Cargando...
Por Redacción

Habría acuerdo con provincias petroleras



El Gobierno nacional presentará en los próximos días un nuevo proyecto para modificar la Ley de Hidrocarburos a las diez provincias petroleras, tras la fuerte protesta de los gobernadores y un clima que arrimó la relación política al borde del quiebre con cuatro de ellos. Tal como anticipó el miércoles NA, la presidenta Cristina Kirchner decidió ceder a la presión de los gobernadores para no cambiar parte de la legislación actual debido a que de hacerlo, sus cajas de recaudación corrían riesgo de achicarse, y ordenó escuchar esos reclamos para obtener la ley antes de fin de año.

El gobernador de Chubut y presidente de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), Martín Buzzi, se reunió con el ministro de Planificación, Julio De Vido, con quien acercó posiciones tras casi tres meses de fuertes cruces verbales por diferencias ante la iniciativa.

Fue De Vido quien le confirmó a Buzzi que la Casa Rosada se encuentra en plena redacción del nuevo proyecto de ley, el que tendrá en cuenta las inquietudes y diferencias que marcaron los gobernadores sobre al menos 10 de los 40 artículos de la iniciativa. El golpe de timón de la administración kirchnerista dejó en suspenso la reunión que la jefa de Estado iba a tener en la quinta de Olivos este viernes con los mandatarios provinciales debido a que los equipos técnicos y los asesores legales no llegarían a terminar la redacción del nuevo proyecto.

“La reunión fue muy productiva, estuvo a la altura de nuestras expectativas y, de acuerdo con lo que conversamos, puedo decir que en los próximos días el Gobierno presentará a las provincias productoras de hidrocarburos un nuevo proyecto de ley”, dijo Buzzi tras reunirse con De Vido.

Buzzi evaluó que en el encuentro con el ministro de Planificación hubo “un intercambio muy positivo”, por lo que, según su consideración, ahora la idea “va por el buen camino, un camino de consenso, de diálogo, del que, como venimos diciendo,  salen los mejores acuerdos y consensos”. “Los términos de la nueva ley están bastante encaminados y confiamos en que en los próximos días oficialmente podamos conocer los contenidos de esta iniciativa modificada en relación con la que conocimos originalmente” a principios de junio, sostuvo el gobernador de Chubut.

Buzzi y sus pares de Neuquén, Jorge Sapag; de Río Negro, Alberto Weretilneck; y de Mendoza, Francisco Paco Pérez venían encabezando la disputa con la Nación debido a que veían comprometidos sus ingresos por regalías, contratos de carry (acarreo) y tasas de Ingresos Brutos. Sapag había anticipado que al menos diez artículos del proyecto inicial debían ser fuertemente discutidos con el Gobierno debido a que de no hacerlo, rozarían los derechos otorgados a las provincias por la Ley Corta, sancionada en 2006.

Esa Ley Corta transfirió a las provincias petroleras los permisos y las concesiones de explotación de hidrocarburos otorgados en cada distrito, y es ese logro el que no quieren perder los jefes provinciales. Fue la propia Presidenta quien a mediados de agosto afirmó que el proyecto de reforma de la Ley de Hidrocarburos que impulsa el Poder Ejecutivo apunta a “establecer una regla común” para el sector y que el modelo de contrato de las futuras concesiones sea igual “desde Jujuy hasta Tierra del Fuego”.

“Muchos confunden propiedad con jurisdicción y quiero establecer una regla común jurisdiccionalmente para que ninguna provincia cobre un impuesto más alto que otra de acuerdo a sus necesidades”, afirmó la mandataria al aclarar que su objetivo no es que YPF monopolice el mercado y se apropie de los recursos de las provincias.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Habría acuerdo con provincias petroleras

El Gobierno nacional presentará en los próximos días un nuevo proyecto para modificar la Ley de Hidrocarburos a las diez provincias petroleras, tras la fuerte protesta de los gobernadores y un clima que arrimó la relación política al borde del quiebre con cuatro de ellos. Tal como anticipó el miércoles NA, la presidenta Cristina Kirchner decidió ceder a la presión de los gobernadores para no cambiar parte de la legislación actual debido a que de hacerlo, sus cajas de recaudación corrían riesgo de achicarse, y ordenó escuchar esos reclamos para obtener la ley antes de fin de año.
El gobernador de Chubut y presidente de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), Martín Buzzi, se reunió con el ministro de Planificación, Julio De Vido, con quien acercó posiciones tras casi tres meses de fuertes cruces verbales por diferencias ante la iniciativa.
Fue De Vido quien le confirmó a Buzzi que la Casa Rosada se encuentra en plena redacción del nuevo proyecto de ley, el que tendrá en cuenta las inquietudes y diferencias que marcaron los gobernadores sobre al menos 10 de los 40 artículos de la iniciativa. El golpe de timón de la administración kirchnerista dejó en suspenso la reunión que la jefa de Estado iba a tener en la quinta de Olivos este viernes con los mandatarios provinciales debido a que los equipos técnicos y los asesores legales no llegarían a terminar la redacción del nuevo proyecto.
“La reunión fue muy productiva, estuvo a la altura de nuestras expectativas y, de acuerdo con lo que conversamos, puedo decir que en los próximos días el Gobierno presentará a las provincias productoras de hidrocarburos un nuevo proyecto de ley”, dijo Buzzi tras reunirse con De Vido.
Buzzi evaluó que en el encuentro con el ministro de Planificación hubo “un intercambio muy positivo”, por lo que, según su consideración, ahora la idea “va por el buen camino, un camino de consenso, de diálogo, del que, como venimos diciendo,  salen los mejores acuerdos y consensos”. “Los términos de la nueva ley están bastante encaminados y confiamos en que en los próximos días oficialmente podamos conocer los contenidos de esta iniciativa modificada en relación con la que conocimos originalmente” a principios de junio, sostuvo el gobernador de Chubut.
Buzzi y sus pares de Neuquén, Jorge Sapag; de Río Negro, Alberto Weretilneck; y de Mendoza, Francisco Paco Pérez venían encabezando la disputa con la Nación debido a que veían comprometidos sus ingresos por regalías, contratos de carry (acarreo) y tasas de Ingresos Brutos. Sapag había anticipado que al menos diez artículos del proyecto inicial debían ser fuertemente discutidos con el Gobierno debido a que de no hacerlo, rozarían los derechos otorgados a las provincias por la Ley Corta, sancionada en 2006.
Esa Ley Corta transfirió a las provincias petroleras los permisos y las concesiones de explotación de hidrocarburos otorgados en cada distrito, y es ese logro el que no quieren perder los jefes provinciales. Fue la propia Presidenta quien a mediados de agosto afirmó que el proyecto de reforma de la Ley de Hidrocarburos que impulsa el Poder Ejecutivo apunta a “establecer una regla común” para el sector y que el modelo de contrato de las futuras concesiones sea igual “desde Jujuy hasta Tierra del Fuego”.
“Muchos confunden propiedad con jurisdicción y quiero establecer una regla común jurisdiccionalmente para que ninguna provincia cobre un impuesto más alto que otra de acuerdo a sus necesidades”, afirmó la mandataria al aclarar que su objetivo no es que YPF monopolice el mercado y se apropie de los recursos de las provincias.

comentarios

imagen imagen
Login