ciudadanodiario.com.ar
En Neuquén detuvieron a un policía que fusiló a una perra
Cargando...
Por Redacción

En Neuquén detuvieron a un policía que fusiló a una perra



Un efectivo policial fue detenido luego de que molesto porque una perra callejera mordió a uno de sus canes, la fusilara con su arma reglamentaria para arrojarla luego un baldío de la localidad de Centenario.


El hecho fue confirmado por el comisario Roberto Oviedo, quien dijo que fue la misma policía de Centenario la que aprehendió al efectivo, luego de la denuncia de los vecinos del barrio El Mirador.


El policía fue identificado como Maximiliano Mellado, de 26 años, quien prestaba servicio en Villa La Angostura. Su situación era “complicada”, según se informó oficialmente, ya que hay una causa en Asuntos Internos por el uso indebido del arma reglamentaria y una denuncia que investiga el fiscal Horacio Maitini.


El policía le disparó al menos cinco veces a la perra callejera que parece herida de muerte. Uno de sus 10 cachorros murió por los disparos a mansalva efectuados por el policía, y otros dos estaban heridos.


Laura Caro, vecina del barrio, contó, dice hoy LM Neuquén, que el hecho sucedió alrededor de las 10.15 del miércoles, en la calle San Pedro.


Laura tiene al policía de vecino, quien vive en una casa de madera los días que está de franco.


Molesto porque una perra mordió a uno de sus canes, sacó la pistola 9 milímetros y le disparó para luego arrojarla a un baldío.


Los vecinos, alarmados por la situación, acudieron a una protectora de animales, mientras que Mellado fue detenido por la Policía, le sacaron el arma y se le inició una causa penal.


Debido a la actitud del joven policía, se esperaba una sanción “ejemplificadora”. De hecho, se analizaba pasarlo a disponibilidad.


Según la mujer, no es la primera vez que Mellado saca su arma reglamentaria para efectuar disparos.


Además, en un allanamiento realizado en la precaria vivienda donde a veces reside el policía, se hallaron dos proyectiles y varias cápsulas de bala 9 milímetros.


“El otro día, con el partido de River (contra Cruzeiro), salió como un loco. Yo no le tengo miedo pero la gente está cansada del quilombo que hace”, expresó Caro, quien aseguró que al joven policía lo apodan “el macho”.


“Entre todos hicimos la denuncia. Este señor sale a festejar a los tiros con su arma reglamentaria. Todos tenemos chicos y a veces nos preguntamos “¿qué pasaría si una bala perdida mata a un chico?”,” concluyó.


La perra callejera baleada por el efectivo policial fue rescatada por un grupo de mujeres del refugio San Roque de Centenario, una protectora que está trabajando con el maltrato animal.


Luego de ser rescatada, el animal estaba siendo tratado por un veterinario en la localidad de Cinco Saltos y su estado era grave.


“Le están reconstruyendo la mandíbula y tiene toda la lengua quemada por los disparos. También otros cachorros están heridos y los vamos a dar en adopción”, expresó Valeria Perea, una de las integrantes de esta organización.


La perra había parido hacía poco tiempo y los 9 cachorros (uno murió por los disparos) necesitan alimento.


“Estamos viendo cómo los alimentamos porque se cortó el amamantamiento”, manifestó la mujer, quien junto con otras voluntarias se ocupó durante todo el día del estado de salud de la perra.


Perea fue muy cauta al hablar sobre el agresor y aseguró que antes de iniciar una campaña se asesorarán legalmente del caso.


“Estamos todas muy conmovidas por lo que pasó, pero nos vamos a informar bien sobre la situación de esta persona”, dijo.


La voluntaria comentó que trabaja junto con otras cinco personas realizando recorridas en la localidad, juntando “perros de la calle” debido a la proliferación que existe en Centenario como en otras localidades.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

En Neuquén detuvieron a un policía que fusiló a una perra

Un efectivo policial fue detenido luego de que molesto porque una perra callejera mordió a uno de sus canes, la fusilara con su arma reglamentaria para arrojarla luego un baldío de la localidad de Centenario.

El hecho fue confirmado por el comisario Roberto Oviedo, quien dijo que fue la misma policía de Centenario la que aprehendió al efectivo, luego de la denuncia de los vecinos del barrio El Mirador.

El policía fue identificado como Maximiliano Mellado, de 26 años, quien prestaba servicio en Villa La Angostura. Su situación era “complicada”, según se informó oficialmente, ya que hay una causa en Asuntos Internos por el uso indebido del arma reglamentaria y una denuncia que investiga el fiscal Horacio Maitini.

El policía le disparó al menos cinco veces a la perra callejera que parece herida de muerte. Uno de sus 10 cachorros murió por los disparos a mansalva efectuados por el policía, y otros dos estaban heridos.

Laura Caro, vecina del barrio, contó, dice hoy LM Neuquén, que el hecho sucedió alrededor de las 10.15 del miércoles, en la calle San Pedro.

Laura tiene al policía de vecino, quien vive en una casa de madera los días que está de franco.

Molesto porque una perra mordió a uno de sus canes, sacó la pistola 9 milímetros y le disparó para luego arrojarla a un baldío.

Los vecinos, alarmados por la situación, acudieron a una protectora de animales, mientras que Mellado fue detenido por la Policía, le sacaron el arma y se le inició una causa penal.

Debido a la actitud del joven policía, se esperaba una sanción “ejemplificadora”. De hecho, se analizaba pasarlo a disponibilidad.

Según la mujer, no es la primera vez que Mellado saca su arma reglamentaria para efectuar disparos.

Además, en un allanamiento realizado en la precaria vivienda donde a veces reside el policía, se hallaron dos proyectiles y varias cápsulas de bala 9 milímetros.

“El otro día, con el partido de River (contra Cruzeiro), salió como un loco. Yo no le tengo miedo pero la gente está cansada del quilombo que hace”, expresó Caro, quien aseguró que al joven policía lo apodan “el macho”.

“Entre todos hicimos la denuncia. Este señor sale a festejar a los tiros con su arma reglamentaria. Todos tenemos chicos y a veces nos preguntamos “¿qué pasaría si una bala perdida mata a un chico?”,” concluyó.

La perra callejera baleada por el efectivo policial fue rescatada por un grupo de mujeres del refugio San Roque de Centenario, una protectora que está trabajando con el maltrato animal.

Luego de ser rescatada, el animal estaba siendo tratado por un veterinario en la localidad de Cinco Saltos y su estado era grave.

“Le están reconstruyendo la mandíbula y tiene toda la lengua quemada por los disparos. También otros cachorros están heridos y los vamos a dar en adopción”, expresó Valeria Perea, una de las integrantes de esta organización.

La perra había parido hacía poco tiempo y los 9 cachorros (uno murió por los disparos) necesitan alimento.

“Estamos viendo cómo los alimentamos porque se cortó el amamantamiento”, manifestó la mujer, quien junto con otras voluntarias se ocupó durante todo el día del estado de salud de la perra.

Perea fue muy cauta al hablar sobre el agresor y aseguró que antes de iniciar una campaña se asesorarán legalmente del caso.

“Estamos todas muy conmovidas por lo que pasó, pero nos vamos a informar bien sobre la situación de esta persona”, dijo.

La voluntaria comentó que trabaja junto con otras cinco personas realizando recorridas en la localidad, juntando “perros de la calle” debido a la proliferación que existe en Centenario como en otras localidades.

comentarios

Login