ciudadanodiario.com.ar
La mitad de los mendocinos no viajará durante el verano
Cargando...
Por Redacción

La mitad de los mendocinos no viajará durante el verano



El Ciudadano realizó una encuesta entre sus lectores en relación a las vacaciones de temporada estival. Así, 400 personas respondieron a la pregunta: “¿Viajará durante este verano?”, de las cuales 197 contestaron que no. Las 203 restantes respondieron afirmativamente, aunque la mayoría (177) señaló que visitará lugares ubicados dentro del país.

De esta forma, aquellos que se inclinaron por la negativa fueron repreguntados en función de que explicaran el motivo por el cual pasarán todo el verano en casa y los motivos argumentados fueron: los altos costos y la necesidad de ahorro relacionado a un proyecto habitacional. Esto, sin dudas, marca un incremento en el sector de la construcción pero también refleja una importante disminución de la actividad turística atada a la crisis inflacionaria por la que hoy atraviesa la nación entera.


Viajar ya es una excentricidad

Los alquileres en la costa argentina aumentaron entre un 25% y 30%, arrendar en Chile cobrando en pesos también se hace difícil (aumentó el peso chileno) y el combustible, a pesar de la reciente disminución de precios del 5%, el litro todavía cuesta mucho más que en diciembre del año pasado. Producto de la realidad inflacionaria, los paquetes turísticos, tanto al exterior como en el interior del país, incrementaron sus costos en un 15% aproximado y lo mismo sucede con los pasajes de colectivos de larga distancia. Lo único que bajó y no es significativo son los pasajes de avión. La notable bajas en las ventas determinaron que la mayoría de las aerolíneas que operan en Mendoza tuvieran que extender los plazos de precios promocionales para motivar un verano que turísticamente se avecina flojito.


Al ritmo del dólar

Por la devaluación del peso, enero será distinto a febrero en el comparativo entre la temporada estival de 2014 y la que llegará en 2015. Las monedas de Brasil, Chile y Uruguay tuvieron comportamientos distintos, lo que hace que algunos destinos sean más baratos que otros, aunque todos presentan subas en contraste con las anteriores vacaciones. En consecuencia, el turismo interno se presenta como la mejor propuesta turística a pesar de los fuertes incrementos.

Por eso, quienes opten por hacer turismo dentro de la Argentina, se encontrarán con la novedad de que, en esta temporada veraniega que se avecina, en total deberán desembolsar, como mínimo, un 25% más que durante la anterior.

Cabe destacar que este incremento resultará cinco puntos más que el porcentaje de suba que se había aplicado, en promedio, a través de operadores turísticos, restaurantes, hoteles y propietarios de inmuebles, durante la temporada estival de 2013, tanto en la costa atlántica como en otras provincias.

Paralelamente, quienes apunten a descansar en lugares más alejados y se decidan a cruzar la frontera, deberán evaluar si, en términos de dólar, la ecuación se les encareció o se les abarató respecto del último verano.


Poner el auto a punto, hasta un 70% más caro

El mantenimiento para que la movilidad quede a punto es recomendada si se van a hacer grandes distancias, como un viaje a Córdoba, en el que hay 1.200 kilómetros de ida y vuelta, o a Mar del Plata, en el que se recorren 2.500 kilómetros para ir y regresar.

Los mecánicos señalan que lo que debe revisarse es el combo de cambio de aceite, filtros (nafta, aire y aceite), un diagnóstico básico de frenos y tren delantero, cambio de cubiertas y hacerle alineación y balanceo (ver infografía), lo que para un VW Bora o un Peugeot 408 (gama media-alta) está en $10.250, mientras que el año pasado se encontraba en $5.961 (un 72% de aumento). Aunque el cliente puede recurrir a una opción más barata si elude el recambio de los cuatro neumáticos. Así, hoy la suma daría $2.250./ Orlando Tirapu


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

La mitad de los mendocinos no viajará durante el verano

El Ciudadano realizó una encuesta entre sus lectores en relación a las vacaciones de temporada estival. Así, 400 personas respondieron a la pregunta: “¿Viajará durante este verano?”, de las cuales 197 contestaron que no. Las 203 restantes respondieron afirmativamente, aunque la mayoría (177) señaló que visitará lugares ubicados dentro del país.
De esta forma, aquellos que se inclinaron por la negativa fueron repreguntados en función de que explicaran el motivo por el cual pasarán todo el verano en casa y los motivos argumentados fueron: los altos costos y la necesidad de ahorro relacionado a un proyecto habitacional. Esto, sin dudas, marca un incremento en el sector de la construcción pero también refleja una importante disminución de la actividad turística atada a la crisis inflacionaria por la que hoy atraviesa la nación entera.

Viajar ya es una excentricidad
Los alquileres en la costa argentina aumentaron entre un 25% y 30%, arrendar en Chile cobrando en pesos también se hace difícil (aumentó el peso chileno) y el combustible, a pesar de la reciente disminución de precios del 5%, el litro todavía cuesta mucho más que en diciembre del año pasado. Producto de la realidad inflacionaria, los paquetes turísticos, tanto al exterior como en el interior del país, incrementaron sus costos en un 15% aproximado y lo mismo sucede con los pasajes de colectivos de larga distancia. Lo único que bajó y no es significativo son los pasajes de avión. La notable bajas en las ventas determinaron que la mayoría de las aerolíneas que operan en Mendoza tuvieran que extender los plazos de precios promocionales para motivar un verano que turísticamente se avecina flojito.

Al ritmo del dólar
Por la devaluación del peso, enero será distinto a febrero en el comparativo entre la temporada estival de 2014 y la que llegará en 2015. Las monedas de Brasil, Chile y Uruguay tuvieron comportamientos distintos, lo que hace que algunos destinos sean más baratos que otros, aunque todos presentan subas en contraste con las anteriores vacaciones. En consecuencia, el turismo interno se presenta como la mejor propuesta turística a pesar de los fuertes incrementos.
Por eso, quienes opten por hacer turismo dentro de la Argentina, se encontrarán con la novedad de que, en esta temporada veraniega que se avecina, en total deberán desembolsar, como mínimo, un 25% más que durante la anterior.
Cabe destacar que este incremento resultará cinco puntos más que el porcentaje de suba que se había aplicado, en promedio, a través de operadores turísticos, restaurantes, hoteles y propietarios de inmuebles, durante la temporada estival de 2013, tanto en la costa atlántica como en otras provincias.
Paralelamente, quienes apunten a descansar en lugares más alejados y se decidan a cruzar la frontera, deberán evaluar si, en términos de dólar, la ecuación se les encareció o se les abarató respecto del último verano.

Poner el auto a punto, hasta un 70% más caro
El mantenimiento para que la movilidad quede a punto es recomendada si se van a hacer grandes distancias, como un viaje a Córdoba, en el que hay 1.200 kilómetros de ida y vuelta, o a Mar del Plata, en el que se recorren 2.500 kilómetros para ir y regresar.
Los mecánicos señalan que lo que debe revisarse es el combo de cambio de aceite, filtros (nafta, aire y aceite), un diagnóstico básico de frenos y tren delantero, cambio de cubiertas y hacerle alineación y balanceo (ver infografía), lo que para un VW Bora o un Peugeot 408 (gama media-alta) está en $10.250, mientras que el año pasado se encontraba en $5.961 (un 72% de aumento). Aunque el cliente puede recurrir a una opción más barata si elude el recambio de los cuatro neumáticos. Así, hoy la suma daría $2.250./ Orlando Tirapu

comentarios

Login