Juventud estancada: en Mendoza 40 mil jóvenes no estudian ni trabajan
Cargando...
Por Redacción

Juventud estancada: en Mendoza 40 mil jóvenes no estudian ni trabajan



En nuestra provincia, unos 40.000 jóvenes de entre 18 y 25 años están marginados del sistema laboral y educativo.

Los denominados ‘ni-ni’ (ni estudian ni trabajan) son cada vez más, y durante los últimos cinco años, las tasas de desempleo y deserción escolar en los niveles secundarios y terciarios se incrementaron un 13%.


Los datos en cuestión figuran en un informe presentado en el marco del simposio ‘El talento joven y perspectivas sobre el futuro del trabajo’, organizado por la bolsa de empleo Adecco.


A nivel nacional, son más de un millón los jóvenes que, por falta de posibilidades económicas y sociales, no hacen nada con sus vidas.


Ni vagos ni drogadictos


Una buena parte del imaginario colectivo sobre los que no estudian ni trabajan habla de adolescentes ‘vagos’ vinculados con el consumo de drogas y el delito. Sin embargo, la mayoría de los ‘ni-ni’ en Mendoza son jóvenes mujeres que mantienen un hogar con niños pequeños y representan el 70% del total.


Lo grave es que, dentro del millón de jóvenes argentinos sin actividad, más de 700 mil ni siquiera están buscando insertarse en el mercado laboral. De ese total, 589 mil son mujeres y 179 mil son varones.


Los mejores egresados, desempleados


Otro dato llamativo y preocupante es que la Argentina cuenta con las mejores universidades de América latina, pero las tasas de empleo joven, por el contrario, son las más bajas, según el reporte.


Los datos locales y nacionales fueron presentados en el simposio desarrollado por la consultora, en el marco de la visita al país del CEO del grupo, Alain Dehaze.


A fin de agosto, el INDEC volvió a informar sobre los datos de desocupación en el país, luego de un año sin estadísticas oficiales. Según el organismo, el desempleo llegó en el segundo trimestre al 9,3% de la población activa, equivalente a 1.165.000 desocupados en los 31 aglomerados donde se hizo el relevamiento, pero proyectados a nivel nacional trepan a 1.550.000 personas.


En nuestro país hay 4,4 millones de jóvenes, de los cuales un 34,2% trabaja, un 26,7% dedica su tiempo a estudiar, un 10,3% realiza las dos actividades y un 3,3% estudia y busca trabajo, de acuerdo con el sondeo de Adecco.


Chicos y ‘negreados’


Consultados acerca de si alguna vez recibieron algún pago en negro, la mayoría de los jóvenes respondió de manera afirmativa (76%) y por otra parte, el 55% admite que ser joven no lo limita a la hora de conseguir empleo, mientras que el 45% sostiene que su temprana edad es una dificultad.


A la hora de buscar trabajo, los candidatos utilizan en mayor medida portales de empleo (64%), mientras que un 19% consulta en agencias y en menor medida lo hacen a través de diarios.


Mendoza, poco generosa


Acerca de las zonas geográficas en las que encuentran más ofertas, dentro de Buenos Aires, la mayor demanda es en CABA (72%), en un 9% en la zona Norte, 5% en la Sur y 3% en la Oeste. Luego 4% en la región patagónica, 3% en la región de Cuyo, 3% en la región litoral y 1% en el Norte argentino.


Diputado Borsani: “Los jóvenes no tienen trabajo por falta de experiencia”


El diputado radical Luis Borsani propuso modificaciones para el proyecto de ‘Primer Empleo y Fomento’ a la formalización de nuevos empleos. Se trata de cambios en tres artículos para que puedan ser beneficiadas las zonas donde la desocupación esté registrando tasas superiores al promedio nacional de las zonas urbanas relevadas en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC. De esa manera, los beneficios adicionales que propone la ley original se extenderían a las localidades que están en una situación vulnerable en cuanto al empleo joven.

En comunicación con El Ciudadano, Borsani dijo: “En una primera etapa, desde el Gobierno se puso el ojo en los sectores más vulnerables, y uno de los sectores de la sociedad con más problemas son los jóvenes. El problema es que todavía hay muchos que no tienen trabajo, y esta ley es muy importante para los jóvenes que están entre los 18 y 24 años , porque aún habiendo tenido algún trabajo en los últimos 36 meses, es decir, en los últimos tres años, beneficia a aquellos empleadores que los puedan tomar, en dos sentidos, primero porque le disminuye las cargas sociales y patronales a excepción de la obra social y ART, y además porque le bonifica con dinero al empleador para que pague parte del sueldo, que en algunos casos llega a $900 por cada nuevo empleado. Todo esto si además no disminuye personal de su planta. En esto los gremios tenían algún temor de que tomaran un empleado nuevo y echaran a uno viejo, pero la ley prohíbe esto. Y justamente los jóvenes tienen problemas para ingresar porque no tienen experiencia, y el empleador prefiere a alguien con experiencia y no a un joven”.

