Operaron a Máximo en el Otamendi
Cargando...
Por Redacción

Operaron a Máximo en el Otamendi



El diputado nacional electo por Santa Cruz Máximo Kirchner fue internado esta noche e intervenido quirúrgicamente en un centro de salud privado porteño por una afección hepática. El hijo de la presidenta Cristina Kirchner fue llevado alrededor de las 18 al Sanatorio Otamendi, del barrio de Recoleta, donde fue intervenido por sufrir un absceso hepático.


Los médicos del centro asistencial operaron a Máximo, de 38 añós, tras someterlo a una serie de estudios. Los profesionales, en la intervención quirúrgica, le extrajeron un absceso de la zona hepática, donde se le realizó un drenaje.


El legislador electo, que acudió al sanatorio con fuertes dolores, tras la operación quedó internado fuera de peligro, acompañado por su madre y otros familiares. La dirección del Sanatorio Otamendi informó ayer que “el diputado nacional electo Máximo Kirchner ha sido internado en el sanatorio el día de la fecha con diagnóstico de absceso hepático origen diverticular”. Se consignó además que “por tal motivo se le realizó un drenaje percuteano que ha sido exitoso”.


Según trascendió, el paciente será tratado con antibióticos en las próximas semanas, mientras que se realizarán estudios tendientes a detectar el origen de la afección.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Operaron a Máximo en el Otamendi

imagen

El diputado nacional electo por Santa Cruz Máximo Kirchner fue internado esta noche e intervenido quirúrgicamente en un centro de salud privado porteño por una afección hepática. El hijo de la presidenta Cristina Kirchner fue llevado alrededor de las 18 al Sanatorio Otamendi, del barrio de Recoleta, donde fue intervenido por sufrir un absceso hepático.

Los médicos del centro asistencial operaron a Máximo, de 38 añós, tras someterlo a una serie de estudios. Los profesionales, en la intervención quirúrgica, le extrajeron un absceso de la zona hepática, donde se le realizó un drenaje.

El legislador electo, que acudió al sanatorio con fuertes dolores, tras la operación quedó internado fuera de peligro, acompañado por su madre y otros familiares. La dirección del Sanatorio Otamendi informó ayer que “el diputado nacional electo Máximo Kirchner ha sido internado en el sanatorio el día de la fecha con diagnóstico de absceso hepático origen diverticular”. Se consignó además que “por tal motivo se le realizó un drenaje percuteano que ha sido exitoso”.

Según trascendió, el paciente será tratado con antibióticos en las próximas semanas, mientras que se realizarán estudios tendientes a detectar el origen de la afección.

comentarios

imagen imagen
Login