ciudadanodiario.com.ar
Gas: se pasan de vivos
Cargando...
Por Redacción

Gas: se pasan de vivos



Un atropello más contra la voluntad de los mendocinos cometió Ecogas, a través de la autorización del Ente Regulador del Gas (Enargas) –desconociendo las medidas cautelares presentadas por la ONG Protectora–, ya que aplicó un aumento a algunos usuarios desprevenidos del método que se aplicaría –el que nunca fue explicado– y que no ahorraron entre un 5% y 20% con respecto al mismo período del año anterior.


Mario Vadillo, titular de Protectora, definió esto como una ilegalidad: “Lo que está llegando es un aumento ilegal. Fue dado por Enargas, pero con una política de atropello. Son tarifas que no cumplen con la Constitución Nacional, que prevé una audiencia pública, pero nunca fueron informadas antes de su aplicación”.


La situación de Mendoza es confusa porque el año pasado cuando se intentó aplicar el aumento en la provincia, Protectora elevó una medida cautelar para que judicialmente se contemplara a Mendoza como una zona que, debido a las bajas temperaturas, consume más gas que el resto del país.


Esta situación también la peleó La Pampa, pero a través del Ejecutivo, y consiguió que se incluyera a la provincia junto a Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego.


La no presencia de los funcionarios es clave en los atropellos que se registraron en las facturas de gas que llegaron recientemente a las casas mendocinas.


“El gobierno de La Pampa se sentó con la Presidenta y, en media hora, consiguió la excepción, por el mismo argumento que tenemos nosotros. Durante los inviernos necesitamos más metros cúbicos de consumo a menor costo. Esa sería una solución. Toda la información se la hemos dado al Ejecutivo provincial y a los legisladores nacionales por Mendoza, quienes se tendrían que dejar de hacer campaña política y atender este tema”, indicó con dureza Vadillo.


Cómo se implementa el aumento


El incremento en Mendoza es similar al que se está aplicando en Buenos Aires. Según explicó Enargas, la suba es para frenar el derroche de gas y por ello sólo se les aplica a los usuarios que no hayan ahorrado entre un 5% y un 20% de gas con respecto al mismo período del año anterior.


El peso de la suba recaerá sobre quienes en sus medidores no registren ahorro, o éste sea menor al 5%.


Esta medida –irrisoria, porque los usuarios no controlan el clima–, no se comunicó con claridad, en una audiencia pública, y directamente se aplicó negándoles a los usuarios la posibilidad de mermar el uso del gas en sus casas.


Vadillo aclaró que, en los peores casos, “los aumentos son de “entre 80% y 90% de la factura”, y en algunos elevó el valor de $500 a $800.


Las maneras de reclamar


Los referentes de Protectora aclararon que continuarán reclamando por vía judicial para que se mantenga el subsidio en la provincia.


Además, le ofrecieron al público un formulario de descargo para que la empresa no aplique las subas. El mismo se tiene que completar con cruces y debe ir acompañando con el documento del solicitante, la factura de gas y el comprobante por el cual el usuario pide la continuidad del subsidio (certificado de discapacidad, bono de sueldo o beneficio de algún plan social, entre otros).


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Gas: se pasan de vivos

Un atropello más contra la voluntad de los mendocinos cometió Ecogas, a través de la autorización del Ente Regulador del Gas (Enargas) –desconociendo las medidas cautelares presentadas por la ONG Protectora–, ya que aplicó un aumento a algunos usuarios desprevenidos del método que se aplicaría –el que nunca fue explicado– y que no ahorraron entre un 5% y 20% con respecto al mismo período del año anterior.

Mario Vadillo, titular de Protectora, definió esto como una ilegalidad: “Lo que está llegando es un aumento ilegal. Fue dado por Enargas, pero con una política de atropello. Son tarifas que no cumplen con la Constitución Nacional, que prevé una audiencia pública, pero nunca fueron informadas antes de su aplicación”.

La situación de Mendoza es confusa porque el año pasado cuando se intentó aplicar el aumento en la provincia, Protectora elevó una medida cautelar para que judicialmente se contemplara a Mendoza como una zona que, debido a las bajas temperaturas, consume más gas que el resto del país.

Esta situación también la peleó La Pampa, pero a través del Ejecutivo, y consiguió que se incluyera a la provincia junto a Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego.

La no presencia de los funcionarios es clave en los atropellos que se registraron en las facturas de gas que llegaron recientemente a las casas mendocinas.

“El gobierno de La Pampa se sentó con la Presidenta y, en media hora, consiguió la excepción, por el mismo argumento que tenemos nosotros. Durante los inviernos necesitamos más metros cúbicos de consumo a menor costo. Esa sería una solución. Toda la información se la hemos dado al Ejecutivo provincial y a los legisladores nacionales por Mendoza, quienes se tendrían que dejar de hacer campaña política y atender este tema”, indicó con dureza Vadillo.

Cómo se implementa el aumento

El incremento en Mendoza es similar al que se está aplicando en Buenos Aires. Según explicó Enargas, la suba es para frenar el derroche de gas y por ello sólo se les aplica a los usuarios que no hayan ahorrado entre un 5% y un 20% de gas con respecto al mismo período del año anterior.

El peso de la suba recaerá sobre quienes en sus medidores no registren ahorro, o éste sea menor al 5%.

Esta medida –irrisoria, porque los usuarios no controlan el clima–, no se comunicó con claridad, en una audiencia pública, y directamente se aplicó negándoles a los usuarios la posibilidad de mermar el uso del gas en sus casas.

Vadillo aclaró que, en los peores casos, “los aumentos son de “entre 80% y 90% de la factura”, y en algunos elevó el valor de $500 a $800.

Las maneras de reclamar

Los referentes de Protectora aclararon que continuarán reclamando por vía judicial para que se mantenga el subsidio en la provincia.

Además, le ofrecieron al público un formulario de descargo para que la empresa no aplique las subas. El mismo se tiene que completar con cruces y debe ir acompañando con el documento del solicitante, la factura de gas y el comprobante por el cual el usuario pide la continuidad del subsidio (certificado de discapacidad, bono de sueldo o beneficio de algún plan social, entre otros).

comentarios

Login