ciudadanodiario.com.ar
Inconvenientes por fuertes temporales en el interior del país
Cargando...
Por Redacción

Inconvenientes por fuertes temporales en el interior del país



El ansiado alivio tras la ola de calor llegó en la primera mañana del martes en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, en varias provincias las precipitaciones llegaron el lunes por la noche y en algunos casos dejaron calles anegadas.


Por caso, en la Ciudad de Rosario se desató una fuerte tormenta. Las autoridades calcularon que cayeron 50 milímetros de agua en media hora. Producto de ello hay varias calles inundadas. Incluso la terminal de omnibus sufrió anegamientos y quedó inundada.


“El problema fue la cantidad de agua caída. La situación en la ciudad es de anegamiento en casi todas las calles. No tenemos registros aún de la cantidad de agua caída, pero ha sido mucha y según el Servicio Meteorológico va a seguir lloviendo hasta el mediodía”, dijo el titular de la Dirección de Defensa Civil de Rosario, Raúl Rainone. “Los problemas de anegamiento se producen cada vez que cae mucha agua y los sistema de drenajes no dan abasto”, agregó.


En la provincia de Córdoba los daños fueron mayores: hay al menos 200 evacuados y cortes de electricidad. Además cayeron árboles. Según los reportes, hubo vehículos arrastrados por las crecientes, cortes de ruta y distintos daños en infraestructura. Distintas localidades de los departamentos de Calamuchita y Tercero Arriba en Córdoba fueron las más afectados.


Los puntos más afectados fueron las ciudades de Río Tercero y Villa General Belgrano y otras poblaciones cercanas como Las Bajadas, Almafuerte, Villa Amancay, Corralito, Alcira Gigena y Los Cóndores, informaron autoridades de la Dirección de Defensa Civil de la Provincia.


Algo similar sucedió en la provincia de Chaco. Ayer a la tarde se desató un fuerte temporal en la ciudad de Resistencia, con ráfagas y granizo, que derribó ramas, árboles y la antena de una radio, y provocó cortes de luz.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Inconvenientes por fuertes temporales en el interior del país

El ansiado alivio tras la ola de calor llegó en la primera mañana del martes en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, en varias provincias las precipitaciones llegaron el lunes por la noche y en algunos casos dejaron calles anegadas.

Por caso, en la Ciudad de Rosario se desató una fuerte tormenta. Las autoridades calcularon que cayeron 50 milímetros de agua en media hora. Producto de ello hay varias calles inundadas. Incluso la terminal de omnibus sufrió anegamientos y quedó inundada.

“El problema fue la cantidad de agua caída. La situación en la ciudad es de anegamiento en casi todas las calles. No tenemos registros aún de la cantidad de agua caída, pero ha sido mucha y según el Servicio Meteorológico va a seguir lloviendo hasta el mediodía”, dijo el titular de la Dirección de Defensa Civil de Rosario, Raúl Rainone. “Los problemas de anegamiento se producen cada vez que cae mucha agua y los sistema de drenajes no dan abasto”, agregó.

En la provincia de Córdoba los daños fueron mayores: hay al menos 200 evacuados y cortes de electricidad. Además cayeron árboles. Según los reportes, hubo vehículos arrastrados por las crecientes, cortes de ruta y distintos daños en infraestructura. Distintas localidades de los departamentos de Calamuchita y Tercero Arriba en Córdoba fueron las más afectados.

Los puntos más afectados fueron las ciudades de Río Tercero y Villa General Belgrano y otras poblaciones cercanas como Las Bajadas, Almafuerte, Villa Amancay, Corralito, Alcira Gigena y Los Cóndores, informaron autoridades de la Dirección de Defensa Civil de la Provincia.

Algo similar sucedió en la provincia de Chaco. Ayer a la tarde se desató un fuerte temporal en la ciudad de Resistencia, con ráfagas y granizo, que derribó ramas, árboles y la antena de una radio, y provocó cortes de luz.

comentarios

Login