ciudadanodiario.com.ar
Hasta acá llegó
Cargando...
Por Redacción

Hasta acá llegó



Jugó campeonatos, copas y rápidamente se convirtió en líder futbolístico. Tuvo que sufrir amenazas de violentos cuando las cosas no marchaban bien, pero se quedó para cumplir un sueño: ser campeón. La llegada de Gerardo Martino lo convenció y Lucas Bernardi se propuso extender su carrera profesional, pese a las contras. Y junto al “Tata”, fue cerebro de un equipo que quedará en la historia, que se alzó con el Torneo Final 2013.


Pero los años pasan y, como un día Gabriel Heinze dijo ‘adiós’, ahora le llegó el turno al ex Olympique de Marsella y Mónaco, las otras dos camisetas que vistió, además de la de la Selección Argentina. Con el dolor propio después de tomar una decisión tan fuerte y a los 37 años, el capitán “leproso” dirá basta.


Mañana brindará una conferencia de prensa en la que confirmará lo que anticipó en la siguiente carta, dirigida a los hinchas de Newell´s:


“Jugar a la pelota, entrar a la cancha con la camiseta que amo y llegar a ser capitán. A mi se me cumplió y hoy toca tomar la decisión de vivir el sueño final. Volví a mi querido Newells Old Boys en un momento difícil, para dar una mano y devolver un poco de lo mucho que esta camiseta me dio.


He pasado algunos momentos difíciles pero pudimos salir adelante y gracias a todos, un día entré a la cancha con mis hijas a dar la vuelta olímpica. Con carácter y convicción, siempre intenté cumplir el compromiso de dejarlo todo por poner a nuestro club en el lugar más alto. Contra Lanús, en el Coloso, voy a jugar mi último partido de fútbol profesional. En casa, el 298 con la camiseta que llevo en el corazón, no puedo pedir más.


Gracias de corazón por permitirme llegar hasta acá. Con esas palabras que nos identifican, “orgullo” y “gloria”, resumo lo que siento hoy”.


 


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Hasta acá llegó

Jugó campeonatos, copas y rápidamente se convirtió en líder futbolístico. Tuvo que sufrir amenazas de violentos cuando las cosas no marchaban bien, pero se quedó para cumplir un sueño: ser campeón. La llegada de Gerardo Martino lo convenció y Lucas Bernardi se propuso extender su carrera profesional, pese a las contras. Y junto al “Tata”, fue cerebro de un equipo que quedará en la historia, que se alzó con el Torneo Final 2013.

Pero los años pasan y, como un día Gabriel Heinze dijo ‘adiós’, ahora le llegó el turno al ex Olympique de Marsella y Mónaco, las otras dos camisetas que vistió, además de la de la Selección Argentina. Con el dolor propio después de tomar una decisión tan fuerte y a los 37 años, el capitán “leproso” dirá basta.

Mañana brindará una conferencia de prensa en la que confirmará lo que anticipó en la siguiente carta, dirigida a los hinchas de Newell´s:

“Jugar a la pelota, entrar a la cancha con la camiseta que amo y llegar a ser capitán. A mi se me cumplió y hoy toca tomar la decisión de vivir el sueño final. Volví a mi querido Newells Old Boys en un momento difícil, para dar una mano y devolver un poco de lo mucho que esta camiseta me dio.

He pasado algunos momentos difíciles pero pudimos salir adelante y gracias a todos, un día entré a la cancha con mis hijas a dar la vuelta olímpica. Con carácter y convicción, siempre intenté cumplir el compromiso de dejarlo todo por poner a nuestro club en el lugar más alto. Contra Lanús, en el Coloso, voy a jugar mi último partido de fútbol profesional. En casa, el 298 con la camiseta que llevo en el corazón, no puedo pedir más.

Gracias de corazón por permitirme llegar hasta acá. Con esas palabras que nos identifican, “orgullo” y “gloria”, resumo lo que siento hoy”.

 

comentarios

Login