ciudadanodiario.com.ar
Jorge Asís: “Acá tenemos que hablar de un asesinato”
Cargando...
Por Redacción

Jorge Asís: “Acá tenemos que hablar de un asesinato”



Fiel a su estilo, el periodista Jorge Asís se refirió a la muerte de Alberto Nisman en una entrevista con Marcelo Longobardi en radio Mitre. En esta nota, la transcripción de las palabras de Asís.


Los noto a todos muy prudentes. Esto o tiene que ver con alguna línea del Gobierno o es una operación de inteligencia clara contra el Gobierno. Con este hecho, el Gobierno internacionalmente se va a dar cuenta en un par de horas que quedó vacío de toda legitimidad moral. Esto es mucho más que un crimen.


Comprendo lo que puede padecer hoy la pobre fiscal que le toque este tema. Nadie puede pensar en un suicidio. Nadie lo veía al doctor Nisman con deseos de suicidarse. Acá lo que tenemos que hablar es de un asesinato. El comunicado del Ministerio de Seguridad habla del lugar del crimen. Si estamos hablando de un crimen, es un crimen absolutamente político. Y por el artículo excelente que leí en Infobae, el muchacho sabía que con esto se jugaba la vida.


A la distancia, yo no tengo por qué ser prudente. Esto es algo operado por algún sector del Gobierno que podía ser absolutamente perjudicado. Yo ayer escribí algunos tuits en los que lo nominaba Musimundo, porque tenía grabaciones de todos. Lo habían capitalizado con grabaciones hasta de la soprano mayor de la Argentina. Musimundo hoy iba al Congreso y el Cristinismo lo esperaba en una trampera. Patricia Bullrich y los opositores querían una reunión reservada, en la que por supuesto se puede hablar de otra manera. Pero si los cristinistas lo esperaban con televisores y todos los medios, cualquier cosa que él dijera podía ser muy prejuiciosa.


Esto o fue desde el Gobierno o fue contra el Gobierno. En cualquiera de los dos campos, el Gobierno carece de legitimidad moral. El ficcionista Capitanich hoy va a estar en un problema, porque carece de toda credibilidad.


La denuncia para mí era verosímil. Porque en realidad él tenía algunos teléfonos a partir de una evidencia que él tenía. Él sabía que Gils Carbó se lo quería cargar por una instrucción de la doctora mayor. Una orden para rebanarlo al fiscal Nisman. Ahí se precipita y larga todo lo que tiene.


Hoy el Gobierno lo que necesita es esclarecer inmediatamente el caso. Que no sea otra AMIA este crimen. Porque con este crimen, tiene que tomar conciencia que los despoja de cualquier viso de credibilidad o legitimidad.


Sería muy osado de mi parte arriesgar algo. Apelo a los sensatos de este Gobierno: Aníbal Fernández, la doctora, Julio de Vido, los que más o menos quedan con un poco de credibilidad y alguna idea concreta. Lo único que tienen que hacer es resolver esto rápido. No te diría con la rapidez de los franceses, pero con una buena rapidez. Que apelen a todos los medios, a todos los conocimientos que atañen a cada uno de los que rodeaba a Nisman, de los que tenían acceso a Nisman.


Acá no hay ningún suicidio. Mandaron para arriba a un tipo que generó una gran conmoción y que tenía pendiente al país. Tal vez fue un exceso de tapones de punta./ Fuente: Infobae.com


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Jorge Asís: “Acá tenemos que hablar de un asesinato”

Fiel a su estilo, el periodista Jorge Asís se refirió a la muerte de Alberto Nisman en una entrevista con Marcelo Longobardi en radio Mitre. En esta nota, la transcripción de las palabras de Asís.

Los noto a todos muy prudentes. Esto o tiene que ver con alguna línea del Gobierno o es una operación de inteligencia clara contra el Gobierno. Con este hecho, el Gobierno internacionalmente se va a dar cuenta en un par de horas que quedó vacío de toda legitimidad moral. Esto es mucho más que un crimen.

Comprendo lo que puede padecer hoy la pobre fiscal que le toque este tema. Nadie puede pensar en un suicidio. Nadie lo veía al doctor Nisman con deseos de suicidarse. Acá lo que tenemos que hablar es de un asesinato. El comunicado del Ministerio de Seguridad habla del lugar del crimen. Si estamos hablando de un crimen, es un crimen absolutamente político. Y por el artículo excelente que leí en Infobae, el muchacho sabía que con esto se jugaba la vida.

A la distancia, yo no tengo por qué ser prudente. Esto es algo operado por algún sector del Gobierno que podía ser absolutamente perjudicado. Yo ayer escribí algunos tuits en los que lo nominaba Musimundo, porque tenía grabaciones de todos. Lo habían capitalizado con grabaciones hasta de la soprano mayor de la Argentina. Musimundo hoy iba al Congreso y el Cristinismo lo esperaba en una trampera. Patricia Bullrich y los opositores querían una reunión reservada, en la que por supuesto se puede hablar de otra manera. Pero si los cristinistas lo esperaban con televisores y todos los medios, cualquier cosa que él dijera podía ser muy prejuiciosa.

Esto o fue desde el Gobierno o fue contra el Gobierno. En cualquiera de los dos campos, el Gobierno carece de legitimidad moral. El ficcionista Capitanich hoy va a estar en un problema, porque carece de toda credibilidad.

La denuncia para mí era verosímil. Porque en realidad él tenía algunos teléfonos a partir de una evidencia que él tenía. Él sabía que Gils Carbó se lo quería cargar por una instrucción de la doctora mayor. Una orden para rebanarlo al fiscal Nisman. Ahí se precipita y larga todo lo que tiene.

Hoy el Gobierno lo que necesita es esclarecer inmediatamente el caso. Que no sea otra AMIA este crimen. Porque con este crimen, tiene que tomar conciencia que los despoja de cualquier viso de credibilidad o legitimidad.

Sería muy osado de mi parte arriesgar algo. Apelo a los sensatos de este Gobierno: Aníbal Fernández, la doctora, Julio de Vido, los que más o menos quedan con un poco de credibilidad y alguna idea concreta. Lo único que tienen que hacer es resolver esto rápido. No te diría con la rapidez de los franceses, pero con una buena rapidez. Que apelen a todos los medios, a todos los conocimientos que atañen a cada uno de los que rodeaba a Nisman, de los que tenían acceso a Nisman.

Acá no hay ningún suicidio. Mandaron para arriba a un tipo que generó una gran conmoción y que tenía pendiente al país. Tal vez fue un exceso de tapones de punta./ Fuente: Infobae.com

comentarios

Login