ciudadanodiario.com.ar
Gritos, malas palabras y desmayo en el Tagarelli
Cargando...
Por Redacción

Gritos, malas palabras y desmayo en el Tagarelli



El hecho que hizo explotar la situación fue la denuncia de una enfermera, quien acusó al funcionario de haberle gritado y pegado.


Ayer el hospital Victorino Tagarelli de Eugenio Bustos fue protagonista de un escándalo con ribetes policiales y mediáticos, cuando la enfermera Isabel Bordón, acusó al actual director del hospital, el doctor Humberto Tagarelli, por agresiones verbales y físicas.


La mujer acusó al funcionario de gritarle y luego darle un par de golpes de puño en el pecho que la habrían hecho caer y desvanecerse. Por su parte, Tagarelli negó la agresión física, diciendo que solo se había tratado de una discusión verbal, y que la enfermera con la que había protagonizado el incidente “solo genera problemas en el hospital”. Según el director del hospital departamental, el escándalo generado era “exagerado”, sobre todo en un contexto donde se estaba “tratando de resolver los problemas importantes del hospital”.


El hecho en el que intervino la policía y que salió a la luz por diferentes medios de comunicación locales y provinciales, derivó en la internación en observación por varias horas de la enfermera, la renuncia del director, y una posible convocatoria de algunos trabajadores del hospital para pedir que el director vuelva a su puesto.


¿Quién dice la verdad? Crónica de un suceso anunciado


Más allá de que será la justicia que deberá dirimir quién dijo la verdad en este caso concreto, la situación del hospital Tagarelli no es nueva en cuanto a quejas por presuntos malos tratos desde la dirección. Incluso hubo situaciones en los que se dio intervención a los sindicatos para resguardar los derechos de los trabajadores.


Según informa el portal valletano, El Cuco Digital, el doctor Humberto Tagarelli, quien asumió como director en octubre pasado, es un reconocido cirujano de la región. Sin embargo, también es conocido por su carácter “fuerte”, que incluye “gritos, malas palabras y falta de educación”. Tagarelli ya fue director del nosocomio sancarlino en años anteriores, aunque en ese momento pocos eran los que criticaban su impronta de gestión, signada por su carácter bastante “maltratador”. En esta nueva gestión, enmarcada en una época donde la defensa de los derechos de los trabajadores y pacientes es fundamental, muchos son los que disienten con las formas del funcionario, aún cuando el profesional es reconocido por gran parte de la población por sus aptitudes médicas.


En relación al caso puntual sucedido ayer, donde una enfermera denunció a Tagarelli por presuntos golpes tras una discusión, y cuyo hecho el funcionario negó rotundamente, las fuentes consultadas prefirieron guardar cautela. Tanto desde la policía como desde ATE se manifestó que se investigarán los hechos, y habrá que ver qué sucedió en realidad. Es que, si bien se sabe de antemano del “carácter” del director y de otras situaciones (no de violencia física pero si de violencia verbal), también desde algunos ámbitos se cuestionó a la enfermera involucrada, quien tendría cuestionamientos en su desempeño laboral, con denuncias graves que quedaron desestimadas, y frecuentes licencias con partes psiquiátricos./Gentileza: El Cuco Digital


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Gritos, malas palabras y desmayo en el Tagarelli

El hecho que hizo explotar la situación fue la denuncia de una enfermera, quien acusó al funcionario de haberle gritado y pegado.

Ayer el hospital Victorino Tagarelli de Eugenio Bustos fue protagonista de un escándalo con ribetes policiales y mediáticos, cuando la enfermera Isabel Bordón, acusó al actual director del hospital, el doctor Humberto Tagarelli, por agresiones verbales y físicas.

La mujer acusó al funcionario de gritarle y luego darle un par de golpes de puño en el pecho que la habrían hecho caer y desvanecerse. Por su parte, Tagarelli negó la agresión física, diciendo que solo se había tratado de una discusión verbal, y que la enfermera con la que había protagonizado el incidente “solo genera problemas en el hospital”. Según el director del hospital departamental, el escándalo generado era “exagerado”, sobre todo en un contexto donde se estaba “tratando de resolver los problemas importantes del hospital”.

El hecho en el que intervino la policía y que salió a la luz por diferentes medios de comunicación locales y provinciales, derivó en la internación en observación por varias horas de la enfermera, la renuncia del director, y una posible convocatoria de algunos trabajadores del hospital para pedir que el director vuelva a su puesto.

¿Quién dice la verdad? Crónica de un suceso anunciado

Más allá de que será la justicia que deberá dirimir quién dijo la verdad en este caso concreto, la situación del hospital Tagarelli no es nueva en cuanto a quejas por presuntos malos tratos desde la dirección. Incluso hubo situaciones en los que se dio intervención a los sindicatos para resguardar los derechos de los trabajadores.

Según informa el portal valletano, El Cuco Digital, el doctor Humberto Tagarelli, quien asumió como director en octubre pasado, es un reconocido cirujano de la región. Sin embargo, también es conocido por su carácter “fuerte”, que incluye “gritos, malas palabras y falta de educación”. Tagarelli ya fue director del nosocomio sancarlino en años anteriores, aunque en ese momento pocos eran los que criticaban su impronta de gestión, signada por su carácter bastante “maltratador”. En esta nueva gestión, enmarcada en una época donde la defensa de los derechos de los trabajadores y pacientes es fundamental, muchos son los que disienten con las formas del funcionario, aún cuando el profesional es reconocido por gran parte de la población por sus aptitudes médicas.

En relación al caso puntual sucedido ayer, donde una enfermera denunció a Tagarelli por presuntos golpes tras una discusión, y cuyo hecho el funcionario negó rotundamente, las fuentes consultadas prefirieron guardar cautela. Tanto desde la policía como desde ATE se manifestó que se investigarán los hechos, y habrá que ver qué sucedió en realidad. Es que, si bien se sabe de antemano del “carácter” del director y de otras situaciones (no de violencia física pero si de violencia verbal), también desde algunos ámbitos se cuestionó a la enfermera involucrada, quien tendría cuestionamientos en su desempeño laboral, con denuncias graves que quedaron desestimadas, y frecuentes licencias con partes psiquiátricos./Gentileza: El Cuco Digital

comentarios

Login