Google Street View: al servicio del chorro mendocino
Cargando...
Por Redacción

Google Street View: al servicio del chorro mendocino



Las técnicas de “marcado” de casas para robar, evolucionaron. Por estos días, las tradicionales pintadas en paredes que avisan si la vivienda está deshabitada, tienen perro o vive una mujer sola, son reemplazadas por imágenes de la aplicación Street View. Gracias a este programa, los delincuentes ‘caminan vitualmente’ las calles del barrio y obtienen facilmente fotos de las fachadas. También se utiliza el sistema para buscar el mejor ingreso y luego… robar


Las tradicionales pintadas en las casas para revelar información con fines delictivos quedaron en el pasado. Ahora, los chorros se pasan data utilizando una aplicación al alcance de todos que permite marcar fotográficamente un domicilio sin códigos de por medio.


Sin vueltas


Día a día, la tecnología abocada a las comunicaciones avanza a pasos agigantados. Estos adelantos, por lo general, obran en favor de los usuarios al agilizar el envío y recepción de mensajes, pero el mundo de Internet es muy grande y a veces sus ventajas se transforman en desventajas de un segundo para el otro. Esto es lo que sucede por estos días en relación al “marcado” de casas, que parece haber “evolucionado” en beneficio del robo domiciliario. Una investigación de El Ciudadano, en colaboración con la Policía de Mendoza, da cuenta de varios casos en los que delincuentes se traspasan información vía Whatsapp y/o Facebook de casas vacías, con mujeres solas, sin perro, etcétera.



Según confirmaron fuentes policiales expertas en delito informático, los ladrones utilizan la aplicación Street View para ‘recorrer virtualmente’ los barrios y destacar viviendas con alguna debilidad que facilita el ingreso con fines delictivos.


Street View permite a cualquier persona con acceso a Internet poder trasladarse por los barrios sin tener que abandonar el escritorio. Así de simple. Con tan sólo escribir una determinada dirección, el sistema nos ofrece un recorrido en 360º mediante el cual podemos ‘pasear’ por cualquier parte del mundo y ver las fachadas de las casas a través de un celular o el monitor de una computadora.


Esto puede servir para una infinidad de buenos propósitos, como buscar una referencia para encontrar una dirección y enviar una ambulancia, aunque la realidad marca que hoy se está usando para informar acerca de casas con gente de vacaciones o habitada por adultos mayores.



De esta forma, los viejos grafitis tumberos quedaron en el pasado, gracias a este sistema que permite tomar una foto del frente de nuestros hogares y enviarla acompañada de un texto en el que se señalan puntos de interés para los delincuentes.


De acuerdo a la información a la que tuvo acceso este medio, en nuestra provincia ya se filtraron varios mensajes de Whatsapp en los que una persona le manda una foto a otra con el fin de ‘marcar’ una vivienda para luego ejecutar un robo.


¿De dónde salen estas imágenes?


Desde hace dos años, un móvil de la empresa Google recorre las calles mendocinas y toma fotografías que luego son subidas a Internet con el fin de localizar un espacio. Estas imágenes se toman sin la autorización de los propietarios amparándose en una ley que permite tomar fotos desde la vía pública.


Las marcas tumberas no van más


Se usaron por muchos años y algunos delincuentes todavía les sacan provecho, aunque, según los expertos consultados, estas marcas ya son parte del pasado.

Surgidas con el fin de pasar información sobre viviendas vulnerables para el delito, estos “operarios” de inteligencia delictiva dibujaban con aerosol o tiza un símbolo tumbero que destacaba ciertas debilidades, como casa sin perro o con perro, usar palanca, casa ya robada o buena acogida si se habla de Dios.


Pero ahora, el lenguaje delictual y sus códigos fueron reemplazados directamente por fotos acompañadas de cada debilidad en particular.


Semana Santa: peligro de robos


Es de público conocimiento que durante la época de vacaciones los casos de robos domiciliarios se multiplican. Sin embargo, muy pocos saben que la parte del año en la que más se roba en casas no es durante enero y febrero sino durante Semana Santa. Durante estos días, las tasas de denuncias triplican los índices habituales, según informó la Policía Federal Argentina.



A raíz de este dato, y a horas de que empiecen las minivacaciones de marzo, vale la pena recodar algunas recomendaciones para evitar que los ladrones entren a nuestros hogares. Lo fundamental para evitar un robo es, evidentemente, no ir “pregonando a los cuatro vientos” que nos vamos. Otra de las claves es asegurarnos de cerrar bien todas las puertas y ventanas. Si no hay signos de vida cotidiana, es muy fácil para los ladrones de casas saber que estamos de vacaciones fuera del hogar. Para evitar esto, es recomendable usar algunos trucos, como por ejemplo, dejar ropa tendida, activar algún temporizador que permita encender y apagar las luces cada cierto tiempo o que suba y baje las persianas automáticamente. Con esto parecerá que hay gente en casa.


