Cargando...
Por Redacción

Elecciones: Apuestas opositoras



Soto, militante del cambio


Gustavo Soto con sus jóvenes 47 años, casado y con dos hijos, es productor agropecuario y además actual concejal de la UCR, tiene ese resorte invisible que poseen solo algunos políticos, esos en que la vocación de servicio les sale desde el alma, los que lo conocen saben que nunca cambió, desde sus orígenes siempre fue consecuente con sus ideas, ya sea en la juventud radical, donde recibió consejos de políticos de la talla de Felipe Llaver, del Viti Fayad, de Roberto Iglesias o, más acá en el tiempo, el acompañamiento de Alfredo Cornejo.


Soto fue y sigue siendo un auténtico militante, honesto, servicial y que sabe escuchar al vecino, con muchas cualidades que lo pintan de cuerpo entero como un gran político, al que la ciudadanía le dio un voto de confianza en las PASO y que él está dispuesto, con su trabajo y esfuerzo, a devolver y retribuir esa confianza a los vecinos de su querido Tupungato, del que él dice: “Está poblado por hombres y mujeres que saben del sacrificio y del esfuerzo, que han hecho con el trabajo de sus manos unos de los departamentos más lindos de nuestra provincia; pero que está necesitando del cambio para que nuestros abuelos e hijos estén orgullosos de su municipio. Estamos preparados con un equipo de trabajo, de jóvenes, hombres y mujeres con experiencia, que desean, junto a los vecinos, debatir propuestas e ideas para mejorar falencias como la escasez de transporte, mejorar el servicio de salud, Tupungato necesita de un buen gobierno basado en la transformación del departamento, mejorando los servicios públicos, que en definitiva redundan en una mejor calidad de vida para todos los vecinos”.


La campaña de Gustavo Soto es muy parecida a la de sus correligionarios del resto de la provincia, caminando las calles, en el puerta a puerta, pero con las dificultades lógicas de un extenso departamento, en su mayoría de zonas rurales; por eso, por estos lugares los temas como el agua potable, cloacas, limpieza, enripiado y asfalto de calles están a la orden del día. Desde Cambia Mendoza apuesta a transformar a Tupungato y sacarlo de la quietud en que se encuentra, sabedor de que los vecinos quieren un gobierno responsable y comprometido ofrece escuchar todos los reclamos y problemas reales de la ciudadanía, atenderlos, y tratar de dar soluciones de gestión inmediata en cada uno de los distritos, por más alejados que se encuentren.


Temas como educación, obra pública y turismo están pensados y proyectados, como también la implementación de un ordenamiento territorial claro, con inversiones y mejoras para espacios públicos. Las caminatas a los distintos distritos han evidenciado una necesidad de cambio que los vecinos de Tupungato, que ya lo expresaron en las elecciones de abril y desde el frente Cambia Mendoza, tienen la esperanza que la ciudadanía vuelva a confiar en ellos el 21 de junio próximo y Gustavo Soto no quiere ser solo una sorpresa fugaz, ya que se ha comprometido junto a su grupo de trabajo, a cambiar, transformar y darles la mejor gestión de gobierno a todos los vecinos de uno de los departamentos más bellos de la provincia.


Orozco, compromiso y solidaridad


Después de las últimas elecciones, el joven médico lasherino dejó de ser una sorpresa y va por más. En un departamento gobernado desde hace muchos años por el justicialismo parece que el 21 de junio es muy probable que una de las comunas más populosas de la provincia pueda cambiar de manos.


El propio Daniel Orozco está empeñado en el cambio, poniendo la misma vocación que tiene por la medicina, para que su querido departamento vuelva a estar entre los mejores, y se parezca a Capital y Godoy cruz, “dos departamentos para imitar”, según sus propios dichos, por sus excelentes gobiernos. Está empeñado en darles participación a los vecinos, para que ellos sean los verdaderos protagonistas del cambio, por eso afirma: “Somos quienes podemos hacer el cambio y la transformación trabajando en conjunto, nosotros desde el municipio, y Alfredo Cornejo desde el gobierno provincial. Esperamos que la ciudadanía nos acompañe”.


