ciudadanodiario.com.ar
Empiezan a reconstruir la matanza de Oregon
Cargando...
Por Redacción

Empiezan a reconstruir la matanza de Oregon



Los investigadores estadounidenses comenzaron este sábado a reconstruir los hechos que llevaron a un estudiante a abrir fuego en su universidad de Oregon (oeste) y matar a nueve personas, antes de suicidarse cuando la policía lo rodeó. El jefe policial de Douglas, John Hanlin, reveló que el atacante, identificado como Chris Harper Mercer, de 26 años, se suicidó después del intercambio de disparos con la policía en el Umpqua Community College de la localidad de Roseburg y abrir fuego durante su clase de expresión escrita.

La autopsia “determinó que la causa de la muerte del tirador fue un suicidio”, dijo a periodistas Hanlin. Las primeras investigaciones determinaron que el joven tenía un total de 14 armas de fuego, de las cuales seis fueron encontradas en el campus universitario, más un chaleco antibalas y municiones. Las otras ocho armas estaban en su apartamento en Roseburg, donde vivía con su madre.

Ian Mercer, padre del joven atacante, se declaró devastado por la noticia. “¿Cómo pudo conseguir (14) armas?”, dijo a la cadena de noticias CNN. “Si Chris no hubiese podido obtener esas armas, esto no habría ocurrido”. “Mi corazón está con todas las familias afectadas por esto”, agregó el padre, quien vive en California.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Empiezan a reconstruir la matanza de Oregon

Los investigadores estadounidenses comenzaron este sábado a reconstruir los hechos que llevaron a un estudiante a abrir fuego en su universidad de Oregon (oeste) y matar a nueve personas, antes de suicidarse cuando la policía lo rodeó. El jefe policial de Douglas, John Hanlin, reveló que el atacante, identificado como Chris Harper Mercer, de 26 años, se suicidó después del intercambio de disparos con la policía en el Umpqua Community College de la localidad de Roseburg y abrir fuego durante su clase de expresión escrita.
La autopsia “determinó que la causa de la muerte del tirador fue un suicidio”, dijo a periodistas Hanlin. Las primeras investigaciones determinaron que el joven tenía un total de 14 armas de fuego, de las cuales seis fueron encontradas en el campus universitario, más un chaleco antibalas y municiones. Las otras ocho armas estaban en su apartamento en Roseburg, donde vivía con su madre.
Ian Mercer, padre del joven atacante, se declaró devastado por la noticia. “¿Cómo pudo conseguir (14) armas?”, dijo a la cadena de noticias CNN. “Si Chris no hubiese podido obtener esas armas, esto no habría ocurrido”. “Mi corazón está con todas las familias afectadas por esto”, agregó el padre, quien vive en California.

comentarios

Login