Cargando...
Por Redacción

El Papa promete ayuda los refugiados que lleguen a Europa



El papa Francisco prometió la ayuda de la Iglesia a las familias de “refugiados que marchan por las carreteras de Europa”, durante el tradicional ángelus del domingo pronunciado desde la ventana del palacio apostólico en el Vaticano. “La iglesia no los abandona”, clamó el papa argentino, particularmente sensible al tema por ser hijo de inmigrantes italianos.

Alternando marchas interminables, viajes por tren o en embarcaciones precarias, miles de refugiados siguen llegando cada día a Europa, desviando su trayecto en función de los cierres de fronteras. Más de 600.000 personas cruzaron el Mediterráneo desde principios del año, una oleada sin precedentes que ha generado una creciente hostilidad hacia los refugiados en muchos países.

El pontífice, que en la mañana había presidido la misa solemne de clausura del sínodo de obispos en la basílica de San Pedro, recordó que la Iglesia “camina al paso de los últimos”, dijo. “La única forma de salvar a los ricos y a los primeros es caminar con los pobres y con los últimos”, advirtió.

Dirigiéndose a los numerosos fieles reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa envió un saludo particular a los peregrinos peruanos que llegaron en procesión con una imagen de la virgen venerada en Lima.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

El Papa promete ayuda los refugiados que lleguen a Europa

El papa Francisco prometió la ayuda de la Iglesia a las familias de “refugiados que marchan por las carreteras de Europa”, durante el tradicional ángelus del domingo pronunciado desde la ventana del palacio apostólico en el Vaticano. “La iglesia no los abandona”, clamó el papa argentino, particularmente sensible al tema por ser hijo de inmigrantes italianos.
Alternando marchas interminables, viajes por tren o en embarcaciones precarias, miles de refugiados siguen llegando cada día a Europa, desviando su trayecto en función de los cierres de fronteras. Más de 600.000 personas cruzaron el Mediterráneo desde principios del año, una oleada sin precedentes que ha generado una creciente hostilidad hacia los refugiados en muchos países.
El pontífice, que en la mañana había presidido la misa solemne de clausura del sínodo de obispos en la basílica de San Pedro, recordó que la Iglesia “camina al paso de los últimos”, dijo. “La única forma de salvar a los ricos y a los primeros es caminar con los pobres y con los últimos”, advirtió.
Dirigiéndose a los numerosos fieles reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa envió un saludo particular a los peregrinos peruanos que llegaron en procesión con una imagen de la virgen venerada en Lima.

comentarios

imagen imagen
Login