Cargando...
Por Redacción

La Presidenta “tiene que echar a la cúpula de Seguridad”



El fiscal Alberto Nisman fue hallado muerto en su departamento de Puerto Madero. Desde el primer momento, fueron varios los voceros oficiales que abonaron la teoría del suicidio. Incluso la propia presidente Cristina Kirchner habló en esos términos en la carta publicada el lunes 19 de enero. Este jueves, la jefa de Estado introdujo una nueva mirada: “Estoy convencida de que no fue suicidio”.


El cambio de postura del Ejecutivo generó repercusiones en la oposición. El radical Ernesto Sanz fue uno de los más duros. Planteó que si la Presidente cree que la muerte de Nisman no fue un suicidio, tiene que echar a los integrantes de la cúpula de seguridad, quienes tenían a su cargo la custodia del fiscal.


“Esto es gravísimo. Pasar de alentar la hipótesis del suicidio al asesinato, tiene que tener consecuencias. Si primero creían que era suicidio y ahora no es porque hay alguien vinculado al Estado que los convenció de esto. Y hay que llevarlo rápidamente a la Justicia”, analizó Sanz.


El senador nacional por la provincia de Mendoza dijo que la jefa de Estado se parece más a una comentarista de hechos policiales que a un líder que tiene que tranquilizar a los 40 millones de argentinos. “Esta carta no puede ser la posición de alguien que tiene que llevar tranquilidad a la población”, sintetizó.


La diputada nacional del PRO Laura Alonso cree que el cambio de postura de la Jefa de Estado demuestra que la Argentina “se quedó sin Gobierno” y tiene “un Estado muy débil”. “La verdad que no sabía que teníamos a Roberto Canaletti como presidente de la Nación”, ironizó la legisladora. Canaletti es un periodista de Canal 13 que suele cubrir los casos policiales más rimbombantes.


El precandidato a gobernador del Frente Renovador Francisco de Narváez planteó objeciones con respecto al modo en que la Presidente eligió para referirse a un caso que generó conmoción y estupor. “Señora Presidente, usted no tiene el derecho de intervenir en la independencia de la Justicia con esta tragedia; le pido que deje actuar como una adolescente que busca condicionar desde su cuenta de Facebook”, aseguró De Narváez en diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre./ Fuente: Infobae.com


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

La Presidenta “tiene que echar a la cúpula de Seguridad”

El fiscal Alberto Nisman fue hallado muerto en su departamento de Puerto Madero. Desde el primer momento, fueron varios los voceros oficiales que abonaron la teoría del suicidio. Incluso la propia presidente Cristina Kirchner habló en esos términos en la carta publicada el lunes 19 de enero. Este jueves, la jefa de Estado introdujo una nueva mirada: “Estoy convencida de que no fue suicidio”.

El cambio de postura del Ejecutivo generó repercusiones en la oposición. El radical Ernesto Sanz fue uno de los más duros. Planteó que si la Presidente cree que la muerte de Nisman no fue un suicidio, tiene que echar a los integrantes de la cúpula de seguridad, quienes tenían a su cargo la custodia del fiscal.

“Esto es gravísimo. Pasar de alentar la hipótesis del suicidio al asesinato, tiene que tener consecuencias. Si primero creían que era suicidio y ahora no es porque hay alguien vinculado al Estado que los convenció de esto. Y hay que llevarlo rápidamente a la Justicia”, analizó Sanz.

El senador nacional por la provincia de Mendoza dijo que la jefa de Estado se parece más a una comentarista de hechos policiales que a un líder que tiene que tranquilizar a los 40 millones de argentinos. “Esta carta no puede ser la posición de alguien que tiene que llevar tranquilidad a la población”, sintetizó.

La diputada nacional del PRO Laura Alonso cree que el cambio de postura de la Jefa de Estado demuestra que la Argentina “se quedó sin Gobierno” y tiene “un Estado muy débil”. “La verdad que no sabía que teníamos a Roberto Canaletti como presidente de la Nación”, ironizó la legisladora. Canaletti es un periodista de Canal 13 que suele cubrir los casos policiales más rimbombantes.

El precandidato a gobernador del Frente Renovador Francisco de Narváez planteó objeciones con respecto al modo en que la Presidente eligió para referirse a un caso que generó conmoción y estupor. “Señora Presidente, usted no tiene el derecho de intervenir en la independencia de la Justicia con esta tragedia; le pido que deje actuar como una adolescente que busca condicionar desde su cuenta de Facebook”, aseguró De Narváez en diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre./ Fuente: Infobae.com

comentarios

imagen imagen
Login