ciudadanodiario.com.ar
Forcejeó con su atacante y le quitó el arma
Cargando...
Por Redacción

Forcejeó con su atacante y le quitó el arma



Una mujer llegaba a su domicilio, en compañía de sus hijas, cuando fue abordada por dos delincuentes que intentaron asaltarla. Dentro de la casa se encontraba su esposo, quien al escuchar los gritos intentó salir, para recibir luego un cachazo en su cabeza. Ambos malvivientes huyeron sin dejar rastro, pero el hombre pudo quitarles el arma en medio de un forcejeo.


Las víctimas son Andrea Valeria Oropel y Cristian Antonio Bayarri, ambos de 35 años. Eran las 23:13 cuando la mujer se disponía a ingresar a su casa de calle Juan José Paso, de Guaymallén, cuando los maleantes intentaron perpetrar el hecho.


La rápida presencia del marido de esta mujer hizo que los hombres huyeran en una motocicleta. Previo a eso, hubo momentos de nervios y violencia, cuando el hombre le quitó el arma a uno de ellos. Este revólver, según pericias posteriores, contenía 8 alvéolos y 8 cartuchos. Es decir, lista para ser usada.


Luego de las pericias, el hombre fue trasladado al Hospital Italiano, para su atención. En el caso interviene la Oficina Fiscal n°8.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Forcejeó con su atacante y le quitó el arma

Una mujer llegaba a su domicilio, en compañía de sus hijas, cuando fue abordada por dos delincuentes que intentaron asaltarla. Dentro de la casa se encontraba su esposo, quien al escuchar los gritos intentó salir, para recibir luego un cachazo en su cabeza. Ambos malvivientes huyeron sin dejar rastro, pero el hombre pudo quitarles el arma en medio de un forcejeo.

Las víctimas son Andrea Valeria Oropel y Cristian Antonio Bayarri, ambos de 35 años. Eran las 23:13 cuando la mujer se disponía a ingresar a su casa de calle Juan José Paso, de Guaymallén, cuando los maleantes intentaron perpetrar el hecho.

La rápida presencia del marido de esta mujer hizo que los hombres huyeran en una motocicleta. Previo a eso, hubo momentos de nervios y violencia, cuando el hombre le quitó el arma a uno de ellos. Este revólver, según pericias posteriores, contenía 8 alvéolos y 8 cartuchos. Es decir, lista para ser usada.

Luego de las pericias, el hombre fue trasladado al Hospital Italiano, para su atención. En el caso interviene la Oficina Fiscal n°8.

comentarios

Login