Hillary Clinton y Donald Trump arrasaron en las primarias de la costa Este
Cargando...
Por Redacción

Hillary Clinton y Donald Trump arrasaron en las primarias de la costa Este



Donald Trump arrasó con  victorias en los cinco estados que votaban en primarias este  martes, una barrida que lo acerca a la meta de conquistar la  nominación del partido Republicano a las presidenciales de  noviembre.


El magnate neoyorquino derrotó de manera indiscutible a Ted  Cruz y John Kasich en Delaware, Pensilvania, Connecticut, Rhode  Island y Maryland, según las proyecciones de las cadenas de  televisión.


La demócrata Hillary Clinton también tenía una buena noche, con  triunfos proyectados en Delaware Pensilvania y Maryland.  “Gracias, Maryland”, escribió Clinton en Twitter casi  inmediatamente tras el cierre de los centros de votación en este  estado fronterizo con Washington.


Matemáticamente será imposible para Clinton y Trump obtener  suficientes delegados para obtener este martes la mayoría  necesaria para la nominación partidista.


Pero los favoritos de cada partido se acercan sin pausa a la  meta, a seis semanas del fin de las elecciones internas: los  demócratas se reparten 462 delegados en la jornada y los  republicanos 172, incluyendo 54 no comprometidos con ningún  aspirante.


Si Clinton repite el resultado de Trump dejaría contra las  cuerdas a su rival Bernie Sanders, el intempestivo orador que  logró movilizar a las urnas a la juventud demócrata con su mensaje  antisistema y anti Wall Street.


En el campo republicano, los resultados ayudan a Trump a  amplíar su fabulosa ventaja en la carrera por la nominación  partidista, contrarrestando una improvisada y ya deshilachada  alianza tejida por sus rivales Ted Cruz y John Kasich para  bloquearlo.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Hillary Clinton y Donald Trump arrasaron en las primarias de la costa Este

Donald Trump arrasó con  victorias en los cinco estados que votaban en primarias este  martes, una barrida que lo acerca a la meta de conquistar la  nominación del partido Republicano a las presidenciales de  noviembre.

El magnate neoyorquino derrotó de manera indiscutible a Ted  Cruz y John Kasich en Delaware, Pensilvania, Connecticut, Rhode  Island y Maryland, según las proyecciones de las cadenas de  televisión.

La demócrata Hillary Clinton también tenía una buena noche, con  triunfos proyectados en Delaware Pensilvania y Maryland.  “Gracias, Maryland”, escribió Clinton en Twitter casi  inmediatamente tras el cierre de los centros de votación en este  estado fronterizo con Washington.

Matemáticamente será imposible para Clinton y Trump obtener  suficientes delegados para obtener este martes la mayoría  necesaria para la nominación partidista.

Pero los favoritos de cada partido se acercan sin pausa a la  meta, a seis semanas del fin de las elecciones internas: los  demócratas se reparten 462 delegados en la jornada y los  republicanos 172, incluyendo 54 no comprometidos con ningún  aspirante.

Si Clinton repite el resultado de Trump dejaría contra las  cuerdas a su rival Bernie Sanders, el intempestivo orador que  logró movilizar a las urnas a la juventud demócrata con su mensaje  antisistema y anti Wall Street.

En el campo republicano, los resultados ayudan a Trump a  amplíar su fabulosa ventaja en la carrera por la nominación  partidista, contrarrestando una improvisada y ya deshilachada  alianza tejida por sus rivales Ted Cruz y John Kasich para  bloquearlo.

comentarios

Login