Cargando...
Por Redacción
imagen

Grondona, un controvertido presidente



En las primeras horas de hoy, Julio Humberto Grondona ingresó al Sanatorio Mitre de la Ciudad de Buenos Aires, con el fin de someterse a una cirugía cardíaca (colocación de un stent) . Sin embargo, en el transcurso de la operación terminaría sufriendo un aneurisma en la arteria aorta, lo que terminaría provocando su deceso. Su fallecimiento, a los 82 años de edad, fue comunicado oficialmente a las 13.30, hora de la Argentina . Al momento de su fallecimiento, continuaba ejerciendo la presidencia de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), cargo que ostentaba de manera ininterrumpida desde el año 1979.


Grondona comenzó su carrera dirigencial al fundar el 11 de enero de 1956, junto a otros dirigentes, el club Arsenal Fútbol Club, ubicado en la ciudad de Sarandí. Ocupó la presidencia de ese club durante casi veinte años, desde 1957 a 1976, y desde ese año hasta 1979 fue presidente del Club Atlético Independiente, donde consiguió los títulos de campeón Nacional de 1977, en Córdoba, frente a Talleres en una histórica consagración con ocho jugadores y de campeón Nacional de 1978, en la final frente a River Plate. El 6 de abril de 1979, luego de que la Selección argentina consiguiera su primera Copa Mundial de Fútbol en el Mundial disputado en la Argentina, fue designado, durante la dictadura argentino autodenominada Proceso de Reorganización Nacional presidente de la AFA por el represor Carlos Lacoste, cargo que ocupó hasta su muerte. Se desempeñaba además como vicepresidente de la FIFA, ocupando la presidencia de la Comisión de Finanzas y el Consejo de Mercadotecnia y Televisión de esa entidad.


Durante su gestión al frente de la AFA, la Selección argentina obtuvo el Campeonato Mundial de Fútbol México ’86, dos medallas de Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008 y las Copas América de 1991 y 1993. Además, se construyó el Complejo Habitacional Deportivo de Ezeiza, lugar de concentración y entrenamiento de las Selecciones Nacionales.


Su campaña como dirigente de Independiente comenzó en 1962, cuando fue convocado para presidir la subcomisión de fútbol profesional, en esa función consiguió los títulos de campeón de primera división de 1963, las Copas Libertadores de América de 1964 y 1965 y el campeonato Nacional de 1967, en 1970, tras la derrota de la Lista Roja en las elecciones del club, se aleja de la institución, para retornar a la misma en 1976, tras imponerse en las elecciones derrotando al oficialista José Epelbóim, a la sazón secretario deportivo del club y responsable del fútbol profesional.


Controversias


El mandato de Julio Humberto Grondona ha estado signado por situaciones conflictivas, hechos sumidos en un profundo oscurantismo, la mayoría de ellos señalados por sospechas de mal manejo programado, dádivas, amenazas y connivencia con gobiernos de distintos signos. Uno de los últimos es el sospechado programa Fútbol para Todos, que es investigado por la jueza María Servini de Cubría por un supuesto mal manejo de fondos e involucra tanto a la AFA como al gobierno kirchnerista.


En 1969, siendo presidente de Arsenal de Sarandí, fue suspendido por un año por la AFA para ejercer como dirigente tras agredir al árbitro Filaccione, lo que le impidió presentarse como candidato a presidente de Independiente en las elecciones de 1970, Grondona por entonces era simultáneamente presidente de Arsenal y presidente de la subcomisión de fútbol profesional de Independiente.[cita requerida]


En 2003 se inició una polémica cuando se le preguntó por qué no hay árbitros judíos y respondió que “los judíos no llegan a ser árbitros de primera división en la Argentina porque el mundo del fútbol es algo difícil, trabajoso y a los judíos no les gustan las cosas difíciles”. Se iniciaron causas penales por injurias agravadas y violación de la ley discriminatoria, que luego fueron archivadas. El periodista que le hizo la pregunta, Ramiro Sánchez Ordóñez, fue despedido y no volvió a aparecer en los medios.


En las provincias, en tanto, Grondona es sumamente impopular, pues se lo considera responsable de perpetuar un sistema de torneos que beneficia a los clubes de Buenos Aires y estanca el progreso del fútbol en el resto del país. Argentina es un país de 40 millones de habitantes, de los cuales, 13 millones (aproximadamente un tercio) corresponde a la ciudad de Buenos Aires y su conurbano y 27 millones (dos tercios) corresponden al resto del país. Pero en la actual torneo de Primera División del fútbol argentino (agosto 2011), de un total de 20 clubes, 12 pertenecen a la ciudad de Buenos Aires o el Gran Buenos Aires y sólo 8 al interior. Hasta ahora, ningún club indirectamente afiliado a la AFA ha salido campeón.


