Cargando...
Por Redacción

La Procuración defendió la designación de fiscales cuestionados



La Procuración General de la Nación defendió ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal la designación de 16 fiscales y presentó un informe en el que destacó “la legalidad” y “necesidad” de las mismas. Mediante un escrito presentado ante el juzgado que frenó mediante una medida pre cautelar las designaciones, la Procuración defendió las 16 designaciones de los fiscales que tenían fecha de asunción el 2 de febrero.


Desde el organismo que conduce Alejandra Gils Carbó criticaron a quienes por medio de medidas cautelares “pretenden eludir el juego de las instituciones democráticas y obtener por vía judicial torcer el resultado del debate parlamentario y del regular procedimiento para la sanción de leyes”.


Por su parte, la Procuración defendió la facultad de Gils Carbó para “llamar a concursos y designar a los fiscales subrogantes”, y al mismo tiempo cuestionó “la falta de legitimación de las partes que solicitaron medidas precautelares y volvió a pedir la acumulación de las distintas causas”.


Las designaciones hechas por Gils Carbó en lugares claves y donde se definen muchas de las causas por corrupción, lo fueron a partir de la sanción del nuevo Código Procesal Penal. De no haber hecho los nombramientos, advirtió la procuradora, “hubiera significado incumplir con una manda legal

sobre todo cuando la escasez de fiscalías va en directo perjuicio al esclarecimiento de los casos y la lucha contra la impunidad que corresponde a los fiscales como los titulares de la acción penal”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

La Procuración defendió la designación de fiscales cuestionados

La Procuración General de la Nación defendió ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal la designación de 16 fiscales y presentó un informe en el que destacó “la legalidad” y “necesidad” de las mismas. Mediante un escrito presentado ante el juzgado que frenó mediante una medida pre cautelar las designaciones, la Procuración defendió las 16 designaciones de los fiscales que tenían fecha de asunción el 2 de febrero.

Desde el organismo que conduce Alejandra Gils Carbó criticaron a quienes por medio de medidas cautelares “pretenden eludir el juego de las instituciones democráticas y obtener por vía judicial torcer el resultado del debate parlamentario y del regular procedimiento para la sanción de leyes”.

Por su parte, la Procuración defendió la facultad de Gils Carbó para “llamar a concursos y designar a los fiscales subrogantes”, y al mismo tiempo cuestionó “la falta de legitimación de las partes que solicitaron medidas precautelares y volvió a pedir la acumulación de las distintas causas”.

Las designaciones hechas por Gils Carbó en lugares claves y donde se definen muchas de las causas por corrupción, lo fueron a partir de la sanción del nuevo Código Procesal Penal. De no haber hecho los nombramientos, advirtió la procuradora, “hubiera significado incumplir con una manda legal
sobre todo cuando la escasez de fiscalías va en directo perjuicio al esclarecimiento de los casos y la lucha contra la impunidad que corresponde a los fiscales como los titulares de la acción penal”.

comentarios

imagen imagen
Login