ciudadanodiario.com.ar
La justicia frenó operatorias en empresas de Cristóbal López
Cargando...
Por Redacción

La justicia frenó operatorias en empresas de Cristóbal López



El juez federal en lo  Contencioso Administrativo Esteban Furnari dictó hoy una medida  cautelar que frena la división del Grupo Indalo, tal como  pretendían sus socios Cristóbal López y Fabián de Sousa, y  dispuso la intervención del holding hasta tanto la empresa Oil  Combustibles cancele la deuda millonaria que mantiene con la  AFIP.


De esta manera, la Justicia dio lugar al pedido efectuado  por la AFIP de “no innovar contra las empresas OIL  Combustibles, Inversora M&S SA y OIL M&S Sa”, pertenecientes al  Grupo Indalo, evitando su desmembramiento.


“Se dispone cautelarmente que la empresa y sus sociedades se  abstengan de realizar cualquier acto que implique su separación  del Grupo Indalo”, concluye el fallo, que advierte que Oil  Combustibles mantiene una deuda con el fisco nacional que  asciende a la suma de 7.665.771.438 pesos en concepto de  impuesto sobre la Transferencia de Combustibles.


Furnari también designó al contador público nacional y  perito judicial Marcelo Fabián Manograsso como interventor en  Oil Combustibles, para que “a través de un veedor, sin  interferir en la administración de las sociedades, se ejerza un  control de la evolución de las inversiones realizadas por las  empresas del grupo”.


La AFIP apuntó que “la mala fe de OIL combustibles SA, y de  las restantes sociedades del grupo se enmarca en el uso abusivo  del negocio societario que se configura mediante el  entrecruzamiento financiero para beneficio de la sociedad  controlante en el grupo participacional y de los accionistas y  socios controlantes, en lo personal y en detrimento de la  sociedad controlada, con daño para los acreedores y accionistas  o socios extraños de la misma”.


En una solicitada, antes de la publicación del fallo de  Furnari, la empresa Oil se defendió de las acusaciones al  sostener que la situación en la que está envuelta es un hecho  “de carácter eminentemente  político”.


Explicó además que “las operaciones de crédito existente”  entre Oil Combustibles y el holding “en ningún caso tuvieron  como destino el patrimonio personal de los accionistas”, y  precisó que “tanto en sus balances como en las declaraciones  juradas ante la  AFIP, han declarado con exactitud y  transparencia los impuestos por las actividades que  desarrollan”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

La justicia frenó operatorias en empresas de Cristóbal López

El juez federal en lo  Contencioso Administrativo Esteban Furnari dictó hoy una medida  cautelar que frena la división del Grupo Indalo, tal como  pretendían sus socios Cristóbal López y Fabián de Sousa, y  dispuso la intervención del holding hasta tanto la empresa Oil  Combustibles cancele la deuda millonaria que mantiene con la  AFIP.

De esta manera, la Justicia dio lugar al pedido efectuado  por la AFIP de “no innovar contra las empresas OIL  Combustibles, Inversora M&S SA y OIL M&S Sa”, pertenecientes al  Grupo Indalo, evitando su desmembramiento.

“Se dispone cautelarmente que la empresa y sus sociedades se  abstengan de realizar cualquier acto que implique su separación  del Grupo Indalo”, concluye el fallo, que advierte que Oil  Combustibles mantiene una deuda con el fisco nacional que  asciende a la suma de 7.665.771.438 pesos en concepto de  impuesto sobre la Transferencia de Combustibles.

Furnari también designó al contador público nacional y  perito judicial Marcelo Fabián Manograsso como interventor en  Oil Combustibles, para que “a través de un veedor, sin  interferir en la administración de las sociedades, se ejerza un  control de la evolución de las inversiones realizadas por las  empresas del grupo”.

La AFIP apuntó que “la mala fe de OIL combustibles SA, y de  las restantes sociedades del grupo se enmarca en el uso abusivo  del negocio societario que se configura mediante el  entrecruzamiento financiero para beneficio de la sociedad  controlante en el grupo participacional y de los accionistas y  socios controlantes, en lo personal y en detrimento de la  sociedad controlada, con daño para los acreedores y accionistas  o socios extraños de la misma”.

En una solicitada, antes de la publicación del fallo de  Furnari, la empresa Oil se defendió de las acusaciones al  sostener que la situación en la que está envuelta es un hecho  “de carácter eminentemente  político”.

Explicó además que “las operaciones de crédito existente”  entre Oil Combustibles y el holding “en ningún caso tuvieron  como destino el patrimonio personal de los accionistas”, y  precisó que “tanto en sus balances como en las declaraciones  juradas ante la  AFIP, han declarado con exactitud y  transparencia los impuestos por las actividades que  desarrollan”.

comentarios

Login