ciudadanodiario.com.ar
El Papa llamó a luchar contra el extremismo
Cargando...
Por Redacción

El Papa llamó a luchar contra el extremismo



El papa Francisco advirtió desde Kenia sobre las consecuencias “catastróficas” de un fracaso de las negociaciones sobre el clima y preconizó el diálogo ecuménico como antídoto a la intolerancia, en un país duramente golpeado por los atentados yihadistas.


El papa, que inició el miércoles su primera visita a África, se reunió por la mañana con representantes de otros credos, entre ellos varios dignatarios musulmanes.


“Con demasiada frecuencia, se radicaliza a los jóvenes en nombre de la religión para sembrar la discordia y el miedo y para desgarrar el tejido de nuestras sociedades”, alertó. Por eso, “el diálogo ecuménico e interreligioso (…) no es algo añadido u opcional, sino fundamental” en un mundo “herido por conflictos y divisiones”, declaró.


Al menos 400 personas murieron en Kenia en los dos últimos años en atentados de los islamistas somalíes shebab, vinculados a la red Al Qaida. Particularmente sangrientos fueron los ataques a la universidad de Garissa, en abril pasado (148 muertos), al centro comercial Westgate de Nairobi (67 muertos, en 2013) y a varias localidades costeras en 2014, que dejaron un centenar de muertos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El Papa llamó a luchar contra el extremismo

El papa Francisco advirtió desde Kenia sobre las consecuencias “catastróficas” de un fracaso de las negociaciones sobre el clima y preconizó el diálogo ecuménico como antídoto a la intolerancia, en un país duramente golpeado por los atentados yihadistas.

El papa, que inició el miércoles su primera visita a África, se reunió por la mañana con representantes de otros credos, entre ellos varios dignatarios musulmanes.

“Con demasiada frecuencia, se radicaliza a los jóvenes en nombre de la religión para sembrar la discordia y el miedo y para desgarrar el tejido de nuestras sociedades”, alertó. Por eso, “el diálogo ecuménico e interreligioso (…) no es algo añadido u opcional, sino fundamental” en un mundo “herido por conflictos y divisiones”, declaró.

Al menos 400 personas murieron en Kenia en los dos últimos años en atentados de los islamistas somalíes shebab, vinculados a la red Al Qaida. Particularmente sangrientos fueron los ataques a la universidad de Garissa, en abril pasado (148 muertos), al centro comercial Westgate de Nairobi (67 muertos, en 2013) y a varias localidades costeras en 2014, que dejaron un centenar de muertos.

comentarios

Login