ciudadanodiario.com.ar
‘Granate’ copado
Cargando...
Por Redacción

‘Granate’ copado



El estadio Julio Grondona fue el escenario del duelo que animaron Vélez y Lanús, correspondiente a los cuartos de final de la Copa Argentina. Bajo la lluvia bonaerense, los equipos llegaron a Sarandí con el sueño de acceder a la fase previa del partido decisivo, algo que no habían podido conseguir desde la reanudación del certamen más federal del país.


A pesar del traicionero campo de juego, el “Granate” intentó llevar el duelo a la zona de Alan Aguerre. Las intervenciones de Oscar Junior Benítez y Lautaro Acosta complicaron a la última línea porteña, que no podía hacer pie debido a la cantidad de agua acumulada en su territorio. Con más velocidad que buenas ideas, los de Guillermo Barros Schelotto generaban constantes dudas en la defensa del “Fortín”.


Si bien los de Liniers buscaron dar una respuesta a través de la jerarquía de Milton Caraglio y los remates de media distancia de Lucas Romero, los del sur abrieron el marcador a los 20 minutos. Una extraordinaria asistencia de Román Martínez le permitió a Sergio González establecer el 1 a 0 para imponer justicia en el marcador. A pesar de la falta de claridad, los del mellizo eran superiores.


En el complemento, una extraordinaria apilada del “Laucha” volvió a exponer las limitaciones del elenco de Villa Luro. Como wing izquierdo, el ex Boca dejó solo a González frente a una valla despoblada, pero el autor del tanto inicial dilapidó la acción por encima del travesaño. A pesar de los esfuerzos de los dirigidos por Miguel Russo, en el segundo capítulo nada cambió.


Lo único que mantenía vivo a Vélez era la falta de efectividad de la ofensiva del “Grana”. Las apariciones de Víctor Ayala y Nicolás Aguirre ejemplificaban la falta de precisión en los últimos toques. El sufrimiento innecesario, por no saber liquidar el pleito, llevó a que el “Fortín” se ilusione no la llegada de los penales. El ingreso de Agustín Doffo, fue de lo mejor en los porteños, dado que el reemplazante de Romero exigió dos veces a Fernando Monetti a falta de cinco minutos para el cierre.


El error de Federico Beligoy y la viveza de Fabián Cubero fue el cóctel que concluyó en la gesta velezana. “Poroto” cayó en el área por una supuesta infracción de Diego Braghieri y el árbitro compró la simulación del veterano. Desde los doce pasos, Caraglio facturó y le puso suspenso a la noche.


Fernando Monetti se convirtió en héroe al desviar los remates de Nicolás Delgadillo y Fabián Cubero. El ex Gimnasia salvó a sus compañeros, dado que la clasificación la debían haber obtenido en los noventa minutos. Las conversiones de Alan Aguerre, Nicolás Aguirre, Roberto Nanni, Román Martínez, Maximiliano Velázquez y Gustavo Gómez sellaron el boleto a la fase de los cuatro mejores del campeonato. El próximo destino de Lanús será Boca o Defensa y Justicia.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

‘Granate’ copado

El estadio Julio Grondona fue el escenario del duelo que animaron Vélez y Lanús, correspondiente a los cuartos de final de la Copa Argentina. Bajo la lluvia bonaerense, los equipos llegaron a Sarandí con el sueño de acceder a la fase previa del partido decisivo, algo que no habían podido conseguir desde la reanudación del certamen más federal del país.

A pesar del traicionero campo de juego, el “Granate” intentó llevar el duelo a la zona de Alan Aguerre. Las intervenciones de Oscar Junior Benítez y Lautaro Acosta complicaron a la última línea porteña, que no podía hacer pie debido a la cantidad de agua acumulada en su territorio. Con más velocidad que buenas ideas, los de Guillermo Barros Schelotto generaban constantes dudas en la defensa del “Fortín”.

Si bien los de Liniers buscaron dar una respuesta a través de la jerarquía de Milton Caraglio y los remates de media distancia de Lucas Romero, los del sur abrieron el marcador a los 20 minutos. Una extraordinaria asistencia de Román Martínez le permitió a Sergio González establecer el 1 a 0 para imponer justicia en el marcador. A pesar de la falta de claridad, los del mellizo eran superiores.

En el complemento, una extraordinaria apilada del “Laucha” volvió a exponer las limitaciones del elenco de Villa Luro. Como wing izquierdo, el ex Boca dejó solo a González frente a una valla despoblada, pero el autor del tanto inicial dilapidó la acción por encima del travesaño. A pesar de los esfuerzos de los dirigidos por Miguel Russo, en el segundo capítulo nada cambió.

Lo único que mantenía vivo a Vélez era la falta de efectividad de la ofensiva del “Grana”. Las apariciones de Víctor Ayala y Nicolás Aguirre ejemplificaban la falta de precisión en los últimos toques. El sufrimiento innecesario, por no saber liquidar el pleito, llevó a que el “Fortín” se ilusione no la llegada de los penales. El ingreso de Agustín Doffo, fue de lo mejor en los porteños, dado que el reemplazante de Romero exigió dos veces a Fernando Monetti a falta de cinco minutos para el cierre.

El error de Federico Beligoy y la viveza de Fabián Cubero fue el cóctel que concluyó en la gesta velezana. “Poroto” cayó en el área por una supuesta infracción de Diego Braghieri y el árbitro compró la simulación del veterano. Desde los doce pasos, Caraglio facturó y le puso suspenso a la noche.

Fernando Monetti se convirtió en héroe al desviar los remates de Nicolás Delgadillo y Fabián Cubero. El ex Gimnasia salvó a sus compañeros, dado que la clasificación la debían haber obtenido en los noventa minutos. Las conversiones de Alan Aguerre, Nicolás Aguirre, Roberto Nanni, Román Martínez, Maximiliano Velázquez y Gustavo Gómez sellaron el boleto a la fase de los cuatro mejores del campeonato. El próximo destino de Lanús será Boca o Defensa y Justicia.

comentarios

Login