ciudadanodiario.com.ar
Ganó y sueña
Cargando...
Por Redacción

Ganó y sueña



Ambiente de final y la sensación en el aire de que era la última chance de Independiente Rivadavia para meterse definitivamente en lucha por el ascenso. Esa era la sensación en la previa del partido en el Gargantini ante Sportivo Belgrano de San Francisco.


Tras el traspie ante Patronato en Paraná, en lo que fue el debut de Daniel Garnero en el banco azul, ante el Verde cordobés no se podía fallar. Para colmo, en la previa All Boys venció a Atlético Tucumán y Unión a Santamarina, resultados poco convenientes para la Lepra.


Con tanta expectativa puesta en el partido, lo mejor que le podía ocurrir a Independiente era romper rápidamente la igualdad en el marcador. Eso iba a ocurrir antes del medio minuto de juego. Podestá por derecha lanzó un centro al corazón del área para que Castorino primereara a una defensa lenta y superara a Pozo con un cabezazo débil. Tranquilidad, desahogo y alegría para un equipo que lo necesitaba.


Pasados los diez minutos de juego en la segunda etapa iba a llegar la tranquilidad para los hinchas, jugadores y cuerpo técnico de la Lepra cuando Sportivo parecía mejorar. Lorenzo tiró la pared con Castorino que se la devolvió para que el hombre que venía del banco de suplentes marque un lindo gol.


El tanto de Lorenzo desmotivó a un Sportivo Belgrano cuyos intentos de convertir se hacían estériles mientras Independiente dosificaba esfuerzos en busca de no pasar zozobras y de encontrar el final del partido.


Pero nunca la Lepra tiene lo que quiere con tranquilidad y menos en este semestre. Coniglio anticipó a la defensa y de espaldas habilitó a Álvarez Suárez que sacó un remate preciso que pegó en el palo y entro para los nervios reinen en el último cuarto de hora del juego.


Ortiz paralizó los corazones de los leprosos con su remate tras dos errores defensivos, pero el disparo fue desviado muy lejos del arco de Ayala.


La visita buscó con voluntad pero Independiente supo cerrar los caminos hacia su área y terminó de sentenciar el partido Gautier que definió con precisión ante la salida de Pozo para poner el 3 a 1 cuando el partido ya no tenía más vida.


Se esperó demasiado para que la Lepra consiga una victoria necesaria como el agua para un equipo al que todo le cuesta demasiado. Con los tres puntos, los de Garnero trepan a 16, a uno de la zona de ascenso. La próxima fecha, los de Garnero deben visitar a Atlético Tucumán.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Ganó y sueña

Ambiente de final y la sensación en el aire de que era la última chance de Independiente Rivadavia para meterse definitivamente en lucha por el ascenso. Esa era la sensación en la previa del partido en el Gargantini ante Sportivo Belgrano de San Francisco.

Tras el traspie ante Patronato en Paraná, en lo que fue el debut de Daniel Garnero en el banco azul, ante el Verde cordobés no se podía fallar. Para colmo, en la previa All Boys venció a Atlético Tucumán y Unión a Santamarina, resultados poco convenientes para la Lepra.

Con tanta expectativa puesta en el partido, lo mejor que le podía ocurrir a Independiente era romper rápidamente la igualdad en el marcador. Eso iba a ocurrir antes del medio minuto de juego. Podestá por derecha lanzó un centro al corazón del área para que Castorino primereara a una defensa lenta y superara a Pozo con un cabezazo débil. Tranquilidad, desahogo y alegría para un equipo que lo necesitaba.

Pasados los diez minutos de juego en la segunda etapa iba a llegar la tranquilidad para los hinchas, jugadores y cuerpo técnico de la Lepra cuando Sportivo parecía mejorar. Lorenzo tiró la pared con Castorino que se la devolvió para que el hombre que venía del banco de suplentes marque un lindo gol.

El tanto de Lorenzo desmotivó a un Sportivo Belgrano cuyos intentos de convertir se hacían estériles mientras Independiente dosificaba esfuerzos en busca de no pasar zozobras y de encontrar el final del partido.

Pero nunca la Lepra tiene lo que quiere con tranquilidad y menos en este semestre. Coniglio anticipó a la defensa y de espaldas habilitó a Álvarez Suárez que sacó un remate preciso que pegó en el palo y entro para los nervios reinen en el último cuarto de hora del juego.

Ortiz paralizó los corazones de los leprosos con su remate tras dos errores defensivos, pero el disparo fue desviado muy lejos del arco de Ayala.

La visita buscó con voluntad pero Independiente supo cerrar los caminos hacia su área y terminó de sentenciar el partido Gautier que definió con precisión ante la salida de Pozo para poner el 3 a 1 cuando el partido ya no tenía más vida.

Se esperó demasiado para que la Lepra consiga una victoria necesaria como el agua para un equipo al que todo le cuesta demasiado. Con los tres puntos, los de Garnero trepan a 16, a uno de la zona de ascenso. La próxima fecha, los de Garnero deben visitar a Atlético Tucumán.

comentarios

Login