Los que lo conocen dicen que es el mismo de toda la vida, que la pinta de buena persona es auténtica, los vecinos hablan bien de él, es el típico médico del barrio, querido por todos. El fenómeno político que ha producido Orozco fue un temblor en los cimientos del justicialismo, que ve como una de sus figuras emblemáticas –Carlos Ciurca– debe hacer malabares para no seguir perdiendo votos a manos de este médico que parece traer aires de cambio y aire puro en un departamento que a simple vista no es de los mejores gobernados de la provincia. Desde el radicalismo no ahorran críticas a Miranda y Ciurca, y especialmente a este último por haber sido el máximo conductor del Ministerio de Seguridad durante años y, sin embargo, Las Heras aparece como uno de los más inseguros. Por eso, entre las primeras medidas que piensan tomar desde el Frente Cambia Mendoza, en Las Heras, está la implementación de un plan de seguridad ciudadana, activando la prevención del delito, seguridad vial y recuperar los espacios verdes del departamento. El sábado pasado, Orozco convocó a una gran cantidad de jóvenes, a quienes los comprometió a volver a poner a Las Heras en el lugar que nunca debió dejar de tener. Aseguran que el compromiso debe ser con el vecino para que vuelvan a creer en sus gobernantes.


Actualmente, el pueblo lasherino ve la falta de prestaciones de  servicios elementales, como la limpieza, salud, seguridad y tantas necesidades básicas insatisfechas y afirman que el 10% de los lasherinos están en esas condiciones.


La estrategia de campaña que llevan a cabo desde este Frente es la visita casa por casa, vecino por vecino, escuchando sus problemas y necesidades. Desde las filas radicales son optimistas y redoblan su trabajo como respuesta al mensaje de las PASO de abril pasado, que, indican que quieren un cambio de aire en el departamento, algo que despertó la alarma en un Carlos Ciurca, que tal vez pensaba que haciendo la plancha podía ganar el departamento, pero el clamor de las urnas dijo lo contrario, como dejando entrever el fin de un ciclo y de una forma clientelar de hacer política. Por eso Orozco es acompañado permanentemente por los máximos popes de su partido como Julio Cobos, Laura Montero, Enrique Vaquié –uno de sus mentores–, el propio Alfredo Cornejo que, según dicen, lo considera uno sus delfines preferidos. El próximo viernes 5 de junio será el turno de Ernesto Sanz de recorrer las calles de Las Heras, acompañando y poniéndole las fichas a una de las grandes y nuevas promesas de la política local.


Mientras el justicialismo lo sufre, los correligionarios volvieron a creer en la mística y los lasherinos se entusiasman y se esperanzan con el cambio. Sólo faltan veinte días.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Elecciones: Apuestas opositoras

Soto, militante del cambio

Gustavo Soto con sus jóvenes 47 años, casado y con dos hijos, es productor agropecuario y además actual concejal de la UCR, tiene ese resorte invisible que poseen solo algunos políticos, esos en que la vocación de servicio les sale desde el alma, los que lo conocen saben que nunca cambió, desde sus orígenes siempre fue consecuente con sus ideas, ya sea en la juventud radical, donde recibió consejos de políticos de la talla de Felipe Llaver, del Viti Fayad, de Roberto Iglesias o, más acá en el tiempo, el acompañamiento de Alfredo Cornejo.

Soto fue y sigue siendo un auténtico militante, honesto, servicial y que sabe escuchar al vecino, con muchas cualidades que lo pintan de cuerpo entero como un gran político, al que la ciudadanía le dio un voto de confianza en las PASO y que él está dispuesto, con su trabajo y esfuerzo, a devolver y retribuir esa confianza a los vecinos de su querido Tupungato, del que él dice: “Está poblado por hombres y mujeres que saben del sacrificio y del esfuerzo, que han hecho con el trabajo de sus manos unos de los departamentos más lindos de nuestra provincia; pero que está necesitando del cambio para que nuestros abuelos e hijos estén orgullosos de su municipio. Estamos preparados con un equipo de trabajo, de jóvenes, hombres y mujeres con experiencia, que desean, junto a los vecinos, debatir propuestas e ideas para mejorar falencias como la escasez de transporte, mejorar el servicio de salud, Tupungato necesita de un buen gobierno basado en la transformación del departamento, mejorando los servicios públicos, que en definitiva redundan en una mejor calidad de vida para todos los vecinos”.

La campaña de Gustavo Soto es muy parecida a la de sus correligionarios del resto de la provincia, caminando las calles, en el puerta a puerta, pero con las dificultades lógicas de un extenso departamento, en su mayoría de zonas rurales; por eso, por estos lugares los temas como el agua potable, cloacas, limpieza, enripiado y asfalto de calles están a la orden del día. Desde Cambia Mendoza apuesta a transformar a Tupungato y sacarlo de la quietud en que se encuentra, sabedor de que los vecinos quieren un gobierno responsable y comprometido ofrece escuchar todos los reclamos y problemas reales de la ciudadanía, atenderlos, y tratar de dar soluciones de gestión inmediata en cada uno de los distritos, por más alejados que se encuentren.

