Cargando...
Por Redacción

¿Es lógico aumentar la tarifa del agua?



Finalmente el Gobierno autorizó la aplicación de un aumento en la tarifa del agua, que será en dos etapas: 35 por ciento en setiembre y 5,6 en diciembre. Al respecto, y para explicar cómo se produce la necesidad de llegar a esta medida, que sin dudas afectar a muchos hogares, el titular de Aysam, Guillermo Amstutz, se refirió a cuales son las necesidades de la empresa y en qué medida se deben ejecutar obras para mejorar el servicio.


En un reportaje radial, el funcionario comentó que hay tres obras iniciadas y cinco licitaciones abiertas en proceso de adjudicación. “Independientemente de todas estas obras, que su mayoría son de entre 5 y 12 millones de pesos, hemos programado un plan de obras con la administración. Son obras de 50 metros, 100 metros de renovaciones de cañerías, obras menores que están dispersas por la provincia que vamos a empezar desde el primero de setiembre con el personal de la empresa y con equipos de maquinarias excavadoras y remoción de áridos de forma tercerizada”, explicó Amstutz.


Con respecto al aumento autorizado, el titular de Aysam prefirió dividir los temas. “El tema de obras es un tema que está siendo financiado –5, 8 o 10 millones de pesos– con un  crédito que ha conseguido el gobernador Pérez de 400 millones de pesos”, explicó, y agregó que “son obras que sería prácticamente imposible cargarlas en una tarifa porque el  nivel de recaudación actual de 27 millones de pesos por mes, y si vamos a tener un ritmo de obras superior a 30 millones mensuales, se imaginan que ni más del cien por ciento alcanzaría”.


Además, indicó que “las obras están siendo financiadas por recursos especiales del Gobierno de la provincia a través de un plan de crédito. Lo que hace a las obras pequeñas como así también a seis camiones desobstructores de alta tecnología que vamos a incorporar a partir de este mes en forma gradual, va a significar un plan de mantenimiento operativo. La idea es llegar con más prontitud a los lugares donde existen inconvenientes. El problema más grave que estamos teniendo son los desbordes cloacales con obstrucciones de las cañerías. Son obras de mantenimiento operativo, pero que en su conjunto van a sumar más de 3 millones de pesos mensuales. Eso lo vamos a hacer con el programa propio incorporado en la tarifa. Ese es el tema que desde que asumí se lo vengo diciendo a los mendocinos. Esta empresa necesita prestar en muy buenas condiciones el servicio, para eso requiere equipamiento e insumos para prestarlo”.


Y apuntó después al motivo del aumento de la tarifa: “Respecto al posible aumento, todos sabemos que estamos en una etapa donde la inflación existe. Si con esta tarifa, que la vamos a estar percibiendo en los recursos de la empresa recién en forma gradual a partir de noviembre, imaginen si el año que viene tiene algún incremento salarial del “X” por ciento o un incremento de los productos químicos de un ‘X’ por ciento indudablemente tendremos que plantear una revisión porque si no nuevamente el Gobierno tendrá que ayudarnos con subsidios. Lamentablemente esta es la instancia de vivir en inflación. Además nuestra empresa no es formadora de precios”. “Venimos detrás de la inflación, porque tenemos que prever un ajuste tarifario una vez que los precios aumentaron. Entonces venimos con una demora”, admitió Amstutz.


“Este año el aumento salarial que hemos otorgado en la empresa ha sido en el mes de mayo del 32 por ciento. Recién vamos a tener el incremento del 35 por ciento en el mes de noviembre, pero todos estos días el Gobierno de la provincia de Mendoza nos tiene que subsidiar porque no nos alcanzaría ni para pagar los sueldos”, se sinceró.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

¿Es lógico aumentar la tarifa del agua?

Finalmente el Gobierno autorizó la aplicación de un aumento en la tarifa del agua, que será en dos etapas: 35 por ciento en setiembre y 5,6 en diciembre. Al respecto, y para explicar cómo se produce la necesidad de llegar a esta medida, que sin dudas afectar a muchos hogares, el titular de Aysam, Guillermo Amstutz, se refirió a cuales son las necesidades de la empresa y en qué medida se deben ejecutar obras para mejorar el servicio.

En un reportaje radial, el funcionario comentó que hay tres obras iniciadas y cinco licitaciones abiertas en proceso de adjudicación. “Independientemente de todas estas obras, que su mayoría son de entre 5 y 12 millones de pesos, hemos programado un plan de obras con la administración. Son obras de 50 metros, 100 metros de renovaciones de cañerías, obras menores que están dispersas por la provincia que vamos a empezar desde el primero de setiembre con el personal de la empresa y con equipos de maquinarias excavadoras y remoción de áridos de forma tercerizada”, explicó Amstutz.

Con respecto al aumento autorizado, el titular de Aysam prefirió dividir los temas. “El tema de obras es un tema que está siendo financiado –5, 8 o 10 millones de pesos– con un  crédito que ha conseguido el gobernador Pérez de 400 millones de pesos”, explicó, y agregó que “son obras que sería prácticamente imposible cargarlas en una tarifa porque el  nivel de recaudación actual de 27 millones de pesos por mes, y si vamos a tener un ritmo de obras superior a 30 millones mensuales, se imaginan que ni más del cien por ciento alcanzaría”.

Además, indicó que “las obras están siendo financiadas por recursos especiales del Gobierno de la provincia a través de un plan de crédito. Lo que hace a las obras pequeñas como así también a seis camiones desobstructores de alta tecnología que vamos a incorporar a partir de este mes en forma gradual, va a significar un plan de mantenimiento operativo. La idea es llegar con más prontitud a los lugares donde existen inconvenientes. El problema más grave que estamos teniendo son los desbordes cloacales con obstrucciones de las cañerías. Son obras de mantenimiento operativo, pero que en su conjunto van a sumar más de 3 millones de pesos mensuales. Eso lo vamos a hacer con el programa propio incorporado en la tarifa. Ese es el tema que desde que asumí se lo vengo diciendo a los mendocinos. Esta empresa necesita prestar en muy buenas condiciones el servicio, para eso requiere equipamiento e insumos para prestarlo”.

Y apuntó después al motivo del aumento de la tarifa: “Respecto al posible aumento, todos sabemos que estamos en una etapa donde la inflación existe. Si con esta tarifa, que la vamos a estar percibiendo en los recursos de la empresa recién en forma gradual a partir de noviembre, imaginen si el año que viene tiene algún incremento salarial del “X” por ciento o un incremento de los productos químicos de un ‘X’ por ciento indudablemente tendremos que plantear una revisión porque si no nuevamente el Gobierno tendrá que ayudarnos con subsidios. Lamentablemente esta es la instancia de vivir en inflación. Además nuestra empresa no es formadora de precios”. “Venimos detrás de la inflación, porque tenemos que prever un ajuste tarifario una vez que los precios aumentaron. Entonces venimos con una demora”, admitió Amstutz.

“Este año el aumento salarial que hemos otorgado en la empresa ha sido en el mes de mayo del 32 por ciento. Recién vamos a tener el incremento del 35 por ciento en el mes de noviembre, pero todos estos días el Gobierno de la provincia de Mendoza nos tiene que subsidiar porque no nos alcanzaría ni para pagar los sueldos”, se sinceró.

comentarios

imagen imagen
Login