ciudadanodiario.com.ar
La hicieron ir a San Juan para estafarla
Cargando...
Por Redacción

La hicieron ir a San Juan para estafarla



Una mujer recibió un llamado a su celular, donde le decían que necesitaban una importante suma de dinero porque su hijo estaba internado en la provincia de San Juan. Para esto, dispusieron de un remis que pasó a buscar a la madre, la llevaron a la vecina provincia, entregó el dinero y tuvo que volverse, ya que su hijo no estaba allí. Sucedió en la madrugada del viernes.


Susana Mirtha Peralta, de 71 años, atendió el celular: allí le informaban que la iban a pasar a buscar por su domicilio para llevarla a San Juan. Una vez arribada a la ciudad capital, un hombre la estaba esperando en una esquina que la mujer no pudo identificar. Hizo entrega del dinero, y allí le dijeron dónde estaba internado su hijo.


Al acercarse al nosocomio, nadie pudo decirle absolutamente nada. Su hijo no estaba ahí, el hombre que recibió el dinero había desaparecido, y nadie pudo aclararle la situación. Volvió a Mendoza en el mismo remis en el que había partido, y radicó la denuncia correspondiente.


El auto que la llevó y la trajo pertenece a la empresa Brisas Remís. Es un coche de color gris, aditamento 214.


El hecho quedó caratulado como “Estafa”, y está en manos de la Fiscalía 8° de la Comisaría 25°.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

La hicieron ir a San Juan para estafarla

Una mujer recibió un llamado a su celular, donde le decían que necesitaban una importante suma de dinero porque su hijo estaba internado en la provincia de San Juan. Para esto, dispusieron de un remis que pasó a buscar a la madre, la llevaron a la vecina provincia, entregó el dinero y tuvo que volverse, ya que su hijo no estaba allí. Sucedió en la madrugada del viernes.

Susana Mirtha Peralta, de 71 años, atendió el celular: allí le informaban que la iban a pasar a buscar por su domicilio para llevarla a San Juan. Una vez arribada a la ciudad capital, un hombre la estaba esperando en una esquina que la mujer no pudo identificar. Hizo entrega del dinero, y allí le dijeron dónde estaba internado su hijo.

Al acercarse al nosocomio, nadie pudo decirle absolutamente nada. Su hijo no estaba ahí, el hombre que recibió el dinero había desaparecido, y nadie pudo aclararle la situación. Volvió a Mendoza en el mismo remis en el que había partido, y radicó la denuncia correspondiente.

El auto que la llevó y la trajo pertenece a la empresa Brisas Remís. Es un coche de color gris, aditamento 214.

El hecho quedó caratulado como “Estafa”, y está en manos de la Fiscalía 8° de la Comisaría 25°.

comentarios

Login