Cargando...
Por Redacción

La Selección sólo piensa en Alemania



Este viernes la Selección argentina volvió a entrenar bajo las órdenes del técnico Alejandro Sabella en el predio Cidade do Galo pero a puertas cerradas, mientras que viajará rumbo a Río de Janeiro el próximo sábado a las 11, el mismo día que realizará el reconocimiento del estadio Maracaná para el choque frente a Alemania el domingo a las 16.

El elenco nacional cumplió su segundo objetivo. Primero pasó esa barrera durísima que significaban los cuartos de final de un Mundial y este miércoles tuvo la satisfacción por la victoria ante Holanda que le dará la chance de definir una Copa del Mundo después de 24 años. El rival será otra vez Alemania, tan complejo como en México 1986, como en Italia 1990, y que llega con la “chapa” de ser el candidato de todos.

Ayer, la totalidad del plantel se reunió en el césped de la cancha principal del búnker albiceleste y compartió una charla brindada por Sabella, en el que se observó el buen clima reinante y una serie de risas provocadas por el DT cuando señalaba al delantero Ezequiel Lavezzi.

Luego, quienes fueron titulares -más el delantero Rodrigo Palacio, que ingresó más tarde- frente a Holanda en la semifinal de este miércoles comenzaron a realizar trabajos de elongación, mientras que el resto -salvo Ángel Di María- participó de un fútbol reducido contra los sparrings.

Andújar, Hugo Campagnaro, Federico Fernández y José María Basanta; Augusto Fernández, Fernando Gago, Maximiliano Rodríguez y Ricardo Álvarez; Sergio Agüero fue el equipo que plantó frente al grupo de apoyo en una mitad de cancha. Ricardo Álvarez fue uno de los más activos en el ejercicio y hasta que la FIFA lo permitió ver, la Mayor ganaba 1 a 0 con un tanto del jugador del Inter de Italia, que debutó en este Mundial frente a Nigeria.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

La Selección sólo piensa en Alemania

Este viernes la Selección argentina volvió a entrenar bajo las órdenes del técnico Alejandro Sabella en el predio Cidade do Galo pero a puertas cerradas, mientras que viajará rumbo a Río de Janeiro el próximo sábado a las 11, el mismo día que realizará el reconocimiento del estadio Maracaná para el choque frente a Alemania el domingo a las 16.
El elenco nacional cumplió su segundo objetivo. Primero pasó esa barrera durísima que significaban los cuartos de final de un Mundial y este miércoles tuvo la satisfacción por la victoria ante Holanda que le dará la chance de definir una Copa del Mundo después de 24 años. El rival será otra vez Alemania, tan complejo como en México 1986, como en Italia 1990, y que llega con la “chapa” de ser el candidato de todos.
Ayer, la totalidad del plantel se reunió en el césped de la cancha principal del búnker albiceleste y compartió una charla brindada por Sabella, en el que se observó el buen clima reinante y una serie de risas provocadas por el DT cuando señalaba al delantero Ezequiel Lavezzi.
Luego, quienes fueron titulares -más el delantero Rodrigo Palacio, que ingresó más tarde- frente a Holanda en la semifinal de este miércoles comenzaron a realizar trabajos de elongación, mientras que el resto -salvo Ángel Di María- participó de un fútbol reducido contra los sparrings.
Andújar, Hugo Campagnaro, Federico Fernández y José María Basanta; Augusto Fernández, Fernando Gago, Maximiliano Rodríguez y Ricardo Álvarez; Sergio Agüero fue el equipo que plantó frente al grupo de apoyo en una mitad de cancha. Ricardo Álvarez fue uno de los más activos en el ejercicio y hasta que la FIFA lo permitió ver, la Mayor ganaba 1 a 0 con un tanto del jugador del Inter de Italia, que debutó en este Mundial frente a Nigeria.

comentarios

imagen imagen
Login