ciudadanodiario.com.ar
Guerra campal entre estudiantes del Valle de Uco
Cargando...
Por Redacción

Guerra campal entre estudiantes del Valle de Uco



Una verdadera batahola tuvo lugar en Tunuyán, más precisamente en el edificio del colegio Comercial Pío X. Hacia allí se dirigieron varios alumnos de la escuala Normal Toribio de Luzuriaga, quienes arrojaron pintura en todo el frente, dañaron las paredes, mancharon varios coches cercanos e inclusive a transeúntes que osaron pasar por el lugar.


El hecho ocurrió en la mañana del lunes, cuando un número no determinado de adolescentes (hay quienes hablan de 60 u 80 de ellos), provenientes del quinto año del Normal, llegaron al Comercial con el propósito de agredir a las personas y el edificio relacionados con este último.


Los alumnos (fácilmente identificables por las camperas y buzos que traían) llegaron con bombos y pirotecnia, sumados a aerosoles y tarros de pintura, con los que pintaron mensajes agresivos hacia toda la comunidad afectada.


Pero todo no terminó allí, ya que luego de atacar el frente con pintura, la emprendieron con coches y personas que estaban en las inmediaciones.


El caso está en manos de la policía departamental, quienes investigarán los desmanes y pérdidas económicas a raíz de este hecho. Además, este martes se espera en el establecimiento una reunión con los padres.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Guerra campal entre estudiantes del Valle de Uco

Una verdadera batahola tuvo lugar en Tunuyán, más precisamente en el edificio del colegio Comercial Pío X. Hacia allí se dirigieron varios alumnos de la escuala Normal Toribio de Luzuriaga, quienes arrojaron pintura en todo el frente, dañaron las paredes, mancharon varios coches cercanos e inclusive a transeúntes que osaron pasar por el lugar.

El hecho ocurrió en la mañana del lunes, cuando un número no determinado de adolescentes (hay quienes hablan de 60 u 80 de ellos), provenientes del quinto año del Normal, llegaron al Comercial con el propósito de agredir a las personas y el edificio relacionados con este último.

Los alumnos (fácilmente identificables por las camperas y buzos que traían) llegaron con bombos y pirotecnia, sumados a aerosoles y tarros de pintura, con los que pintaron mensajes agresivos hacia toda la comunidad afectada.

Pero todo no terminó allí, ya que luego de atacar el frente con pintura, la emprendieron con coches y personas que estaban en las inmediaciones.

El caso está en manos de la policía departamental, quienes investigarán los desmanes y pérdidas económicas a raíz de este hecho. Además, este martes se espera en el establecimiento una reunión con los padres.

comentarios

Login