Cargando...
Por Redacción

Investigan un misterioso ingreso a la computadora de Nisman



El peritaje sobre la computadora personal de Alberto Nisman arrojó un dato preliminar que podría marcar un giro en la causa: según un registro de la propia máquina, alguien habría ingresado en ella horas después de la muerte del fiscal.


De acuerdo con la información que encontraron los peritos, el acceso a la notebook, que el fiscal tenía en su departamento, fue a las 20.07 del domingo 18 de enero, cuando Nisman ya llevaba mucho tiempo muerto (dato en el que coinciden todos los informes médicos), pero faltaban todavía más de dos horas para que su madre y sus custodios lograran dar con él.


Según el registro informático, se trató de una entrada local, no remota, porque se detectó que se introdujeron tres pendrives en la máquina. Sospechan, además, que en esa operación se borró información, dijeron fuentes vinculadas con la causa. Pero los investigadores todavía no tienen clara la entidad del hallazgo.


Están trabajando para determinar con precisión qué significa y si pudo haber existido una adulteración. “El registro horario puede haber sido manipulado”, aseveró una fuente de la investigación, que consideró extraño que alguien haya entrado en el departamento de Nisman tantas horas después de su muerte, cuando su madre ya estaba en el edificio tratando de abrir la puerta.


Lo que ya se demostró es que la computadora no tenía mal la hora, algo que había sugerido la ex mujer de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado. Ella había advertido, en un escrito, que la hora que mostraba la computadora no coincidía con la de una foto tomada por la Policía sobre esa notebook, pero se demostró que el problema estaba en el reloj de la cámara de fotos. La prueba fue simple: en otra foto de la misma tanda, sacadas todas durante el operativo de la madrugada del 19 de enero, se ve la muñeca de la fiscal con un gran reloj. La hora que marca el reloj de Fein es la misma que la de la computadora.


El primer dato que se conoció de este peritaje, hace más de dos meses, fue otro registro de la misma notebook de Nisman: cerca de las 8 del domingo 18, se conectó a Internet y recorrió los portales de Perfil, Clarín y LA NACION y su correo electrónico Yahoo. Todo indica que fue el fiscal quien chequeó estas páginas, según creen los investigadores. Esto chocaba con la data de muerte original de la querella, que afirmaba que Nisman había fallecido el día anterior. Después de la junta médica, la querella amplió su rango de posible hora de muerte y llevó el límite hasta 24 horas antes de la autopsia; es decir, las 8 del domingo.


El fiscal tenía al menos cuatro computadoras, pero la notebook Samsung era la que él usaba. Cuando lo encontraron muerto, la máquina estaba en el cuarto de sus hijas, contiguo al suyo, una habitación que él solía utilizar como escritorio. En esta computadora, los peritos encontraron también los datos sobre los bienes de la familia Nisman, que hoy son investigados en la causa por lavado de dinero que se tramita en paralelo.


El descubrimiento del misterioso registro de las 20.07 tiene ya varias semanas. Advertida por los peritos, la fiscal Viviana Fein pidió estudios más complejos sobre la notebook, que se están haciendo en la División Cibercrimen de la Policía Metropolitana, la responsable del peritaje, del que participan también un experto designado por la querella, Gustavo Presman, y uno nombrado por la defensa de Diego Lagomarsino, Marcelo Torok.


Uno de los temas que se les pidió investigar ahora es cómo es posible que los tres pendrives registraran el mismo horario de ingreso en la máquina cuando se trata de una computadora que tiene sólo dos puertos USB. Una posibilidad que están chequeando es que hayan ingresado los tres en simultáneo por medio de un “hub USB”, un dispositivo con un cable que se conecta a la computadora y tiene varios puertos de entrada.


ACTA Y CONSTANCIA


Por el momento, el hallazgo del ingreso de las 20.07 no está detallado en el expediente. Lo que hay es un acta con una referencia genérica. De ese documento surge que el perito Torok pidió que quedara constancia de que habían encontrado “registros de conexiones de dispositivos USB en día y horario de relevancia” que tenían que “ser debidamente analizados”. El acta dice también que, dada la “trascendencia” de lo hallado, Torok quería que quedara la debida constancia.


De acuerdo con esa misma acta, Presman (por la querella) manifestó: “Dichos registros son de posible interés, no pudiendo establecerse en este acto la trascendencia de los mismos, debiendo ser previamente analizados en todo su contexto a fin de evitar informar sobre conjeturas que deben ser verificadas mediante el análisis completo”. Dijo, además, que “dichos hallazgos” serán plasmados en el informe final, una vez completadas las operaciones técnicas necesarias.


Nuevos datos que siembran dudas


Ingreso a la notebook:


Un peritaje indicó que la computadora que utilizaba Nisman registró actividad a las 20.07 del domingo 18, cuando el fiscal ya había fallecido


En simultáneo:


Según el registro, tres pendrives se conectaron al mismo tiempo en la computadora Samsung que solía usar el fiscal del caso AMIA


Eliminación de datos:


Los investigadores creen que se pudo haber borrado información. En esa máquina hallaron datos sobre bienes familiares que hoy son investigados en una causa por lavado.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Investigan un misterioso ingreso a la computadora de Nisman

El peritaje sobre la computadora personal de Alberto Nisman arrojó un dato preliminar que podría marcar un giro en la causa: según un registro de la propia máquina, alguien habría ingresado en ella horas después de la muerte del fiscal.