El teléfono fijo también puede convertirse en nuestro peor enemigo, ya que si se pasa el día sonando repetidamente será señal de que no hay nadie en el domicilio. Es por eso que los especialistas recomiendan bajar el volumen del timbre. Finalmente, es muy práctico tener alarmas para prevenir y detectar robos. Cuando lleguemos al hogar después de las vacaciones, debemos estar atentos y, ante cualquier signo de que la puerta ha sido forzada, debemos llamar a la Policía.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Google Street View: al servicio del chorro mendocino

imagen

Las técnicas de “marcado” de casas para robar, evolucionaron. Por estos días, las tradicionales pintadas en paredes que avisan si la vivienda está deshabitada, tienen perro o vive una mujer sola, son reemplazadas por imágenes de la aplicación Street View. Gracias a este programa, los delincuentes ‘caminan vitualmente’ las calles del barrio y obtienen facilmente fotos de las fachadas. También se utiliza el sistema para buscar el mejor ingreso y luego… robar

Las tradicionales pintadas en las casas para revelar información con fines delictivos quedaron en el pasado. Ahora, los chorros se pasan data utilizando una aplicación al alcance de todos que permite marcar fotográficamente un domicilio sin códigos de por medio.

Sin vueltas

Día a día, la tecnología abocada a las comunicaciones avanza a pasos agigantados. Estos adelantos, por lo general, obran en favor de los usuarios al agilizar el envío y recepción de mensajes, pero el mundo de Internet es muy grande y a veces sus ventajas se transforman en desventajas de un segundo para el otro. Esto es lo que sucede por estos días en relación al “marcado” de casas, que parece haber “evolucionado” en beneficio del robo domiciliario. Una investigación de El Ciudadano, en colaboración con la Policía de Mendoza, da cuenta de varios casos en los que delincuentes se traspasan información vía Whatsapp y/o Facebook de casas vacías, con mujeres solas, sin perro, etcétera.

Según confirmaron fuentes policiales expertas en delito informático, los ladrones utilizan la aplicación Street View para ‘recorrer virtualmente’ los barrios y destacar viviendas con alguna debilidad que facilita el ingreso con fines delictivos.

Street View permite a cualquier persona con acceso a Internet poder trasladarse por los barrios sin tener que abandonar el escritorio. Así de simple. Con tan sólo escribir una determinada dirección, el sistema nos ofrece un recorrido en 360º mediante el cual podemos ‘pasear’ por cualquier parte del mundo y ver las fachadas de las casas a través de un celular o el monitor de una computadora.

Esto puede servir para una infinidad de buenos propósitos, como buscar una referencia para encontrar una dirección y enviar una ambulancia, aunque la realidad marca que hoy se está usando para informar acerca de casas con gente de vacaciones o habitada por adultos mayores.

De esta forma, los viejos grafitis tumberos quedaron en el pasado, gracias a este sistema que permite tomar una foto del frente de nuestros hogares y enviarla acompañada de un texto en el que se señalan puntos de interés para los delincuentes.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso este medio, en nuestra provincia ya se filtraron varios mensajes de Whatsapp en los que una persona le manda una foto a otra con el fin de ‘marcar’ una vivienda para luego ejecutar un robo.

¿De dónde salen estas imágenes?

Desde hace dos años, un móvil de la empresa Google recorre las calles mendocinas y toma fotografías que luego son subidas a Internet con el fin de localizar un espacio. Estas imágenes se toman sin la autorización de los propietarios amparándose en una ley que permite tomar fotos desde la vía pública.

Las marcas tumberas no van más

Se usaron por muchos años y algunos delincuentes todavía les sacan provecho, aunque, según los expertos consultados, estas marcas ya son parte del pasado.
Surgidas con el fin de pasar información sobre viviendas vulnerables para el delito, estos “operarios” de inteligencia delictiva dibujaban con aerosol o tiza un símbolo tumbero que destacaba ciertas debilidades, como casa sin perro o con perro, usar palanca, casa ya robada o buena acogida si se habla de Dios.

Pero ahora, el lenguaje delictual y sus códigos fueron reemplazados directamente por fotos acompañadas de cada debilidad en particular.

Semana Santa: peligro de robos

Es de público conocimiento que durante la época de vacaciones los casos de robos domiciliarios se multiplican. Sin embargo, muy pocos saben que la parte del año en la que más se roba en casas no es durante enero y febrero sino durante Semana Santa. Durante estos días, las tasas de denuncias triplican los índices habituales, según informó la Policía Federal Argentina.

A raíz de este dato, y a horas de que empiecen las minivacaciones de marzo, vale la pena recodar algunas recomendaciones para evitar que los ladrones entren a nuestros hogares. Lo fundamental para evitar un robo es, evidentemente, no ir “pregonando a los cuatro vientos” que nos vamos. Otra de las claves es asegurarnos de cerrar bien todas las puertas y ventanas. Si no hay signos de vida cotidiana, es muy fácil para los ladrones de casas saber que estamos de vacaciones fuera del hogar. Para evitar esto, es recomendable usar algunos trucos, como por ejemplo, dejar ropa tendida, activar algún temporizador que permita encender y apagar las luces cada cierto tiempo o que suba y baje las persianas automáticamente. Con esto parecerá que hay gente en casa.

El teléfono fijo también puede convertirse en nuestro peor enemigo, ya que si se pasa el día sonando repetidamente será señal de que no hay nadie en el domicilio. Es por eso que los especialistas recomiendan bajar el volumen del timbre. Finalmente, es muy práctico tener alarmas para prevenir y detectar robos. Cuando lleguemos al hogar después de las vacaciones, debemos estar atentos y, ante cualquier signo de que la puerta ha sido forzada, debemos llamar a la Policía.

comentarios

imagen imagen
Login