ciudadanodiario.com.ar
Justicia de Mendoza: Reformas en carpeta
Cargando...
Por Redacción

Justicia de Mendoza: Reformas en carpeta



La Justicia, tanto a nivel provincial como nacional, está en la mira de todos. Desde un político hasta un ciudadano común que escucha por ahí el nombre de un tal Fayt o un tal Nisman, por citar dos ejemplos, en estos últimos meses.


Con 65 años de edad y 20 de ellos puestos al servicio de la Justicia mendocina, Jorge Nanclares ofreció su opinión sobre la “embestida” que está sufriendo el juez nacional Carlos Fayt, cuestionado por su “idoneidad”. Asimismo, el magistrado analizó la actualidad de la Corte provincial, reconociendo la necesidad de hacer algunas reformas.


En diálogo con El Ciudadano, el juez demostró claridad conceptual para responder preguntas que le buscan respuesta a la falta de credibilidad que, hoy por hoy, existe sobre la Justicia.


En sus primeras declaraciones, Nanclares dio su punto de vista por lo de Fayt, rescatando la “brillantez” de un hombre de casi 100 años que está siendo cuestionado a más no poder.


“Lo de Fayt es una lucha entre el Poder Ejecutivo y el Judicial y por como está planteado entre la presidente Cristina Fernández y Ricardo Lorenzetti, no hay otra instancia para resolverlo que no sea con la confrontación. El doctor Fayt está siendo consecuente con lo que piensa desde que es ministro de la Corte Nacional y siempre actuó en defensa de la democracia y la independencia de poderes”, expresó el juez.


En esta arremetida contra el juez de 97 años, hay una mendocina que juega un rol preponderante: la diputada camporista Anabel Fernández Sagasti preside la Comisión de Juicio Político que investiga a Fayt.


“Es una chica que tiene pocos años de recibida, pertenece a La Cámpora y cumple las instrucciones que le da el Ejecutivo, nada más. Pienso que para ella debe ser un gran mérito que con pocos años de abogada presida la comisión que investiga a Fayt”, señaló Nanclares, con respecto a la funcionaria.


Redondeando su opinión sobre lo que está sucediendo con el longevo magistrado, el integrante de la Corte local apuntó que la “credibilidad de la Justicia” no depende del ministro Carlos Fayt.


“El tema de la credibilidad pasa por si la Justicia tiene la capacidad  o no de resolver otras cuestiones claves como la inseguridad, el narcotráfico, la violencia intrafamiliar, la corrupción y los delitos deportivos; todo esto afecta mucho más a la Justicia que lo de Fayt, que es sólo una lucha política”, afirmó.


Necesidad de reformas


Ya en el plano provincial, el juez Jorge Nanclares hizo un sincero balance sobre la Justicia mendocina. Sin evadir el tema, el magistrado insistió en la necesidad de aplicar algunas reformas en pos de mejorar el trabajo judicial.


“La Justicia mendocina tiene los mismos problemas que todo el país, hay una sociedad que descree de los políticos, de las instituciones y, a su vez, existe una institucionalidad que no da respuestas adecuadas a las demandas sociales por lo que la imagen de la Justicia es tan mala como la de un político. Reconozco que en Mendoza está funcionando anticuadamente y eso hace que no se puedan dar las respuestas necesarias; nuestra responsabilidad es tratar de producir las reformas judiciales para dar las respuestas que se necesitan”, indicó.


El juez añadió que “hay tres sectores en donde la demanda de justicia es mayor a la capacidad de respuesta, hablo de la Justicia Laboral, Penal (existen respuestas más o menos adecuadas en los pocos casos que llegan a juicio y la mayoría de las cusas quedan sin la debida investigación) y Familiar. En lo Civil estamos bien”.


Por último, el abogado le apuntó al rol de los medios: “Actualmente hay una mayor permeabilidad social, porque los medios transmiten todos los casos que ocurren, sean chicos o grandes, y eso produce que la gente encuentre capacidad de respuesta en los medios y no en la Justicia como debería ser; es un círculo vicioso que genera que se vea a la Justicia como algo ineficiente”.


Despolitizada e independiente


Mucho se habla de la relación política-Justicia. Primero fue con el caso de la muerte del fiscal Alberto Nisman (hombre a cargo de la investigación de la causa AMIA), luego de la renuncia de Ricardo Lorenzetti a la presidencia de la Corte Suprema a partir del 1 de enero próximo y, por último, con la embestida oficial para con el juez Carlos Fayt.


Al consultarte a Nanclares sobre si en nuestro territorio la Justicia se encuentra “politizada”, su respuesta fue concreta: “La Justicia en Mendoza no tiene militancia partidaria, la Corte como cuerpo ha respondido a demandas institucionales medianamente bien, creo que la Justicia no tiene corrupción. Todos los jueces tenemos una opinión política y yo la transmito en mi cátedra de la universidad y como juez trato de ser lo más independiente y parcial”.


En todo momento, el magistrado mendocino instó a los políticos a realizar su trabajo y a no mezclar los poderes.


