Era Reina de la Vendimia la mujer que murió por un secuestro virtual
Cargando...
Por Redacción

Era Reina de la Vendimia la mujer que murió por un secuestro virtual



Toda una vida de reconocimiento, de amor de los mendocinos, y un triste final: Francisca Jahan, Reina Nacional de la Vendimia de 1952, murió anoche, luego de recibir una llamada falsa donde le decían que su hijo había sido secuestrado.


Francisca era una vecina muy querida en el distrito de Dorrego. Había representado a Rivadavia en aquel lejano 1952, pero todo el barrio la había adoptado como propia. Hacía natación y gozaba de muy buena salud. Pero un llamado extorsivo terminó en tragedia.


La Reina Nacional con mandato cumplido había recibido una llamada en la que le decían que su hijo estaba siendo golpeado, y que su vida corría peligro. La mujer escuchó gritos y se asustó. Luego de esto, se comunicó con su hijo, el cual vive a una cuadra, y el hombre llegó para tranquilizar a su madre.


Pero al poco rato, todo cambió. Francisca se descompensó y tuvo que ser llevada al Hospital Italiano. Allí nada se pudo hacer: a pesar de los ingentes esfuerzos de los facultativos, la señora perdió sus signos vitales y falleció.


Hace poco, Francisca agradecía las muestras de amor que muchos mendocinos con memoria (o con un gusto por los detalles y la historia vendimial) le prodigaban. Estaba feliz con los avances tecnológicos, aunque reconocía que las virreinas no tenían tanto protagonismo como ahora. Ella misma había salido de la viña, era trabajadora, y vivía su adultez rodeada de su familia.


Francisca Jahan tenía 78 años. El mundo de la Vendimia, y la misma historia mendocina, están de luto.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Era Reina de la Vendimia la mujer que murió por un secuestro virtual

imagen

Toda una vida de reconocimiento, de amor de los mendocinos, y un triste final: Francisca Jahan, Reina Nacional de la Vendimia de 1952, murió anoche, luego de recibir una llamada falsa donde le decían que su hijo había sido secuestrado.

Francisca era una vecina muy querida en el distrito de Dorrego. Había representado a Rivadavia en aquel lejano 1952, pero todo el barrio la había adoptado como propia. Hacía natación y gozaba de muy buena salud. Pero un llamado extorsivo terminó en tragedia.

La Reina Nacional con mandato cumplido había recibido una llamada en la que le decían que su hijo estaba siendo golpeado, y que su vida corría peligro. La mujer escuchó gritos y se asustó. Luego de esto, se comunicó con su hijo, el cual vive a una cuadra, y el hombre llegó para tranquilizar a su madre.

Pero al poco rato, todo cambió. Francisca se descompensó y tuvo que ser llevada al Hospital Italiano. Allí nada se pudo hacer: a pesar de los ingentes esfuerzos de los facultativos, la señora perdió sus signos vitales y falleció.

Hace poco, Francisca agradecía las muestras de amor que muchos mendocinos con memoria (o con un gusto por los detalles y la historia vendimial) le prodigaban. Estaba feliz con los avances tecnológicos, aunque reconocía que las virreinas no tenían tanto protagonismo como ahora. Ella misma había salido de la viña, era trabajadora, y vivía su adultez rodeada de su familia.

Francisca Jahan tenía 78 años. El mundo de la Vendimia, y la misma historia mendocina, están de luto.

comentarios

imagen imagen
Login