En 2010 ante el reclamo de los clubes que juegan el Torneo Argentino A pidiendo un aumento del presupuesto para hacer frente a los altos costos que requiere dicho torneo, la respuesta de Grondona fue: “A mí no me importa un carajo si ustedes juegan o no; ya eché a Maradona y no tendría problemas con ustedes”. Según palabras del propio Grondona “El Argentino C es un torneo de potrero organizado”, haciendo referencia al Torneo del Interior del que participan clubes del interior del país.


Un ex presidente de Independiente, Andrés Ducatenzeiler, afirmó que hizo un “pacto de caballeros” para que lo dirijan árbitros de ambos colegios existentes en Argentina al verse amenazado por el descenso y una supuesta digitación desde la AFA para que eso suceda. Años después, entre otras cosas diría: “Los clubes que no pactan con Grondona terminan fundidos”.8 Según lo dicho por el presidente rojo de 2002, Grondona siguió adelante con lo acordado hasta que faltando tres fechas para finalización del campeonato, con Independiente ya fuera de peligro de descenso, se vuelven a reunir y le dice que los últimos 3 árbitros lo designará él. En ese mismo momento se produce la ruptura entre ambos personajes, el club de Avellaneda lograría el campeonato y poco tiempo después, luego de que un medio argentino publique en primera plana que dicho campeonato fue comprado, Andrés Ducatenzeiler fue a juicio contra el diario y la AFA, del cual salió airoso, pero sin repercusión en los medios de la tela que dejó para cortar en cuanto a la toma de decisiones en la asociación argentina y el papel de Grondona en ellas.


A finales de 2011 el empresario Carlos Ávila promovió una denuncia contra Grondona, por presunta “administración fraudulenta” y “lavado de dinero”. En la causa se incluyen diversas pruebas y una cámara oculta que compromete a Grondona y amenaza de muerte al periodista Alejandro Fantino. (Fuente: Wikipedia)


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Grondona, un controvertido presidente

En las primeras horas de hoy, Julio Humberto Grondona ingresó al Sanatorio Mitre de la Ciudad de Buenos Aires, con el fin de someterse a una cirugía cardíaca (colocación de un stent) . Sin embargo, en el transcurso de la operación terminaría sufriendo un aneurisma en la arteria aorta, lo que terminaría provocando su deceso. Su fallecimiento, a los 82 años de edad, fue comunicado oficialmente a las 13.30, hora de la Argentina . Al momento de su fallecimiento, continuaba ejerciendo la presidencia de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), cargo que ostentaba de manera ininterrumpida desde el año 1979.

Grondona comenzó su carrera dirigencial al fundar el 11 de enero de 1956, junto a otros dirigentes, el club Arsenal Fútbol Club, ubicado en la ciudad de Sarandí. Ocupó la presidencia de ese club durante casi veinte años, desde 1957 a 1976, y desde ese año hasta 1979 fue presidente del Club Atlético Independiente, donde consiguió los títulos de campeón Nacional de 1977, en Córdoba, frente a Talleres en una histórica consagración con ocho jugadores y de campeón Nacional de 1978, en la final frente a River Plate. El 6 de abril de 1979, luego de que la Selección argentina consiguiera su primera Copa Mundial de Fútbol en el Mundial disputado en la Argentina, fue designado, durante la dictadura argentino autodenominada Proceso de Reorganización Nacional presidente de la AFA por el represor Carlos Lacoste, cargo que ocupó hasta su muerte. Se desempeñaba además como vicepresidente de la FIFA, ocupando la presidencia de la Comisión de Finanzas y el Consejo de Mercadotecnia y Televisión de esa entidad.

Durante su gestión al frente de la AFA, la Selección argentina obtuvo el Campeonato Mundial de Fútbol México ’86, dos medallas de Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008 y las Copas América de 1991 y 1993. Además, se construyó el Complejo Habitacional Deportivo de Ezeiza, lugar de concentración y entrenamiento de las Selecciones Nacionales.