“Lo importante acá es que la Justicia sea independiente, ningún Poder Ejecutivo, sea del color que sea, debe ser proclive a tomar la como parte de su gobierno”, puntualizó.


Abogados rechazan el ‘hostigamiento’ al juez Carlos Fayt


La Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) lanzó su “enérgico rechazo a todo tipo de presiones u hostigamientos” al ministro de la Corte Suprema Carlos Fayt y a otros organismos judiciales e instó a seguir “trabajando en la búsqueda de una Justicia independiente, eficaz y transparente”.


“Queremos expresar el enérgico rechazo a todo tipo de presiones u hostigamientos a personas u organismos llevadas adelante por cualquier Poder del Estado, a través de acciones reñidas con básicas normas de convivencia y decoro; que atentan contra el libre desempeño de las instituciones de la República”, precisó la FACA en un comunicado.


En ese sentido, expresó “su solidaridad hacia el doctor Carlos Fayt, destacando y valorando su brillante trayectoria al servicio del Derecho y la Justicia”.


La entidad consideró que los ataques del Gobierno al ministro de la Corte Suprema forman parte de “desagradables episodios entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial de la Nación, que lesionan el necesario marco de convivencia político institucional”.


El comunicado emitido por los abogados lleva la firma del presidente de la FACA, Ricardo De Felipe, y del secretario Juan Jorge Villa.


Julio Gómez a la corte: ‘altas’ chances de entrar


Durante la entrevista, Jorge Nanclares también se refirió a la situación de Julio Gómez, el hombre que aspira a ser el séptimo integrante de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza.


“Existen grandes probabilidades que Gómez sea quien ingrese a la Corte, reúne las condiciones para estar en el cargo de juez. La Corte Suprema puede funcionar con menos miembros pero preferimos que sea con siete integrantes”, confesó el magistrado de 65 años.


El juez también reconoció la militancia peronista del postulado por el Gobernador pero no sería un obstáculo. “Tiene experiencia y poca militancia”, agregó.


¿Quién es el postulante?


Julio Ramón Gómez tiene 63 años y se desempeña actualmente como Director de Asuntos Jurídicos y Secretario Relator del Tribunal de Cuentas de la Provincia.


El candidato de Paco a la Corte mendocina también se desempeñó como Director de Relaciones Laborales de la Subsecretaría de Trabajo y Seguridad Social, fue senador provincial y subsecretario de Justicia.


Recordemos que su nombre apareció en los medios luego de que le oficialismo no pudiese “colocar” a Miriam Gallardo (concejal de Maipú) en el máximo tribunal que tiene Mendoza. La poca experiencia hizo que no llegará a ese espacio./Jeremías Chacón


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Justicia de Mendoza: Reformas en carpeta

La Justicia, tanto a nivel provincial como nacional, está en la mira de todos. Desde un político hasta un ciudadano común que escucha por ahí el nombre de un tal Fayt o un tal Nisman, por citar dos ejemplos, en estos últimos meses.

Con 65 años de edad y 20 de ellos puestos al servicio de la Justicia mendocina, Jorge Nanclares ofreció su opinión sobre la “embestida” que está sufriendo el juez nacional Carlos Fayt, cuestionado por su “idoneidad”. Asimismo, el magistrado analizó la actualidad de la Corte provincial, reconociendo la necesidad de hacer algunas reformas.

En diálogo con El Ciudadano, el juez demostró claridad conceptual para responder preguntas que le buscan respuesta a la falta de credibilidad que, hoy por hoy, existe sobre la Justicia.

En sus primeras declaraciones, Nanclares dio su punto de vista por lo de Fayt, rescatando la “brillantez” de un hombre de casi 100 años que está siendo cuestionado a más no poder.

“Lo de Fayt es una lucha entre el Poder Ejecutivo y el Judicial y por como está planteado entre la presidente Cristina Fernández y Ricardo Lorenzetti, no hay otra instancia para resolverlo que no sea con la confrontación. El doctor Fayt está siendo consecuente con lo que piensa desde que es ministro de la Corte Nacional y siempre actuó en defensa de la democracia y la independencia de poderes”, expresó el juez.

En esta arremetida contra el juez de 97 años, hay una mendocina que juega un rol preponderante: la diputada camporista Anabel Fernández Sagasti preside la Comisión de Juicio Político que investiga a Fayt.

“Es una chica que tiene pocos años de recibida, pertenece a La Cámpora y cumple las instrucciones que le da el Ejecutivo, nada más. Pienso que para ella debe ser un gran mérito que con pocos años de abogada presida la comisión que investiga a Fayt”, señaló Nanclares, con respecto a la funcionaria.

Redondeando su opinión sobre lo que está sucediendo con el longevo magistrado, el integrante de la Corte local apuntó que la “credibilidad de la Justicia” no depende del ministro Carlos Fayt.

“El tema de la credibilidad pasa por si la Justicia tiene la capacidad  o no de resolver otras cuestiones claves como la inseguridad, el narcotráfico, la violencia intrafamiliar, la corrupción y los delitos deportivos; todo esto afecta mucho más a la Justicia que lo de Fayt, que es sólo una lucha política”, afirmó.

