ministro, que hoy sobrevoló en un helicóptero alguna de las zonas afectadas y se entrevistó con varios desplazados, ha anunciado que su gobierno destinará 500 millones de ringgit malasios (unos 120 millones de euros) para ayudar a las víctimas de esta catástrofe, según ha publicado la agencia de noticias nacional Bernama.Este dinero, que será administrado por el Consejo de Seguridad Nacional del país, se suma a los 50 millones de ringgit (más de 10 millones de euros) que ya fueron prometidos el pasado jueves por el ministro de Finanzas en ayudas directas para las víctimas.


Según el diario malasio ‘The Star’, helicópteros militares y camiones han sido vistos en el área de Kota Bharu, cercana a la frontera con Tailandia. Sin embargo, los esfuerzos de los equipos de rescate se están viendo dificultados enormemente por la rápida subida de las aguas y las fuertes corrientes que hacen casi impracticables los accesos por carretera.


Desde mediados de diciembre, momento en el que arreciaron las lluvias, más de 184.000 viviendas se han visto afectadas y cerca de 8.000 personas han tenido que abandonar sus casas en busca de un lugar en el que poder resguardarse.


Tanto en Malasia como así también en Tailandia se han iniciado diversas campañas de recaudación de fondos y alimentos con los que poder abastecer de comida y elementos de primera necesidad a todos los afectados por las lluvias, en unos días en los que la región conmemora el décimo aniversario del ‘tsunami’ que en 2004 se llevó por delante la vida de más de 200.0000 personas.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Las inundaciones en Malasia desplazan a miles de habitantes

El Departamento de Meteorología malasio ha informado este sábado en su página web que las lluvias monzónicas continuarán durante los próximos días, mientras que los equipos de rescate luchan por llegar a las áreas afectadas del noreste del país al tiempo que las víctimas acusan al gobierno de lentitud e ineficacia a la hora de proporcionar asistencia a los afectados.

El cuestionado primer ministro de Malasia, Najib Razak, tuvo que acortar sus vacaciones en Estados Unidos tras las severas críticas recibidas por su gestión ante las inundaciones. Diferentes medios de comunicación y partidos políticos han echado en cara a Razak que no declarara antes el estado de emergencia y que, mientras tanto, estuviera jugando al golf con el presidente Obama en Hawai.

“La magnitud de estas inundaciones ha tomado por sorpresa a las autoridades, ya que son mucho peores de lo que se anticipaba y han sobrepasado cualquier plan de gestión de desastres que se pudiera tener” ha declarado el veterano opositor del Partido Acción Democrática, Lim Kit Siang, este sábado.

El primer ministro, que hoy sobrevoló en un helicóptero alguna de las zonas afectadas y se entrevistó con varios desplazados, ha anunciado que su gobierno destinará 500 millones de ringgit malasios (unos 120 millones de euros) para ayudar a las víctimas de esta catástrofe, según ha publicado la agencia de noticias nacional Bernama.Este dinero, que será administrado por el Consejo de Seguridad Nacional del país, se suma a los 50 millones de ringgit (más de 10 millones de euros) que ya fueron prometidos el pasado jueves por el ministro de Finanzas en ayudas directas para las víctimas.

Según el diario malasio ‘The Star’, helicópteros militares y camiones han sido vistos en el área de Kota Bharu, cercana a la frontera con Tailandia. Sin embargo, los esfuerzos de los equipos de rescate se están viendo dificultados enormemente por la rápida subida de las aguas y las fuertes corrientes que hacen casi impracticables los accesos por carretera.

Desde mediados de diciembre, momento en el que arreciaron las lluvias, más de 184.000 viviendas se han visto afectadas y cerca de 8.000 personas han tenido que abandonar sus casas en busca de un lugar en el que poder resguardarse.

Tanto en Malasia como así también en Tailandia se han iniciado diversas campañas de recaudación de fondos y alimentos con los que poder abastecer de comida y elementos de primera necesidad a todos los afectados por las lluvias, en unos días en los que la región conmemora el décimo aniversario del ‘tsunami’ que en 2004 se llevó por delante la vida de más de 200.0000 personas.

comentarios

Login