ciudadanodiario.com.ar
Estadística fatal en Mendoza
Cargando...
Por Redacción

Estadística fatal en Mendoza



La muerte de la empresaria Alejandra Berman, ocurrida el martes, redondeó una cifra negra para Mendoza en cuanto a accidentes de tránsito. La ONG Voluntarios en Red, que se dedica, entre otras cosas, al estudio de catástrofes viales, presentó los números: 16 víctimas fatales en abril y 76 en lo que va del año.

Sobre el siniestro de Berman, las fuentes policiales aclararon que el vehículo VW Saveiro que conducía la joven circulaba de Tunuyán hacia Mendoza por la Ruta 40, y terminó impactando contra el costado izquierdo de la parte trasera de un camión Ford que viajaba cargado con uva, al mando de Lucas Casas, de 22 años.

El estado del camión en el que se inscrustó Berman puso en tela de juicio la cantidad y calidad de controles que se realizan en la transitada ruta que conecta al Gran Mendoza con el Sur mendocino.

Facundo Pérez es transportista y un asiduo usuario de esta arteria, ya que viaja constantemente hacia el Valle de Uco desde Mendoza. Basado en su experiencia, le comentó a El Ciudadano que “si bien existen controles, sobre todo por la cantidad de peso que llevan los camiones, se nota que circulan vehículos en mal estado y a altas velocidades sin problemas”.

Al respecto Hugo Fiorens, titular de Voluntarios en Red, reconoció que se están realizando controles periódicos “pero que no están siendo suficientes” para frenar la cantidad de accidentes viales.


El ojo puesto en los jóvenes, pero…

En la última década, los controles policiales se han basado en los jóvenes, ya que muchos de ellos fueron protagonistas principales de los peores accidentes viales, aunque en lo que va del año muchos de los protagonistas fueron ciudadanos de entre 40 y 50 años.

“Hay que eliminar de la conciencia de algunas personas adultas la idea de que pueden manejar con algunas copas de más. Es imposible, no se debe utilizar el automóvil después de haber bebido”, aseveró Fiorens.


¿Qué pasa con los camioneros?

El martes, un camionero brasileño que conducía ebrio volvió a causar una muerte en la Ruta 7, trayendo a la memoria de los mendocinos que en febrero de 2014 un chofer de Brasil que manejaba alcoholizado embistió de contramano a un colectivo y produjo 16 muertes. Esta vez, la víctima fue un acompañante, quien perdió la vida tras el vuelco del vehículo.

Al respecto, el titular de Voluntarios en Red transmitió una de sus conclusiones explicando que “las rutas son deficientes, no hay tecnología, no hay alcoholímetros suficientes, no tenemos los aparatos para medir la velocidad de los vehículos y los que hay, no están homologados, que es lo mismo que no tener nada. Nos preocupa mucho la cantidad de camiones de otros países, cuyos conductores circulan bajo los efectos de medicamentos”.


Un 30% más de vehículos

Según datos aportados por el Ministerio de Seguridad, el parque automotor ha aumentado un 30% en la provincia y ha llevado el número de 970 mil vehículos en 2004 a más de 1.300.000 en 2015. Esta incorporación desmedida de rodados hace que los mendocinos tengan que aprender a convivir con nuevas reglas.

Uno de los métodos para adaptarse a la nueva realidad es el manejo defensivo, por el que se aconseja manejar como si el resto de los conductores desconociera las leyes. Esto significa parar en todas las esquinas, utilizar de manera eficiente las luces de giro y la luz baja, mantener la distancia de frenado y siempre conducir con cuidado.

El Consejo Interamericano de Seguridad lo describe así: “El conductor defensivo no es un timorato ni un sobreprecavido, sino alguien que está decidido a tomar precauciones razonables, muy superiores a las que dictan las leyes, para evitar percances en el tránsito”.


Mejorar el transporte público

El factor fundamental para desalentar el uso de los automóviles es fomentar la utilización del transporte público.

El ahora ex ministro de Transporte, Diego Martínez Palau, indicó que la Provincia está tras el logro de un mejor rendimiento del transporte público, pero que se necesita la participación de las comunas. Martínez Palau profundizó: “El objetivo siempre fue un transporte público satisfactorio que pueda cubrir las necesidades de los mendocinos, ya sea que vivan en zonas rurales o urbanas.