Finalmente, y a modo de análisis económico de cara al futuro, el diputado señaló: “Todo indicaría que a fines de este año y en el que viene, la actividad económica se reactivaría, porque empezaron a moverse los índices desde un punto de vista positivo, y todo indicaría que vamos a tener un 2017 con crecimiento, inclusive con índices por encima de los países de la región”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Juventud estancada: en Mendoza 40 mil jóvenes no estudian ni trabajan

imagen

En nuestra provincia, unos 40.000 jóvenes de entre 18 y 25 años están marginados del sistema laboral y educativo.
Los denominados ‘ni-ni’ (ni estudian ni trabajan) son cada vez más, y durante los últimos cinco años, las tasas de desempleo y deserción escolar en los niveles secundarios y terciarios se incrementaron un 13%.

Los datos en cuestión figuran en un informe presentado en el marco del simposio ‘El talento joven y perspectivas sobre el futuro del trabajo’, organizado por la bolsa de empleo Adecco.

A nivel nacional, son más de un millón los jóvenes que, por falta de posibilidades económicas y sociales, no hacen nada con sus vidas.

Ni vagos ni drogadictos

Una buena parte del imaginario colectivo sobre los que no estudian ni trabajan habla de adolescentes ‘vagos’ vinculados con el consumo de drogas y el delito. Sin embargo, la mayoría de los ‘ni-ni’ en Mendoza son jóvenes mujeres que mantienen un hogar con niños pequeños y representan el 70% del total.

Lo grave es que, dentro del millón de jóvenes argentinos sin actividad, más de 700 mil ni siquiera están buscando insertarse en el mercado laboral. De ese total, 589 mil son mujeres y 179 mil son varones.

Los mejores egresados, desempleados

Otro dato llamativo y preocupante es que la Argentina cuenta con las mejores universidades de América latina, pero las tasas de empleo joven, por el contrario, son las más bajas, según el reporte.

Los datos locales y nacionales fueron presentados en el simposio desarrollado por la consultora, en el marco de la visita al país del CEO del grupo, Alain Dehaze.

A fin de agosto, el INDEC volvió a informar sobre los datos de desocupación en el país, luego de un año sin estadísticas oficiales. Según el organismo, el desempleo llegó en el segundo trimestre al 9,3% de la población activa, equivalente a 1.165.000 desocupados en los 31 aglomerados donde se hizo el relevamiento, pero proyectados a nivel nacional trepan a 1.550.000 personas.

En nuestro país hay 4,4 millones de jóvenes, de los cuales un 34,2% trabaja, un 26,7% dedica su tiempo a estudiar, un 10,3% realiza las dos actividades y un 3,3% estudia y busca trabajo, de acuerdo con el sondeo de Adecco.

Chicos y ‘negreados’

Consultados acerca de si alguna vez recibieron algún pago en negro, la mayoría de los jóvenes respondió de manera afirmativa (76%) y por otra parte, el 55% admite que ser joven no lo limita a la hora de conseguir empleo, mientras que el 45% sostiene que su temprana edad es una dificultad.

A la hora de buscar trabajo, los candidatos utilizan en mayor medida portales de empleo (64%), mientras que un 19% consulta en agencias y en menor medida lo hacen a través de diarios.

Mendoza, poco generosa

Acerca de las zonas geográficas en las que encuentran más ofertas, dentro de Buenos Aires, la mayor demanda es en CABA (72%), en un 9% en la zona Norte, 5% en la Sur y 3% en la Oeste. Luego 4% en la región patagónica, 3% en la región de Cuyo, 3% en la región litoral y 1% en el Norte argentino.

Diputado Borsani: “Los jóvenes no tienen trabajo por falta de experiencia”

El diputado radical Luis Borsani propuso modificaciones para el proyecto de ‘Primer Empleo y Fomento’ a la formalización de nuevos empleos. Se trata de cambios en tres artículos para que puedan ser beneficiadas las zonas donde la desocupación esté registrando tasas superiores al promedio nacional de las zonas urbanas relevadas en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC. De esa manera, los beneficios adicionales que propone la ley original se extenderían a las localidades que están en una situación vulnerable en cuanto al empleo joven.
En comunicación con El Ciudadano, Borsani dijo: “En una primera etapa, desde el Gobierno se puso el ojo en los sectores más vulnerables, y uno de los sectores de la sociedad con más problemas son los jóvenes. El problema es que todavía hay muchos que no tienen trabajo, y esta ley es muy importante para los jóvenes que están entre los 18 y 24 años , porque aún habiendo tenido algún trabajo en los últimos 36 meses, es decir, en los últimos tres años, beneficia a aquellos empleadores que los puedan tomar, en dos sentidos, primero porque le disminuye las cargas sociales y patronales a excepción de la obra social y ART, y además porque le bonifica con dinero al empleador para que pague parte del sueldo, que en algunos casos llega a $900 por cada nuevo empleado. Todo esto si además no disminuye personal de su planta. En esto los gremios tenían algún temor de que tomaran un empleado nuevo y echaran a uno viejo, pero la ley prohíbe esto. Y justamente los jóvenes tienen problemas para ingresar porque no tienen experiencia, y el empleador prefiere a alguien con experiencia y no a un joven”.
Finalmente, y a modo de análisis económico de cara al futuro, el diputado señaló: “Todo indicaría que a fines de este año y en el que viene, la actividad económica se reactivaría, porque empezaron a moverse los índices desde un punto de vista positivo, y todo indicaría que vamos a tener un 2017 con crecimiento, inclusive con índices por encima de los países de la región”.

comentarios

imagen imagen
Login