ciudadanodiario.com.ar
Guaymallén: los detuvieron in fraganti cuando arrojaban escombros
Cargando...
Por Redacción

Guaymallén: los detuvieron in fraganti cuando arrojaban escombros



Un severo castigo recibieron vecinos desaprensivos que llenaban de escombros un espacio público en Guaymallén. La Policía los detuvo, el municipio los multó y el vehículo en el que circulaban fue secuestrado porque no contaba con documentación alguna. La detención fue posible gracias a la intervención de un funcionario municipal que fotografió a los infractores y dio aviso a la Policía.


El secretario de Obras Públicas de la comuna, Federico Sampieri, detectó a cuatro sujetos que descargaban basura y escombros en las inmediaciones de Tirasso y Lateral Acceso Este. “Les dije que no se podía tirar basura en ese lugar y se mostraron agresivos, por eso de inmediato avisé a la policía”, relató Sampieri y completó: “el conductor de otro vehículo que también estaba por tirar basura se dio cuenta de la situación y se fue”, comentó el funcionario. Tras la denuncia, en pocos minutos efectivos policiales llegaron al lugar. Allí constataron que ni los cuatro sujetos ni el vehículo en el que habían llegado hasta el lugar –una camioneta Ford F 100- contaban con ningún tipo de documentación.


Dada la situación, los cuatro hombres que ensuciaban el lugar quedaron demorados por averiguación de antecedentes. Al mismo tiempo, el municipio elevó una multa que deberán abonar por no cumplir con la ordenanza que pretende dar batalla contra quienes ensucian el departamento.


Cuando lanzó el esquema de multas contra los desaprensivos, Luis Lobos aclaró que la ordenanza señala que funcionarios y delegados municipales están autorizados para dar curso a una sanción a cualquier vecino que la esté incumpliendo. De hecho, el propio Lobos ha difundido imágenes de infractores en las redes sociales, aunque la etapa de concientización quedó atrás y ahora se pasa de la mera denuncia a la sanción económica.


En este caso, fue el titular de Obras Públicas quien ejerció el poder de control. “Es un lugar que limpiamos con mucha frecuencia porque suelen llegar camionetas y carretelas con grandes cargas de basura. Así se van formando los grandes basurales, porque detrás de éstos llegan otros a imitar ese triste ejemplo”, reflexionó Sampieri.


Las faltas están clasificadas como leves, graves y muy graves. El monto estipulado para las primeras asciende a los $700, mientras que una infracción considerada muy grave puede alcanzar los $10.000.


En términos técnicos, lo que la Municipalidad de Guaymallén hace cumplir estrictamente son las ordenanzas 7469/08, de Higiene Urbana; la 7503/08, que prevé la adopción del Código de Protección Ambiental; y la 7904/2013, que impone el régimen de sanciones./ Fuente: Prensa Municipalidad de Guaymallén


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Guaymallén: los detuvieron in fraganti cuando arrojaban escombros

Un severo castigo recibieron vecinos desaprensivos que llenaban de escombros un espacio público en Guaymallén. La Policía los detuvo, el municipio los multó y el vehículo en el que circulaban fue secuestrado porque no contaba con documentación alguna. La detención fue posible gracias a la intervención de un funcionario municipal que fotografió a los infractores y dio aviso a la Policía.

El secretario de Obras Públicas de la comuna, Federico Sampieri, detectó a cuatro sujetos que descargaban basura y escombros en las inmediaciones de Tirasso y Lateral Acceso Este. “Les dije que no se podía tirar basura en ese lugar y se mostraron agresivos, por eso de inmediato avisé a la policía”, relató Sampieri y completó: “el conductor de otro vehículo que también estaba por tirar basura se dio cuenta de la situación y se fue”, comentó el funcionario. Tras la denuncia, en pocos minutos efectivos policiales llegaron al lugar. Allí constataron que ni los cuatro sujetos ni el vehículo en el que habían llegado hasta el lugar –una camioneta Ford F 100- contaban con ningún tipo de documentación.

Dada la situación, los cuatro hombres que ensuciaban el lugar quedaron demorados por averiguación de antecedentes. Al mismo tiempo, el municipio elevó una multa que deberán abonar por no cumplir con la ordenanza que pretende dar batalla contra quienes ensucian el departamento.

Cuando lanzó el esquema de multas contra los desaprensivos, Luis Lobos aclaró que la ordenanza señala que funcionarios y delegados municipales están autorizados para dar curso a una sanción a cualquier vecino que la esté incumpliendo. De hecho, el propio Lobos ha difundido imágenes de infractores en las redes sociales, aunque la etapa de concientización quedó atrás y ahora se pasa de la mera denuncia a la sanción económica.

En este caso, fue el titular de Obras Públicas quien ejerció el poder de control. “Es un lugar que limpiamos con mucha frecuencia porque suelen llegar camionetas y carretelas con grandes cargas de basura. Así se van formando los grandes basurales, porque detrás de éstos llegan otros a imitar ese triste ejemplo”, reflexionó Sampieri.

Las faltas están clasificadas como leves, graves y muy graves. El monto estipulado para las primeras asciende a los $700, mientras que una infracción considerada muy grave puede alcanzar los $10.000.

En términos técnicos, lo que la Municipalidad de Guaymallén hace cumplir estrictamente son las ordenanzas 7469/08, de Higiene Urbana; la 7503/08, que prevé la adopción del Código de Protección Ambiental; y la 7904/2013, que impone el régimen de sanciones./ Fuente: Prensa Municipalidad de Guaymallén

comentarios

Login