Las 200 propiedades que Lázaro Báez no puede explicar
Cargando...
Por Redacción

Las 200 propiedades que Lázaro Báez no puede explicar



Una nota de la periodista Mariela Arías, en La Nación, desnuda una gran parte del capital acumulado por Lázaro Báez en estos años. Allí se explica que la compra compulsiva a indiscriminada de inmuebles, fue una forma de reducir el dinero que sobraba por todos lados y era invertido en propiedades, negocios, tierras y fueron puestos a nombre de toda su familia y las empresas que giraban bajo sus órdenes.


El informe resalta el registro de más de 200 propiedades, que han sido repartidas entre los integrantes de la familia Báez, la mayoría de ellos sin ningún tipo de antecedentes laborales y que a su vez constituyen directorios y presidencias de distintas empresas.


El interesante informe de Arias indica que pagó por todas las propiedades, salvo una sobre la que tomó el control por herencia familiar. Para eso hizo negocios con familias de renombre, compró tierras fiscales a municipios, realizó transacciones con empresas y también con vecinos comunes.


Báez, junto a su mujer, Norma Calismonte, encabeza el ranking en el número de propiedades registradas a su nombre, con 77 informes de dominio. Luego lo sigue la constructora más desconocida del grupo: Badial, con 81 terrenos, la gran mayoría de ellos en El Calafate. Tiene 28 a través de Austral Construcciones y los demás se reparten entre sus hijos y el resto de las empresas mencionadas.


Con Austral Construcciones realizó nueve operaciones inmobiliarias en las que compró propiedades de Néstor y Cristina Kirchner por cuatro millones de pesos entre 2008 y 2009. También adquirió la casa de la gobernadora Alicia Kirchner y le vendió a Los Sauces SA, sociedad de los Kirchner, un terreno céntrico por 97.000 dólares. Además, a través de Epelco, en 2008, les pagó más de tres millones de pesos a los Kirchner por una tradicional casa que el ex presidente había adquirido a la familia Gotti en 2003.


Pero los Kirchner no fueron los únicos que realizaron transacciones inmobiliarias. A partir de 2004, Báez realizó compras a diestra y siniestra en Río Turbio, Las Heras, El Calafate, 28 de Noviembre y estancias en ambas márgenes del río Santa Cruz, sobre la ruta 40 y también en zonas limítrofes con Chile.


No faltaron tampoco las transacciones comerciales entre familiares. Báez le compró 31.339 metros cuadrados en Río Gallegos al marido de su hermana, Diego Palleros (h.), quien aparece vinculado a Palma SA, otra constructora del emporio investigada por la Justicia en la megacausa Viazzo por la emisión de facturas truchas. La propiedad había pertenecido inicialmente a Palma SRL. Por las tres hectáreas de tierra, Báez le pagó a su cuñado 300.000 pesos en abril de 2009.


Con su capacidad de compra, Báez no perdió oportunidad para invertir en subastas judiciales. Participó en 2007 por un condominio de 1115 metros cuadrados ubicados en pleno centro de Río Gallegos por el que pagó 1.460.000 dólares./Gentileza: OPI Santa Cruz.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Las 200 propiedades que Lázaro Báez no puede explicar

imagen

Una nota de la periodista Mariela Arías, en La Nación, desnuda una gran parte del capital acumulado por Lázaro Báez en estos años. Allí se explica que la compra compulsiva a indiscriminada de inmuebles, fue una forma de reducir el dinero que sobraba por todos lados y era invertido en propiedades, negocios, tierras y fueron puestos a nombre de toda su familia y las empresas que giraban bajo sus órdenes.

El informe resalta el registro de más de 200 propiedades, que han sido repartidas entre los integrantes de la familia Báez, la mayoría de ellos sin ningún tipo de antecedentes laborales y que a su vez constituyen directorios y presidencias de distintas empresas.

El interesante informe de Arias indica que pagó por todas las propiedades, salvo una sobre la que tomó el control por herencia familiar. Para eso hizo negocios con familias de renombre, compró tierras fiscales a municipios, realizó transacciones con empresas y también con vecinos comunes.

Báez, junto a su mujer, Norma Calismonte, encabeza el ranking en el número de propiedades registradas a su nombre, con 77 informes de dominio. Luego lo sigue la constructora más desconocida del grupo: Badial, con 81 terrenos, la gran mayoría de ellos en El Calafate. Tiene 28 a través de Austral Construcciones y los demás se reparten entre sus hijos y el resto de las empresas mencionadas.

Con Austral Construcciones realizó nueve operaciones inmobiliarias en las que compró propiedades de Néstor y Cristina Kirchner por cuatro millones de pesos entre 2008 y 2009. También adquirió la casa de la gobernadora Alicia Kirchner y le vendió a Los Sauces SA, sociedad de los Kirchner, un terreno céntrico por 97.000 dólares. Además, a través de Epelco, en 2008, les pagó más de tres millones de pesos a los Kirchner por una tradicional casa que el ex presidente había adquirido a la familia Gotti en 2003.

Pero los Kirchner no fueron los únicos que realizaron transacciones inmobiliarias. A partir de 2004, Báez realizó compras a diestra y siniestra en Río Turbio, Las Heras, El Calafate, 28 de Noviembre y estancias en ambas márgenes del río Santa Cruz, sobre la ruta 40 y también en zonas limítrofes con Chile.

No faltaron tampoco las transacciones comerciales entre familiares. Báez le compró 31.339 metros cuadrados en Río Gallegos al marido de su hermana, Diego Palleros (h.), quien aparece vinculado a Palma SA, otra constructora del emporio investigada por la Justicia en la megacausa Viazzo por la emisión de facturas truchas. La propiedad había pertenecido inicialmente a Palma SRL. Por las tres hectáreas de tierra, Báez le pagó a su cuñado 300.000 pesos en abril de 2009.

Con su capacidad de compra, Báez no perdió oportunidad para invertir en subastas judiciales. Participó en 2007 por un condominio de 1115 metros cuadrados ubicados en pleno centro de Río Gallegos por el que pagó 1.460.000 dólares./Gentileza: OPI Santa Cruz.

comentarios

imagen imagen
Login