“Hola, ¿te puedo llamar?”: el WhatsApp que esconde una trampa peligrosa
Cargando...
Por Redacción

“Hola, ¿te puedo llamar?”: el WhatsApp que esconde una trampa peligrosa



Ya no es la mujer que llora ni los mails tramposos que les permitían a los delincuentes robar datos personales de las víctimas. Esas metodologías ya quedaron viejas luego de que los usuarios fueron alertados sobre ignorar un correo electrónico desconocido y con tentadores asuntos. Ahora, prefieren atacar por WhatsApp.


Los últimos casos se registraron en nuestra provincia, donde cientos de personas recibieron mensajes de texto como “Hola, ¿te puedo llamar?”, y “Agenda mi nuevo número”. Al contestarles, comienza la pesadilla.


Las comunicaciones llegan a las víctimas con una particularidad: todos tienen el prefijo numérico 261, por lo que se investiga si son enviados por presos de las cárceles mendocinas.


Las redes sociales desbordan de publicaciones alertando a la gente y recomendando no responder esos mensajes. En caso contrario, se pasará a ser parte de la base de datos de los delincuentes que luego podrá extorsionar de la manera que quiera.


“Estamos ante estafadores. Lo primero que decimos desde la Policía, es que no respondan. Casi siempre son mensajes o llamados que realizan desde las cárceles presos que tienen cómplices afuera. Son estafas virtuales”, explicó a la prensa el comisario inspector Reynaldo Farías, especialista en delitos económicos e informáticos.


Cuidado: falsa cadena


Con el único objetivo de confundir a la población, durante los últimos días se detectaron en Mendoza falsas cadenas de WhatsApp en donde se le advierte a la población sobre una orden criminal de secuestrar niños. Al respecto, la Policía de Mendoza aclaró que esto es falso y son solo rumores que tienen origen en las cárceles de la provincia, lugares desde donde “supuestamente” se habría dado la orden.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

“Hola, ¿te puedo llamar?”: el WhatsApp que esconde una trampa peligrosa

imagen

Ya no es la mujer que llora ni los mails tramposos que les permitían a los delincuentes robar datos personales de las víctimas. Esas metodologías ya quedaron viejas luego de que los usuarios fueron alertados sobre ignorar un correo electrónico desconocido y con tentadores asuntos. Ahora, prefieren atacar por WhatsApp.

Los últimos casos se registraron en nuestra provincia, donde cientos de personas recibieron mensajes de texto como “Hola, ¿te puedo llamar?”, y “Agenda mi nuevo número”. Al contestarles, comienza la pesadilla.

Las comunicaciones llegan a las víctimas con una particularidad: todos tienen el prefijo numérico 261, por lo que se investiga si son enviados por presos de las cárceles mendocinas.

Las redes sociales desbordan de publicaciones alertando a la gente y recomendando no responder esos mensajes. En caso contrario, se pasará a ser parte de la base de datos de los delincuentes que luego podrá extorsionar de la manera que quiera.

“Estamos ante estafadores. Lo primero que decimos desde la Policía, es que no respondan. Casi siempre son mensajes o llamados que realizan desde las cárceles presos que tienen cómplices afuera. Son estafas virtuales”, explicó a la prensa el comisario inspector Reynaldo Farías, especialista en delitos económicos e informáticos.

Cuidado: falsa cadena

Con el único objetivo de confundir a la población, durante los últimos días se detectaron en Mendoza falsas cadenas de WhatsApp en donde se le advierte a la población sobre una orden criminal de secuestrar niños. Al respecto, la Policía de Mendoza aclaró que esto es falso y son solo rumores que tienen origen en las cárceles de la provincia, lugares desde donde “supuestamente” se habría dado la orden.

comentarios

imagen imagen
Login