Necesidad de reformas

Ya en el plano provincial, el juez Jorge Nanclares hizo un sincero balance sobre la Justicia mendocina. Sin evadir el tema, el magistrado insistió en la necesidad de aplicar algunas reformas en pos de mejorar el trabajo judicial.

“La Justicia mendocina tiene los mismos problemas que todo el país, hay una sociedad que descree de los políticos, de las instituciones y, a su vez, existe una institucionalidad que no da respuestas adecuadas a las demandas sociales por lo que la imagen de la Justicia es tan mala como la de un político. Reconozco que en Mendoza está funcionando anticuadamente y eso hace que no se puedan dar las respuestas necesarias; nuestra responsabilidad es tratar de producir las reformas judiciales para dar las respuestas que se necesitan”, indicó.

El juez añadió que “hay tres sectores en donde la demanda de justicia es mayor a la capacidad de respuesta, hablo de la Justicia Laboral, Penal (existen respuestas más o menos adecuadas en los pocos casos que llegan a juicio y la mayoría de las cusas quedan sin la debida investigación) y Familiar. En lo Civil estamos bien”.

Por último, el abogado le apuntó al rol de los medios: “Actualmente hay una mayor permeabilidad social, porque los medios transmiten todos los casos que ocurren, sean chicos o grandes, y eso produce que la gente encuentre capacidad de respuesta en los medios y no en la Justicia como debería ser; es un círculo vicioso que genera que se vea a la Justicia como algo ineficiente”.

Despolitizada e independiente

Mucho se habla de la relación política-Justicia. Primero fue con el caso de la muerte del fiscal Alberto Nisman (hombre a cargo de la investigación de la causa AMIA), luego de la renuncia de Ricardo Lorenzetti a la presidencia de la Corte Suprema a partir del 1 de enero próximo y, por último, con la embestida oficial para con el juez Carlos Fayt.

Al consultarte a Nanclares sobre si en nuestro territorio la Justicia se encuentra “politizada”, su respuesta fue concreta: “La Justicia en Mendoza no tiene militancia partidaria, la Corte como cuerpo ha respondido a demandas institucionales medianamente bien, creo que la Justicia no tiene corrupción. Todos los jueces tenemos una opinión política y yo la transmito en mi cátedra de la universidad y como juez trato de ser lo más independiente y parcial”.

En todo momento, el magistrado mendocino instó a los políticos a realizar su trabajo y a no mezclar los poderes.

“Lo importante acá es que la Justicia sea independiente, ningún Poder Ejecutivo, sea del color que sea, debe ser proclive a tomar la como parte de su gobierno”, puntualizó.

Abogados rechazan el ‘hostigamiento’ al juez Carlos Fayt

La Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) lanzó su “enérgico rechazo a todo tipo de presiones u hostigamientos” al ministro de la Corte Suprema Carlos Fayt y a otros organismos judiciales e instó a seguir “trabajando en la búsqueda de una Justicia independiente, eficaz y transparente”.

“Queremos expresar el enérgico rechazo a todo tipo de presiones u hostigamientos a personas u organismos llevadas adelante por cualquier Poder del Estado, a través de acciones reñidas con básicas normas de convivencia y decoro; que atentan contra el libre desempeño de las instituciones de la República”, precisó la FACA en un comunicado.

En ese sentido, expresó “su solidaridad hacia el doctor Carlos Fayt, destacando y valorando su brillante trayectoria al servicio del Derecho y la Justicia”.

La entidad consideró que los ataques del Gobierno al ministro de la Corte Suprema forman parte de “desagradables episodios entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial de la Nación, que lesionan el necesario marco de convivencia político institucional”.

El comunicado emitido por los abogados lleva la firma del presidente de la FACA, Ricardo De Felipe, y del secretario Juan Jorge Villa.

Julio Gómez a la corte: ‘altas’ chances de entrar

Durante la entrevista, Jorge Nanclares también se refirió a la situación de Julio Gómez, el hombre que aspira a ser el séptimo integrante de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza.

“Existen grandes probabilidades que Gómez sea quien ingrese a la Corte, reúne las condiciones para estar en el cargo de juez. La Corte Suprema puede funcionar con menos miembros pero preferimos que sea con siete integrantes”, confesó el magistrado de 65 años.

El juez también reconoció la militancia peronista del postulado por el Gobernador pero no sería un obstáculo. “Tiene experiencia y poca militancia”, agregó.

¿Quién es el postulante?

Julio Ramón Gómez tiene 63 años y se desempeña actualmente como Director de Asuntos Jurídicos y Secretario Relator del Tribunal de Cuentas de la Provincia.

El candidato de Paco a la Corte mendocina también se desempeñó como Director de Relaciones Laborales de la Subsecretaría de Trabajo y Seguridad Social, fue senador provincial y subsecretario de Justicia.

Recordemos que su nombre apareció en los medios luego de que le oficialismo no pudiese “colocar” a Miriam Gallardo (concejal de Maipú) en el máximo tribunal que tiene Mendoza. La poca experiencia hizo que no llegará a ese espacio./Jeremías Chacón

comentarios

Login