ciudadanodiario.com.ar
El resultado como única consecuencia
Cargando...
Por Redacción

El resultado como única consecuencia



El deporte esta lleno de ideales, sueños por cumplir y cumplidos. El resultado es lo único que importa y se evalúa por estos días hay quienes lo consiguen producto de la casualidad y otros destinados a conseguirlo, en este último caso requiere de mas tiempo, espaldas mas grandes y a veces (casi siempre) se hace rogar pero llega.


Rápidamente podes plasmar en estas líneas dos ejemplos recientes e importantes, uno del ámbito local el otro de nacional.


Si uno piensa en el modelo Gimnasia desde el desembarco de Porreta y su equipo de trabajo recordará fácilmente que no todo fue color de rosas, en principio se fracaso deportivamente, hasta lo que puertas adentro es señalado como el mayor error, fue su principal virtud. Ante la necesidad de conseguir logros deportivos fueron a busca a Rebotaro como entrenador del plantel superior, supuestamente un técnico con cierto prestigio, con mucho pergamino, que aseguraba conocimiento de la categoría y sin embargo nada de esto se dio. Ante la adversidad la CD apostó a un entrenador de la casa, que no solo cambio el rumbo desde los resultados sino que también le devolvió la identidad generando pertenencia dentro y fuera de la cancha. De esta manera el me sana quedo condenado al éxito y así sucedió.


Otro ejemplo de conducción cerebral, apostando a la escénica y lejos de los grandes mercados es el River de D`onofrio y compañía. Heredaron un entrenador que aun siendo campeón y el mas ganador de la rica historia del club no coincidía con los ideales de la actual comisión que por otra arte dejo un éste se chocará solo y recién ahí buscaron al entrenador ideal para que River vuelva a ser River.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El resultado como única consecuencia

El deporte esta lleno de ideales, sueños por cumplir y cumplidos. El resultado es lo único que importa y se evalúa por estos días hay quienes lo consiguen producto de la casualidad y otros destinados a conseguirlo, en este último caso requiere de mas tiempo, espaldas mas grandes y a veces (casi siempre) se hace rogar pero llega.

Rápidamente podes plasmar en estas líneas dos ejemplos recientes e importantes, uno del ámbito local el otro de nacional.

Si uno piensa en el modelo Gimnasia desde el desembarco de Porreta y su equipo de trabajo recordará fácilmente que no todo fue color de rosas, en principio se fracaso deportivamente, hasta lo que puertas adentro es señalado como el mayor error, fue su principal virtud. Ante la necesidad de conseguir logros deportivos fueron a busca a Rebotaro como entrenador del plantel superior, supuestamente un técnico con cierto prestigio, con mucho pergamino, que aseguraba conocimiento de la categoría y sin embargo nada de esto se dio. Ante la adversidad la CD apostó a un entrenador de la casa, que no solo cambio el rumbo desde los resultados sino que también le devolvió la identidad generando pertenencia dentro y fuera de la cancha. De esta manera el me sana quedo condenado al éxito y así sucedió.

Otro ejemplo de conducción cerebral, apostando a la escénica y lejos de los grandes mercados es el River de D`onofrio y compañía. Heredaron un entrenador que aun siendo campeón y el mas ganador de la rica historia del club no coincidía con los ideales de la actual comisión que por otra arte dejo un éste se chocará solo y recién ahí buscaron al entrenador ideal para que River vuelva a ser River.

comentarios

Login