Temas como educación, obra pública y turismo están pensados y proyectados, como también la implementación de un ordenamiento territorial claro, con inversiones y mejoras para espacios públicos. Las caminatas a los distintos distritos han evidenciado una necesidad de cambio que los vecinos de Tupungato, que ya lo expresaron en las elecciones de abril y desde el frente Cambia Mendoza, tienen la esperanza que la ciudadanía vuelva a confiar en ellos el 21 de junio próximo y Gustavo Soto no quiere ser solo una sorpresa fugaz, ya que se ha comprometido junto a su grupo de trabajo, a cambiar, transformar y darles la mejor gestión de gobierno a todos los vecinos de uno de los departamentos más bellos de la provincia.

Orozco, compromiso y solidaridad

Después de las últimas elecciones, el joven médico lasherino dejó de ser una sorpresa y va por más. En un departamento gobernado desde hace muchos años por el justicialismo parece que el 21 de junio es muy probable que una de las comunas más populosas de la provincia pueda cambiar de manos.

El propio Daniel Orozco está empeñado en el cambio, poniendo la misma vocación que tiene por la medicina, para que su querido departamento vuelva a estar entre los mejores, y se parezca a Capital y Godoy cruz, “dos departamentos para imitar”, según sus propios dichos, por sus excelentes gobiernos. Está empeñado en darles participación a los vecinos, para que ellos sean los verdaderos protagonistas del cambio, por eso afirma: “Somos quienes podemos hacer el cambio y la transformación trabajando en conjunto, nosotros desde el municipio, y Alfredo Cornejo desde el gobierno provincial. Esperamos que la ciudadanía nos acompañe”.

Los que lo conocen dicen que es el mismo de toda la vida, que la pinta de buena persona es auténtica, los vecinos hablan bien de él, es el típico médico del barrio, querido por todos. El fenómeno político que ha producido Orozco fue un temblor en los cimientos del justicialismo, que ve como una de sus figuras emblemáticas –Carlos Ciurca– debe hacer malabares para no seguir perdiendo votos a manos de este médico que parece traer aires de cambio y aire puro en un departamento que a simple vista no es de los mejores gobernados de la provincia. Desde el radicalismo no ahorran críticas a Miranda y Ciurca, y especialmente a este último por haber sido el máximo conductor del Ministerio de Seguridad durante años y, sin embargo, Las Heras aparece como uno de los más inseguros. Por eso, entre las primeras medidas que piensan tomar desde el Frente Cambia Mendoza, en Las Heras, está la implementación de un plan de seguridad ciudadana, activando la prevención del delito, seguridad vial y recuperar los espacios verdes del departamento. El sábado pasado, Orozco convocó a una gran cantidad de jóvenes, a quienes los comprometió a volver a poner a Las Heras en el lugar que nunca debió dejar de tener. Aseguran que el compromiso debe ser con el vecino para que vuelvan a creer en sus gobernantes.

Actualmente, el pueblo lasherino ve la falta de prestaciones de  servicios elementales, como la limpieza, salud, seguridad y tantas necesidades básicas insatisfechas y afirman que el 10% de los lasherinos están en esas condiciones.

La estrategia de campaña que llevan a cabo desde este Frente es la visita casa por casa, vecino por vecino, escuchando sus problemas y necesidades. Desde las filas radicales son optimistas y redoblan su trabajo como respuesta al mensaje de las PASO de abril pasado, que, indican que quieren un cambio de aire en el departamento, algo que despertó la alarma en un Carlos Ciurca, que tal vez pensaba que haciendo la plancha podía ganar el departamento, pero el clamor de las urnas dijo lo contrario, como dejando entrever el fin de un ciclo y de una forma clientelar de hacer política. Por eso Orozco es acompañado permanentemente por los máximos popes de su partido como Julio Cobos, Laura Montero, Enrique Vaquié –uno de sus mentores–, el propio Alfredo Cornejo que, según dicen, lo considera uno sus delfines preferidos. El próximo viernes 5 de junio será el turno de Ernesto Sanz de recorrer las calles de Las Heras, acompañando y poniéndole las fichas a una de las grandes y nuevas promesas de la política local.

Mientras el justicialismo lo sufre, los correligionarios volvieron a creer en la mística y los lasherinos se entusiasman y se esperanzan con el cambio. Sólo faltan veinte días.

comentarios

imagen imagen
Login