ciudadanodiario.com.ar
En tablas
Cargando...
Por Redacción

En tablas



Con un marco extraordinario, Rosario Central y Boca se vieron las caras por la segunda fase de la Copa Sudamericana. Globos, banderas y bengalas se tiñeron de azul y amarillo para apoyar al equipo que conduce Miguel Ángel Russo, ya que el Gigante de Arroyito sólo recibió a la parcialidad local.


Tras el conmovedor recibimiento que tuvo el “Canalla”, el espectáculo debió demorarse más de lo previsto debido a un inadaptado que le arrojó un proyectil a Agustín Orion. El corte en el rostro que recibió el arquero provocó la indignación en todos los presentes, no obstante el propio protagonista le restó importancia al incidente.


Tal vez por la discrepancia de los objetivos, el “Xeneize” logró ponerse en ventaja. Una punzante proyección de Leandro Marín, en la que tenía como destino un preciso centro hacia Chávez, le permitió al lateral celebrar el 1 a 0. La falla del delantero a la hora de cabecear descolocó a unMauricio Caranta, que se quedó inmóvil.


En el desenlace, la impotencia de Alejandro Donatti dejó al combinado de Migual Russo con diez hombres, ya que el defensor le impactó un codazo a César Meli. La inferioridad numérica no impidió al “Canalla” lograr la hazaña. Cuando parecía que el triunfo se iba para Buenos Aires, Pablo Becker se adueñó de un tiro libre y estableció el 1 a 1. La gran pegada del atacante dejó la serie abierta, y la misma se definirá el 17 de septiembre en La Bombonera.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

En tablas

Con un marco extraordinario, Rosario Central y Boca se vieron las caras por la segunda fase de la Copa Sudamericana. Globos, banderas y bengalas se tiñeron de azul y amarillo para apoyar al equipo que conduce Miguel Ángel Russo, ya que el Gigante de Arroyito sólo recibió a la parcialidad local.

Tras el conmovedor recibimiento que tuvo el “Canalla”, el espectáculo debió demorarse más de lo previsto debido a un inadaptado que le arrojó un proyectil a Agustín Orion. El corte en el rostro que recibió el arquero provocó la indignación en todos los presentes, no obstante el propio protagonista le restó importancia al incidente.

Tal vez por la discrepancia de los objetivos, el “Xeneize” logró ponerse en ventaja. Una punzante proyección de Leandro Marín, en la que tenía como destino un preciso centro hacia Chávez, le permitió al lateral celebrar el 1 a 0. La falla del delantero a la hora de cabecear descolocó a unMauricio Caranta, que se quedó inmóvil.

En el desenlace, la impotencia de Alejandro Donatti dejó al combinado de Migual Russo con diez hombres, ya que el defensor le impactó un codazo a César Meli. La inferioridad numérica no impidió al “Canalla” lograr la hazaña. Cuando parecía que el triunfo se iba para Buenos Aires, Pablo Becker se adueñó de un tiro libre y estableció el 1 a 1. La gran pegada del atacante dejó la serie abierta, y la misma se definirá el 17 de septiembre en La Bombonera.

comentarios

Login