Cargando...
Por Redacción

Graves falencias en el hogar Madre Adolescente



La Asociación Mendocina Profesionales de la Salud (AMPROS) denunció que el hogar Madre Adolescente, dependiente de la DINAF, se encuentra en condiciones extremas de hacinamiento, falta de pintura, reparaciones y mantenimiento de la infraestructura, lo cual torna inhabitable el lugar.

El establecimiento, que alberga a madres menores de edad y a sus bebés –ubicado en el barrio Pablo VI, de Godoy Cruz– se encuentra en condiciones extremas, con olores nauseabundos y falta de pintura, reparaciones y mantenimiento de la infraestructura, lo cual torna inhabitable el lugar. “Desde el primer piso, olores nauseabundos emanan del baño hacia la cocina que se encuentra en planta baja”, explicaron algunas madres alojadas en el hogar.


Claudia Iturbe, secretaria adjunta de AMPROS, visitó el lugar y respecto de la situación que viven los chicos, comentó: “Es un hogar muy, pero muy pequeño ubicado en una ‘zona roja’, como es el barrio Pablo VI. Quisiéramos preguntarle al Gobernador qué pretende con esta política de niñez, porque en vez de rescatarla y mejorar su situación social, no sé si empeora, pero al menos están en las mismas condiciones que en su lugar de origen. Es un lugar donde viven hacinados madres e hijos, duermen en camas cuchetas, no se puede poner cunas por el espacio, tampoco tienen un placard para guardar sus cosas, ni hay ventilación, ni un ventilador para las noches, tampoco hay un patio donde los niños puedan movilizarse y jugar. Las autoridades dicen que no hay dinero”.


Espacios nauseabundos

El fuerte documento presentado por el gremio que nuclea a los profesionales de la salud de Mendoza expresa que desde el primer piso, olores nauseabundos bajan del baño hacia la cocina que se encuentra en planta baja. Inclusive, según los trabajadores, los caños han sufrido roturas emparchadas superficialmente, y en ocasiones líquidos cloacales han caído sobre la cocina, lo cual representa un serio riesgo en las condiciones de asepsia.


“Para graficar esta gravísima situación, en tres dormitorios habitan 19 personas en 11 camas, razón por la cual ante la falta de espacio para la colocación de cunas, las madres deben dormir con sus pequeños hijos en la misma cama, lo que implica un serio riesgo sanitario”, sostuvo el doctor Daniel Jiménez, prosecretario gremial del sindicato.


“Las jovencitas que habitan esta vivienda conviven con paredes que dan asco, ya no solo porque les falte pintura –hace años que no reciben una mano-, sino porque presentan roturas de todo tipo, lo cual incrementó la proliferación de insectos. Los niños presentan erupciones que desencadenan cuadros alérgicos de tipo dermatológicos”, sostuvo Claudia Iturbe.


Por su parte, Jiménez, quien además es pediatra, afirmó que “es inadmisible que los pequeños y sus madres deban dormir en cuchetas debido a la falta de espacio. Esto nunca debió haberse habilitado. Tenemos conocimiento de que Defensa Civil no aprobó este tipo de escalera, ya que representa un serio riesgo para los pequeños. En caso de emergencias como incendio o sismo, no hay escaleras”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Graves falencias en el hogar Madre Adolescente

La Asociación Mendocina Profesionales de la Salud (AMPROS) denunció que el hogar Madre Adolescente, dependiente de la DINAF, se encuentra en condiciones extremas de hacinamiento, falta de pintura, reparaciones y mantenimiento de la infraestructura, lo cual torna inhabitable el lugar.
El establecimiento, que alberga a madres menores de edad y a sus bebés –ubicado en el barrio Pablo VI, de Godoy Cruz– se encuentra en condiciones extremas, con olores nauseabundos y falta de pintura, reparaciones y mantenimiento de la infraestructura, lo cual torna inhabitable el lugar. “Desde el primer piso, olores nauseabundos emanan del baño hacia la cocina que se encuentra en planta baja”, explicaron algunas madres alojadas en el hogar.

Claudia Iturbe, secretaria adjunta de AMPROS, visitó el lugar y respecto de la situación que viven los chicos, comentó: “Es un hogar muy, pero muy pequeño ubicado en una ‘zona roja’, como es el barrio Pablo VI. Quisiéramos preguntarle al Gobernador qué pretende con esta política de niñez, porque en vez de rescatarla y mejorar su situación social, no sé si empeora, pero al menos están en las mismas condiciones que en su lugar de origen. Es un lugar donde viven hacinados madres e hijos, duermen en camas cuchetas, no se puede poner cunas por el espacio, tampoco tienen un placard para guardar sus cosas, ni hay ventilación, ni un ventilador para las noches, tampoco hay un patio donde los niños puedan movilizarse y jugar. Las autoridades dicen que no hay dinero”.

Espacios nauseabundos
El fuerte documento presentado por el gremio que nuclea a los profesionales de la salud de Mendoza expresa que desde el primer piso, olores nauseabundos bajan del baño hacia la cocina que se encuentra en planta baja. Inclusive, según los trabajadores, los caños han sufrido roturas emparchadas superficialmente, y en ocasiones líquidos cloacales han caído sobre la cocina, lo cual representa un serio riesgo en las condiciones de asepsia.

“Para graficar esta gravísima situación, en tres dormitorios habitan 19 personas en 11 camas, razón por la cual ante la falta de espacio para la colocación de cunas, las madres deben dormir con sus pequeños hijos en la misma cama, lo que implica un serio riesgo sanitario”, sostuvo el doctor Daniel Jiménez, prosecretario gremial del sindicato.

“Las jovencitas que habitan esta vivienda conviven con paredes que dan asco, ya no solo porque les falte pintura –hace años que no reciben una mano-, sino porque presentan roturas de todo tipo, lo cual incrementó la proliferación de insectos. Los niños presentan erupciones que desencadenan cuadros alérgicos de tipo dermatológicos”, sostuvo Claudia Iturbe.

Por su parte, Jiménez, quien además es pediatra, afirmó que “es inadmisible que los pequeños y sus madres deban dormir en cuchetas debido a la falta de espacio. Esto nunca debió haberse habilitado. Tenemos conocimiento de que Defensa Civil no aprobó este tipo de escalera, ya que representa un serio riesgo para los pequeños. En caso de emergencias como incendio o sismo, no hay escaleras”.

comentarios

imagen imagen
Login