ciudadanodiario.com.ar
Funerales multitudinarios por el joven baleado en Ferguson
Cargando...
Por Redacción

Funerales multitudinarios por el joven baleado en Ferguson



Miles de personas asistían este lunes al funeral público de Michael Brown, el joven negro abatido por un policía blanco en Ferguson, Misuri, dos semanas después de una muerte que reavivó las tensiones raciales latentes en Estados Unidos. Ante la fuerte afluencia, las autoridades debieron habilitar una sala con capacidad adicional de 2.500 plazas no lejos de la iglesia bautista Friendly Temple Missionary. Dentro del templo, con capacidad para 5.000 fieles, sonaban los cantos de gospel ante un ataúd gris flanqueado de retratos del difunto.

En momentos en que la calma parece haberse restablecido en este pequeño suburbio de Saint Louis tras días de violentos

enfrentamientos, la ceremonia se realiza entre fuertes medidas de seguridad. Entre las personalidades presentes en la ceremonia se encuentra el líder de los derechos cívicos Al Sharpton, el reverendo Jesse Jackson, el cantante de rap Snoop Dogg,tres funcionarios de la Casa Blanca y el director de cine Spike Lee.

“Debemos hablar de temas raciales, debemos hablar de tensiones raciales y luego debemos hablar de la manera de erradicarlas”, dijo a la AFP antes de la misa Jane Brandon Brown, embajadora de God International Ministries, una red de pastores. “Creo que la muerte de Michael no habrá sido en vano y que no será utilizada como propaganda sino como herramienta para restablecer la unidad en un sector muy dividido”, afirmó.

El capitán de la policía Ron Johnson, encargado de la seguridad en Ferguson, estuvo también presente, así como las familias de otros casos que generaron polémica al ser calificados de racistas.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Funerales multitudinarios por el joven baleado en Ferguson

Miles de personas asistían este lunes al funeral público de Michael Brown, el joven negro abatido por un policía blanco en Ferguson, Misuri, dos semanas después de una muerte que reavivó las tensiones raciales latentes en Estados Unidos. Ante la fuerte afluencia, las autoridades debieron habilitar una sala con capacidad adicional de 2.500 plazas no lejos de la iglesia bautista Friendly Temple Missionary. Dentro del templo, con capacidad para 5.000 fieles, sonaban los cantos de gospel ante un ataúd gris flanqueado de retratos del difunto.
En momentos en que la calma parece haberse restablecido en este pequeño suburbio de Saint Louis tras días de violentos
enfrentamientos, la ceremonia se realiza entre fuertes medidas de seguridad. Entre las personalidades presentes en la ceremonia se encuentra el líder de los derechos cívicos Al Sharpton, el reverendo Jesse Jackson, el cantante de rap Snoop Dogg,tres funcionarios de la Casa Blanca y el director de cine Spike Lee.
“Debemos hablar de temas raciales, debemos hablar de tensiones raciales y luego debemos hablar de la manera de erradicarlas”, dijo a la AFP antes de la misa Jane Brandon Brown, embajadora de God International Ministries, una red de pastores. “Creo que la muerte de Michael no habrá sido en vano y que no será utilizada como propaganda sino como herramienta para restablecer la unidad en un sector muy dividido”, afirmó.
El capitán de la policía Ron Johnson, encargado de la seguridad en Ferguson, estuvo también presente, así como las familias de otros casos que generaron polémica al ser calificados de racistas.

comentarios

Login