Descendió Gimnasia
Cargando...
Por Redacción
imagen

Descendió Gimnasia



No pudo ser, qué pena Lobo. Tras una final intensa y polémica en la que Gimnasia y Esgrima dejó absolutamente todo frente a Guillermo Brown de Puerto Madryn, los tiros penales desde los doce pasos decretaron que descendiera al Federal A el elenco mendocino y que el patagónico conservara su plaza en la Primera B Nacional. Fue 5-4 después de haber igualado 1-1 tras 120 minutos que incluyeron dos tiempos suplementarios en la cancha de Argentinos Juniors, con el control de Saúl Laverni y sin público.


Se jugó como una verdadera final. Con dientes apretados y nervios al por mayor. Los dos tuvieron sus chances, pero las emociones recién llegaron en el primer tiempo suplementario cuando César Carranza marcó el gol del Lobo de tiro libre (a los 105′ con complicidad de Marín). Minutos después Rivadero (109′) se encontraría una pelota perdida en el área del buen arquero Leguiza para sellar el 1-1 y forzar la definición por penales.


Fue ahí cuando el patagónico sacó ventaja para imponerse 5-4 al cabo de seis disparos por lado y desatar el festejo. El lamento fue del Lobo mendocino, que deja la categoría con mucha tristeza pero con la frente bien en alto, sabiendo que disputó este encuentro como debía. Para los de Labruna será barajar y dar de nuevo con vistas al 2016.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Descendió Gimnasia

imagen

No pudo ser, qué pena Lobo. Tras una final intensa y polémica en la que Gimnasia y Esgrima dejó absolutamente todo frente a Guillermo Brown de Puerto Madryn, los tiros penales desde los doce pasos decretaron que descendiera al Federal A el elenco mendocino y que el patagónico conservara su plaza en la Primera B Nacional. Fue 5-4 después de haber igualado 1-1 tras 120 minutos que incluyeron dos tiempos suplementarios en la cancha de Argentinos Juniors, con el control de Saúl Laverni y sin público.

Se jugó como una verdadera final. Con dientes apretados y nervios al por mayor. Los dos tuvieron sus chances, pero las emociones recién llegaron en el primer tiempo suplementario cuando César Carranza marcó el gol del Lobo de tiro libre (a los 105′ con complicidad de Marín). Minutos después Rivadero (109′) se encontraría una pelota perdida en el área del buen arquero Leguiza para sellar el 1-1 y forzar la definición por penales.

Fue ahí cuando el patagónico sacó ventaja para imponerse 5-4 al cabo de seis disparos por lado y desatar el festejo. El lamento fue del Lobo mendocino, que deja la categoría con mucha tristeza pero con la frente bien en alto, sabiendo que disputó este encuentro como debía. Para los de Labruna será barajar y dar de nuevo con vistas al 2016.

comentarios

imagen imagen
Login