Cargando...
Por Redacción

La nieta 117 es mendocina



La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, anunció hoy formalmente la identificación de la nieta número 117, hija de desaparecidos durante la última dictadura militar, y celebró el trabajo de la organización, con la colaboración del Estado.


“Bienvenida, nieta número 117. Y por muchos nietos más”, celebró la dirigente, en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, ubicada en el barrio porteño de Balvanera, tras contar cómo se logró la identificación de la nieta, hija de los detenidos desaparecidos Walter Hernán Domínguez y Gladys Castro.


Durante la conferencia de prensa, de la que participaron el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, y el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, Carlotto relató la desaparición del matrimonio Domínguez-Castro, que esperaba un bebé, en Godoy Cruz, en marzo de 1978, en plena dictadura.


La familia de Walter, un joven que militaba en el Partido Comunista Marxista Leninista, y la de Gladys, que estaba embarazada de seis meses al momento del secuestro junto a su pareja, perpetrado el 9 de diciembre de 1977, recurrió “al Arzobispado, a la SIDE (ex Secretaría de Inteligencia del Estado) y a la Brigada Aérea, y presentó hábeas corpus, y en ningún lugar recibieron respuesta”, contó Carlotto.


1a


Entonces, relató, las familias Domínguez y Castro se contactaron con Abuelas de Plaza de Mayo, radicaron la denuncia por la desaparición del matrimonio y “viajaron regularmente a Buenos Aires a aportar datos”.


Señaló que “en febrero de este año llamaron a la mujer, flamante nieta restituida”, para invitarla a realizarse un estudio de ADN, sobre la base de información de la que disponía la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi).


“La nieta accedió a realizarse el estudio 16 de junio de este año y el jueves último, 27 de agosto, el Banco Nacional de Datos Genéticos indicó que la joven es hija de ellos, y se les informó a las dos abuelas”, afirmó Estela de Carlotto, tras lo cual señaló que la noticia fue recibida “con beneplácito” por la nieta recuperada.


“El derecho a la identidad se recupera una vez más en este país con la colaboración del Estado”, resaltó la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y destacó que “la sociedad no quiere volver a sufrir dictaduras terroristas”.


Dijo que espera que el “abrazo” entre la nieta y sus abuelas “se materialice en estos días”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

La nieta 117 es mendocina

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, anunció hoy formalmente la identificación de la nieta número 117, hija de desaparecidos durante la última dictadura militar, y celebró el trabajo de la organización, con la colaboración del Estado.

“Bienvenida, nieta número 117. Y por muchos nietos más”, celebró la dirigente, en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, ubicada en el barrio porteño de Balvanera, tras contar cómo se logró la identificación de la nieta, hija de los detenidos desaparecidos Walter Hernán Domínguez y Gladys Castro.

Durante la conferencia de prensa, de la que participaron el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, y el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, Carlotto relató la desaparición del matrimonio Domínguez-Castro, que esperaba un bebé, en Godoy Cruz, en marzo de 1978, en plena dictadura.

La familia de Walter, un joven que militaba en el Partido Comunista Marxista Leninista, y la de Gladys, que estaba embarazada de seis meses al momento del secuestro junto a su pareja, perpetrado el 9 de diciembre de 1977, recurrió “al Arzobispado, a la SIDE (ex Secretaría de Inteligencia del Estado) y a la Brigada Aérea, y presentó hábeas corpus, y en ningún lugar recibieron respuesta”, contó Carlotto.

1a

Entonces, relató, las familias Domínguez y Castro se contactaron con Abuelas de Plaza de Mayo, radicaron la denuncia por la desaparición del matrimonio y “viajaron regularmente a Buenos Aires a aportar datos”.

Señaló que “en febrero de este año llamaron a la mujer, flamante nieta restituida”, para invitarla a realizarse un estudio de ADN, sobre la base de información de la que disponía la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi).

“La nieta accedió a realizarse el estudio 16 de junio de este año y el jueves último, 27 de agosto, el Banco Nacional de Datos Genéticos indicó que la joven es hija de ellos, y se les informó a las dos abuelas”, afirmó Estela de Carlotto, tras lo cual señaló que la noticia fue recibida “con beneplácito” por la nieta recuperada.

“El derecho a la identidad se recupera una vez más en este país con la colaboración del Estado”, resaltó la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y destacó que “la sociedad no quiere volver a sufrir dictaduras terroristas”.

Dijo que espera que el “abrazo” entre la nieta y sus abuelas “se materialice en estos días”.

comentarios

imagen imagen
Login