Finalizó la gira del Papa en África
Cargando...
Por Redacción

Finalizó la gira del Papa en África



El papa Francisco partió el lunes de Bangui hacia Roma, al término de su gira africana por Kenia, Uganda y República Centroafricana, constató un periodista de la AFP.


Antes de finalizar su visita a la capital centroafricana, bajo fuertes medidas de seguridad, el papa visitó el lunes una mezquita en el barrio musulmán de Bangui, escenario de atrocidades en 2013.


“Cristianos y musulmanes son hermanos”, dijo el pontífice a su llegada a la mezquita, donde lo recibió el gran imán Nehedi Tidjani, en presencia de delegaciones de católicos y protestantes. “No a la venganza, a la violencia y al odio”, añadió.


El papa habló a los centenares de personas que fueron a verlo a la mezquita, en un ambiente distendido a pesar de las estrictas medidas de seguridad y la presencia de cascos azules apostados en los minaretes.


Las inmediaciones de la mezquita fueron escenario de choques armados entre los Seleka, milicianos principalmente musulmanes, y los milicianos cristianos y animistas, conocidos como los “anti-balaka”.


Decenas de miles de habitantes entusiastas siguieron al papa en su visita a los campos de desplazados, la catedral católica, la gran mezquita de Bangui y el estadio en el que ofició una última misa.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Finalizó la gira del Papa en África

imagen

El papa Francisco partió el lunes de Bangui hacia Roma, al término de su gira africana por Kenia, Uganda y República Centroafricana, constató un periodista de la AFP.

Antes de finalizar su visita a la capital centroafricana, bajo fuertes medidas de seguridad, el papa visitó el lunes una mezquita en el barrio musulmán de Bangui, escenario de atrocidades en 2013.

“Cristianos y musulmanes son hermanos”, dijo el pontífice a su llegada a la mezquita, donde lo recibió el gran imán Nehedi Tidjani, en presencia de delegaciones de católicos y protestantes. “No a la venganza, a la violencia y al odio”, añadió.

El papa habló a los centenares de personas que fueron a verlo a la mezquita, en un ambiente distendido a pesar de las estrictas medidas de seguridad y la presencia de cascos azules apostados en los minaretes.

Las inmediaciones de la mezquita fueron escenario de choques armados entre los Seleka, milicianos principalmente musulmanes, y los milicianos cristianos y animistas, conocidos como los “anti-balaka”.

Decenas de miles de habitantes entusiastas siguieron al papa en su visita a los campos de desplazados, la catedral católica, la gran mezquita de Bangui y el estadio en el que ofició una última misa.

comentarios

imagen imagen
Login