Su campaña como dirigente de Independiente comenzó en 1962, cuando fue convocado para presidir la subcomisión de fútbol profesional, en esa función consiguió los títulos de campeón de primera división de 1963, las Copas Libertadores de América de 1964 y 1965 y el campeonato Nacional de 1967, en 1970, tras la derrota de la Lista Roja en las elecciones del club, se aleja de la institución, para retornar a la misma en 1976, tras imponerse en las elecciones derrotando al oficialista José Epelbóim, a la sazón secretario deportivo del club y responsable del fútbol profesional.

Controversias

El mandato de Julio Humberto Grondona ha estado signado por situaciones conflictivas, hechos sumidos en un profundo oscurantismo, la mayoría de ellos señalados por sospechas de mal manejo programado, dádivas, amenazas y connivencia con gobiernos de distintos signos. Uno de los últimos es el sospechado programa Fútbol para Todos, que es investigado por la jueza María Servini de Cubría por un supuesto mal manejo de fondos e involucra tanto a la AFA como al gobierno kirchnerista.

En 1969, siendo presidente de Arsenal de Sarandí, fue suspendido por un año por la AFA para ejercer como dirigente tras agredir al árbitro Filaccione, lo que le impidió presentarse como candidato a presidente de Independiente en las elecciones de 1970, Grondona por entonces era simultáneamente presidente de Arsenal y presidente de la subcomisión de fútbol profesional de Independiente.[cita requerida]

En 2003 se inició una polémica cuando se le preguntó por qué no hay árbitros judíos y respondió que “los judíos no llegan a ser árbitros de primera división en la Argentina porque el mundo del fútbol es algo difícil, trabajoso y a los judíos no les gustan las cosas difíciles”. Se iniciaron causas penales por injurias agravadas y violación de la ley discriminatoria, que luego fueron archivadas. El periodista que le hizo la pregunta, Ramiro Sánchez Ordóñez, fue despedido y no volvió a aparecer en los medios.

En las provincias, en tanto, Grondona es sumamente impopular, pues se lo considera responsable de perpetuar un sistema de torneos que beneficia a los clubes de Buenos Aires y estanca el progreso del fútbol en el resto del país. Argentina es un país de 40 millones de habitantes, de los cuales, 13 millones (aproximadamente un tercio) corresponde a la ciudad de Buenos Aires y su conurbano y 27 millones (dos tercios) corresponden al resto del país. Pero en la actual torneo de Primera División del fútbol argentino (agosto 2011), de un total de 20 clubes, 12 pertenecen a la ciudad de Buenos Aires o el Gran Buenos Aires y sólo 8 al interior. Hasta ahora, ningún club indirectamente afiliado a la AFA ha salido campeón.

En 2010 ante el reclamo de los clubes que juegan el Torneo Argentino A pidiendo un aumento del presupuesto para hacer frente a los altos costos que requiere dicho torneo, la respuesta de Grondona fue: “A mí no me importa un carajo si ustedes juegan o no; ya eché a Maradona y no tendría problemas con ustedes”. Según palabras del propio Grondona “El Argentino C es un torneo de potrero organizado”, haciendo referencia al Torneo del Interior del que participan clubes del interior del país.

Un ex presidente de Independiente, Andrés Ducatenzeiler, afirmó que hizo un “pacto de caballeros” para que lo dirijan árbitros de ambos colegios existentes en Argentina al verse amenazado por el descenso y una supuesta digitación desde la AFA para que eso suceda. Años después, entre otras cosas diría: “Los clubes que no pactan con Grondona terminan fundidos”.8 Según lo dicho por el presidente rojo de 2002, Grondona siguió adelante con lo acordado hasta que faltando tres fechas para finalización del campeonato, con Independiente ya fuera de peligro de descenso, se vuelven a reunir y le dice que los últimos 3 árbitros lo designará él. En ese mismo momento se produce la ruptura entre ambos personajes, el club de Avellaneda lograría el campeonato y poco tiempo después, luego de que un medio argentino publique en primera plana que dicho campeonato fue comprado, Andrés Ducatenzeiler fue a juicio contra el diario y la AFA, del cual salió airoso, pero sin repercusión en los medios de la tela que dejó para cortar en cuanto a la toma de decisiones en la asociación argentina y el papel de Grondona en ellas.

A finales de 2011 el empresario Carlos Ávila promovió una denuncia contra Grondona, por presunta “administración fraudulenta” y “lavado de dinero”. En la causa se incluyen diversas pruebas y una cámara oculta que compromete a Grondona y amenaza de muerte al periodista Alejandro Fantino. (Fuente: Wikipedia)

comentarios

imagen imagen
Login