Y agregó: “Para ello creamos el sistema de trasbordo y pusimos en función el metrotranvía. Todavía falta ampliar los recorridos y que los municipios creen playas alrededor de éstos para que los mendocinos puedan dejar sus vehículos estacionados en ese lugar”./ Matías Caliri


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Estadística fatal en Mendoza

La muerte de la empresaria Alejandra Berman, ocurrida el martes, redondeó una cifra negra para Mendoza en cuanto a accidentes de tránsito. La ONG Voluntarios en Red, que se dedica, entre otras cosas, al estudio de catástrofes viales, presentó los números: 16 víctimas fatales en abril y 76 en lo que va del año.
Sobre el siniestro de Berman, las fuentes policiales aclararon que el vehículo VW Saveiro que conducía la joven circulaba de Tunuyán hacia Mendoza por la Ruta 40, y terminó impactando contra el costado izquierdo de la parte trasera de un camión Ford que viajaba cargado con uva, al mando de Lucas Casas, de 22 años.
El estado del camión en el que se inscrustó Berman puso en tela de juicio la cantidad y calidad de controles que se realizan en la transitada ruta que conecta al Gran Mendoza con el Sur mendocino.
Facundo Pérez es transportista y un asiduo usuario de esta arteria, ya que viaja constantemente hacia el Valle de Uco desde Mendoza. Basado en su experiencia, le comentó a El Ciudadano que “si bien existen controles, sobre todo por la cantidad de peso que llevan los camiones, se nota que circulan vehículos en mal estado y a altas velocidades sin problemas”.
Al respecto Hugo Fiorens, titular de Voluntarios en Red, reconoció que se están realizando controles periódicos “pero que no están siendo suficientes” para frenar la cantidad de accidentes viales.

El ojo puesto en los jóvenes, pero…
En la última década, los controles policiales se han basado en los jóvenes, ya que muchos de ellos fueron protagonistas principales de los peores accidentes viales, aunque en lo que va del año muchos de los protagonistas fueron ciudadanos de entre 40 y 50 años.
“Hay que eliminar de la conciencia de algunas personas adultas la idea de que pueden manejar con algunas copas de más. Es imposible, no se debe utilizar el automóvil después de haber bebido”, aseveró Fiorens.

¿Qué pasa con los camioneros?
El martes, un camionero brasileño que conducía ebrio volvió a causar una muerte en la Ruta 7, trayendo a la memoria de los mendocinos que en febrero de 2014 un chofer de Brasil que manejaba alcoholizado embistió de contramano a un colectivo y produjo 16 muertes. Esta vez, la víctima fue un acompañante, quien perdió la vida tras el vuelco del vehículo.
Al respecto, el titular de Voluntarios en Red transmitió una de sus conclusiones explicando que “las rutas son deficientes, no hay tecnología, no hay alcoholímetros suficientes, no tenemos los aparatos para medir la velocidad de los vehículos y los que hay, no están homologados, que es lo mismo que no tener nada. Nos preocupa mucho la cantidad de camiones de otros países, cuyos conductores circulan bajo los efectos de medicamentos”.

Un 30% más de vehículos
Según datos aportados por el Ministerio de Seguridad, el parque automotor ha aumentado un 30% en la provincia y ha llevado el número de 970 mil vehículos en 2004 a más de 1.300.000 en 2015. Esta incorporación desmedida de rodados hace que los mendocinos tengan que aprender a convivir con nuevas reglas.
Uno de los métodos para adaptarse a la nueva realidad es el manejo defensivo, por el que se aconseja manejar como si el resto de los conductores desconociera las leyes. Esto significa parar en todas las esquinas, utilizar de manera eficiente las luces de giro y la luz baja, mantener la distancia de frenado y siempre conducir con cuidado.
El Consejo Interamericano de Seguridad lo describe así: “El conductor defensivo no es un timorato ni un sobreprecavido, sino alguien que está decidido a tomar precauciones razonables, muy superiores a las que dictan las leyes, para evitar percances en el tránsito”.

Mejorar el transporte público
El factor fundamental para desalentar el uso de los automóviles es fomentar la utilización del transporte público.
El ahora ex ministro de Transporte, Diego Martínez Palau, indicó que la Provincia está tras el logro de un mejor rendimiento del transporte público, pero que se necesita la participación de las comunas. Martínez Palau profundizó: “El objetivo siempre fue un transporte público satisfactorio que pueda cubrir las necesidades de los mendocinos, ya sea que vivan en zonas rurales o urbanas.
Y agregó: “Para ello creamos el sistema de trasbordo y pusimos en función el metrotranvía. Todavía falta ampliar los recorridos y que los municipios creen playas alrededor de éstos para que los mendocinos puedan dejar sus vehículos estacionados en ese lugar”./ Matías Caliri

comentarios

Login