De acuerdo con la información que encontraron los peritos, el acceso a la notebook, que el fiscal tenía en su departamento, fue a las 20.07 del domingo 18 de enero, cuando Nisman ya llevaba mucho tiempo muerto (dato en el que coinciden todos los informes médicos), pero faltaban todavía más de dos horas para que su madre y sus custodios lograran dar con él.

Según el registro informático, se trató de una entrada local, no remota, porque se detectó que se introdujeron tres pendrives en la máquina. Sospechan, además, que en esa operación se borró información, dijeron fuentes vinculadas con la causa. Pero los investigadores todavía no tienen clara la entidad del hallazgo.

Están trabajando para determinar con precisión qué significa y si pudo haber existido una adulteración. “El registro horario puede haber sido manipulado”, aseveró una fuente de la investigación, que consideró extraño que alguien haya entrado en el departamento de Nisman tantas horas después de su muerte, cuando su madre ya estaba en el edificio tratando de abrir la puerta.

Lo que ya se demostró es que la computadora no tenía mal la hora, algo que había sugerido la ex mujer de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado. Ella había advertido, en un escrito, que la hora que mostraba la computadora no coincidía con la de una foto tomada por la Policía sobre esa notebook, pero se demostró que el problema estaba en el reloj de la cámara de fotos. La prueba fue simple: en otra foto de la misma tanda, sacadas todas durante el operativo de la madrugada del 19 de enero, se ve la muñeca de la fiscal con un gran reloj. La hora que marca el reloj de Fein es la misma que la de la computadora.

El primer dato que se conoció de este peritaje, hace más de dos meses, fue otro registro de la misma notebook de Nisman: cerca de las 8 del domingo 18, se conectó a Internet y recorrió los portales de Perfil, Clarín y LA NACION y su correo electrónico Yahoo. Todo indica que fue el fiscal quien chequeó estas páginas, según creen los investigadores. Esto chocaba con la data de muerte original de la querella, que afirmaba que Nisman había fallecido el día anterior. Después de la junta médica, la querella amplió su rango de posible hora de muerte y llevó el límite hasta 24 horas antes de la autopsia; es decir, las 8 del domingo.

El fiscal tenía al menos cuatro computadoras, pero la notebook Samsung era la que él usaba. Cuando lo encontraron muerto, la máquina estaba en el cuarto de sus hijas, contiguo al suyo, una habitación que él solía utilizar como escritorio. En esta computadora, los peritos encontraron también los datos sobre los bienes de la familia Nisman, que hoy son investigados en la causa por lavado de dinero que se tramita en paralelo.

El descubrimiento del misterioso registro de las 20.07 tiene ya varias semanas. Advertida por los peritos, la fiscal Viviana Fein pidió estudios más complejos sobre la notebook, que se están haciendo en la División Cibercrimen de la Policía Metropolitana, la responsable del peritaje, del que participan también un experto designado por la querella, Gustavo Presman, y uno nombrado por la defensa de Diego Lagomarsino, Marcelo Torok.

Uno de los temas que se les pidió investigar ahora es cómo es posible que los tres pendrives registraran el mismo horario de ingreso en la máquina cuando se trata de una computadora que tiene sólo dos puertos USB. Una posibilidad que están chequeando es que hayan ingresado los tres en simultáneo por medio de un “hub USB”, un dispositivo con un cable que se conecta a la computadora y tiene varios puertos de entrada.

ACTA Y CONSTANCIA

Por el momento, el hallazgo del ingreso de las 20.07 no está detallado en el expediente. Lo que hay es un acta con una referencia genérica. De ese documento surge que el perito Torok pidió que quedara constancia de que habían encontrado “registros de conexiones de dispositivos USB en día y horario de relevancia” que tenían que “ser debidamente analizados”. El acta dice también que, dada la “trascendencia” de lo hallado, Torok quería que quedara la debida constancia.

De acuerdo con esa misma acta, Presman (por la querella) manifestó: “Dichos registros son de posible interés, no pudiendo establecerse en este acto la trascendencia de los mismos, debiendo ser previamente analizados en todo su contexto a fin de evitar informar sobre conjeturas que deben ser verificadas mediante el análisis completo”. Dijo, además, que “dichos hallazgos” serán plasmados en el informe final, una vez completadas las operaciones técnicas necesarias.

Nuevos datos que siembran dudas

Ingreso a la notebook:

Un peritaje indicó que la computadora que utilizaba Nisman registró actividad a las 20.07 del domingo 18, cuando el fiscal ya había fallecido

En simultáneo:

Según el registro, tres pendrives se conectaron al mismo tiempo en la computadora Samsung que solía usar el fiscal del caso AMIA

Eliminación de datos:

Los investigadores creen que se pudo haber borrado información. En esa máquina hallaron datos sobre bienes familiares que hoy son investigados en una causa por lavado.

comentarios

imagen imagen
Login