Cargando...
Por Redacción

Horrible muerte de una joven



Una chica de 14 años apareció muerta en su casa de la ciudad bonaerense de Tandil, con signos de haber sido estrangulada, y la policía puso la mira de la investigación en el entorno íntimo de la víctima. Según confirmaron fuentes policiales a NA, el hecho fue descubierto este jueves alrededor de las 21, cuando el hermano de la joven Ayelen Rolando, de 16 años, contó que fue a buscarla a su habitación y la encontró muerta en el pasillo que comunica el baño con el living.

Los investigadores descartaron el móvil del robo, ya que no encontraron ningún lugar violentado que les hiciera sospechar de que alguien hubiese entrado a la casa. Por eso, una de las principales sospechas es que alguien de su entorno fue quien la mató. Según la versión que dio el hermano de la joven a la justicia, él la encontró tirada en el piso cuando fue a buscarla porque su padre llamó a la casa para ver como estaban. Aseguró, además, que al verla salió corriendo a llamar a un vecino. Los primeros resultados de la autopsia realizada al cuerpo de Ayelen determinaron que la joven murió por asfixia mecánica por compresión del cuello.

Los hermanos estaban solos en la casa debido a que la madre se encontraba trabajando en el Hospital Ramón Santamarina, mientras que el padre de los adolescentes no vive con ellos, y llegó rápidamente a la casa luego de que un vecino lo llamara para contarle lo sucedido.

Los vecinos de la casa contaron a la prensa local que los jóvenes pasaban bastante tiempo solos y que a veces escuchaban peleas entre ellos, pero la noche del jueves no escucharon ningún grito. Las fuentes consultadas informaron que hay dudas con respecto a las declaraciones del padre y del hermano de Ayelén, ya que habría varias contradicciones entre ambos relatos.

Otra de las cosas que llama la atención de los investigadores es la declaración del hermano de la víctima, que dijo que estaban durmiendo pese a que aún no eran las 21 y también habría deslizado que a veces jugaban a ahorcarse. En un primer momento trascendió que en la casa había un altar, pero fuentes de la investigación comentaron que no creen que la muerte de la chica se haya debido a un ritual religioso, a pesar de que en una parte de la casa hay varias imágenes de vírgenes y santos.

Los investigadores analizan el entorno familiar de la adolescente, sus amistades y también buscan información sobre un parapsicólogo que frecuentaba la casa y sería la pareja de la madre.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Horrible muerte de una joven

Una chica de 14 años apareció muerta en su casa de la ciudad bonaerense de Tandil, con signos de haber sido estrangulada, y la policía puso la mira de la investigación en el entorno íntimo de la víctima. Según confirmaron fuentes policiales a NA, el hecho fue descubierto este jueves alrededor de las 21, cuando el hermano de la joven Ayelen Rolando, de 16 años, contó que fue a buscarla a su habitación y la encontró muerta en el pasillo que comunica el baño con el living.
Los investigadores descartaron el móvil del robo, ya que no encontraron ningún lugar violentado que les hiciera sospechar de que alguien hubiese entrado a la casa. Por eso, una de las principales sospechas es que alguien de su entorno fue quien la mató. Según la versión que dio el hermano de la joven a la justicia, él la encontró tirada en el piso cuando fue a buscarla porque su padre llamó a la casa para ver como estaban. Aseguró, además, que al verla salió corriendo a llamar a un vecino. Los primeros resultados de la autopsia realizada al cuerpo de Ayelen determinaron que la joven murió por asfixia mecánica por compresión del cuello.
Los hermanos estaban solos en la casa debido a que la madre se encontraba trabajando en el Hospital Ramón Santamarina, mientras que el padre de los adolescentes no vive con ellos, y llegó rápidamente a la casa luego de que un vecino lo llamara para contarle lo sucedido.
Los vecinos de la casa contaron a la prensa local que los jóvenes pasaban bastante tiempo solos y que a veces escuchaban peleas entre ellos, pero la noche del jueves no escucharon ningún grito. Las fuentes consultadas informaron que hay dudas con respecto a las declaraciones del padre y del hermano de Ayelén, ya que habría varias contradicciones entre ambos relatos.
Otra de las cosas que llama la atención de los investigadores es la declaración del hermano de la víctima, que dijo que estaban durmiendo pese a que aún no eran las 21 y también habría deslizado que a veces jugaban a ahorcarse. En un primer momento trascendió que en la casa había un altar, pero fuentes de la investigación comentaron que no creen que la muerte de la chica se haya debido a un ritual religioso, a pesar de que en una parte de la casa hay varias imágenes de vírgenes y santos.
Los investigadores analizan el entorno familiar de la adolescente, sus amistades y también buscan información sobre un parapsicólogo que frecuentaba la casa y sería la pareja de la madre.

comentarios

imagen imagen
Login