ciudadanodiario.com.ar
Herido de gravedad por evitar un robo
Cargando...
Por Redacción

Herido de gravedad por evitar un robo



Un policía federal se encuentra en grave estado, luego de evitar en las últimas horas un robo en una farmacia del partido bonaerense de Almirante Brown y ser baleado al enfrentarse con cuatro delincuentes. Fuentes policiales informaron a NA que el hecho se produjo en un comercio situado entre las calles Espora y Rojas, en cercanías de la estación Burzaco, hasta donde el uniformado había llegado, en franco de servicio y vestido de civil, para hacer unas compras.

El suboficial, quien se desempeña en la comisaría 45 de la Policía Federal, notó los movimientos extraños de los sujetos y al percatarse que traían fines de robo se identificó como efectivo de la fuerza, mientras los delincuentes abrieron fuego contra el policía.

El uniformado trató de resguardar la vida de los transeúntes mientras resistía el ataque a balazos de los asaltantes. Los testigos señalaron que en el lugar se escucharon “por lo menos 35 disparos” y hubo pánico en compradores y comerciantes.

El suboficial recibió tres balazos, uno en un brazo, otro en el hombro que luego se alojó en las vértebras y otro en el tórax, por lo que fue operado en la noche del sábado en el hospital Churruca, donde anoche se encontraba en coma inducido.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Herido de gravedad por evitar un robo

Un policía federal se encuentra en grave estado, luego de evitar en las últimas horas un robo en una farmacia del partido bonaerense de Almirante Brown y ser baleado al enfrentarse con cuatro delincuentes. Fuentes policiales informaron a NA que el hecho se produjo en un comercio situado entre las calles Espora y Rojas, en cercanías de la estación Burzaco, hasta donde el uniformado había llegado, en franco de servicio y vestido de civil, para hacer unas compras.
El suboficial, quien se desempeña en la comisaría 45 de la Policía Federal, notó los movimientos extraños de los sujetos y al percatarse que traían fines de robo se identificó como efectivo de la fuerza, mientras los delincuentes abrieron fuego contra el policía.
El uniformado trató de resguardar la vida de los transeúntes mientras resistía el ataque a balazos de los asaltantes. Los testigos señalaron que en el lugar se escucharon “por lo menos 35 disparos” y hubo pánico en compradores y comerciantes.
El suboficial recibió tres balazos, uno en un brazo, otro en el hombro que luego se alojó en las vértebras y otro en el tórax, por lo que fue operado en la noche del sábado en el hospital Churruca, donde anoche se encontraba en coma inducido.

comentarios

Login