Cargando...
Por Redacción
imagen

El país se para por un nuevo River-Boca



River Plate y Boca Juniors mantendrán en vilo una vez más al país futbolero cuando se crucen hoy en el estadio Monumental de Núñez, en el Superclásico del fútbol argentino que acapara la máxima atención de la fecha 24 del torneo de Primera División y en el que habrá muchos intereses en juego, más la pasión de siempre.
La nueva edición de este encuentro se jugará este domingo a partir de las 18.15 en el estadio riverplatense, con arbitraje del neuquino Darío Herrera y transmisión de la Televisión Pública.
River, el actual campeón de América y de la Copa Sudamericana, tiene 41 puntos en el torneo local y asumirá el partido con la certeza de que sólo una victoria lo pondrá en carrera por el título, ya que necesita bajar a un rival directo y aprovechar el traspié de San Lorenzo.
Boca, en tanto, con 49 puntos, perdió el primer puesto a manos del “Ciclón” de Boedo, que lo dejó sin nada cuando le ganó la semana pasada por 1-0, y entonces el compromiso en Núñez tiene una trascendencia mayor, ya que tiene la gran posibilidad de recuperar el liderazgo.
Para River, una victoria será valiosa en lo anímico e importante para prenderse arriba, y una derrota no alteraría demasiado el clima de un plantel que ganó los títulos más importantes y es guiado por un cuerpo técnico que tiene como líder a Marcelo Gallardo, con las espaldas más anchas que nunca.
El verdadero objetivo de los “Millonarios”, está claro, es el Mundial de Clubes que jugará en Japón a fin de año, con el poderoso Barcelona del rosarino Lionel Messi, entre otros equipos, aunque asestarle otro golpe a Boca suena tentador.
Será el primer cruce después del bochornoso episodio que protagonizaron en La Boca, en el partido inconcluso de los octavos de final de la Libertadores jugado en mayo pasado, cuando antes de comenzar el segundo tiempo varios jugadores riverplatenses fueron agredidos con gas pimienta por un hincha boquense y se desató la locura.
Boca se quedó con la sangre en el ojo desde esa vez, ya que jugadores y cuerpo técnico consideraban que podían vencer a River y pasar la llave, pero eso quedó de lado con la suspensión del partido que se le dio ganado al equipo de Gallardo, luego campeón del libertadores.
En Boca, la derrota ante los de Boedo caló hondo y por eso saben que en el Monumental no queda otra que ganar, para sustentar sus argumentos de ir en busca del campeonato.
Si bien los momentos de uno y otro son disímiles, no hay un favorito definido, aunque River asoma mejor por la sencilla razón de que parece haberle tomado la mano a Boca.
En ese sentido, el elenco de la Ribera era amplio favorito en los cruces coperos y no pudo demostrarlo, como sí pudo hacerlo cuando se impuso con claridad sobre River en la Bombonera por 2-0, en el Superclásico del torneo de Primera División jugado por la undécima fecha, con los goles del cordobés Cristian Pavón y Pérez.
El equipo “xeneize” está al frente en el historial con ocho partidos de ventaja, ya que ganó 71 veces contra 63 de River, más 60 empates luego de haberse enfrentado en 194 ocasiones.
El último triunfo “millonario” en Núñez fue el 16 de noviembre de 2010, hace casi cinco años, con el gol de cabeza de Maidana, uno de los dos que repetirán hoy, el otro es el rosarino Monzón, quien esa vez ingresó en el segundo tiempo por Jesús Méndez.
La victoria más reciente de Boca fue en 2013, por 1-0 con gol de Emmanuel Gigliotti, tras una buena jugada del “Burrito” Juan Manuel Martínez, en una combinación entre dos jugadores que ya no están en el club./ Fuente: ámbito.com.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

El país se para por un nuevo River-Boca

River Plate y Boca Juniors mantendrán en vilo una vez más al país futbolero cuando se crucen hoy en el estadio Monumental de Núñez, en el Superclásico del fútbol argentino que acapara la máxima atención de la fecha 24 del torneo de Primera División y en el que habrá muchos intereses en juego, más la pasión de siempre.
La nueva edición de este encuentro se jugará este domingo a partir de las 18.15 en el estadio riverplatense, con arbitraje del neuquino Darío Herrera y transmisión de la Televisión Pública.
River, el actual campeón de América y de la Copa Sudamericana, tiene 41 puntos en el torneo local y asumirá el partido con la certeza de que sólo una victoria lo pondrá en carrera por el título, ya que necesita bajar a un rival directo y aprovechar el traspié de San Lorenzo.
Boca, en tanto, con 49 puntos, perdió el primer puesto a manos del “Ciclón” de Boedo, que lo dejó sin nada cuando le ganó la semana pasada por 1-0, y entonces el compromiso en Núñez tiene una trascendencia mayor, ya que tiene la gran posibilidad de recuperar el liderazgo.
Para River, una victoria será valiosa en lo anímico e importante para prenderse arriba, y una derrota no alteraría demasiado el clima de un plantel que ganó los títulos más importantes y es guiado por un cuerpo técnico que tiene como líder a Marcelo Gallardo, con las espaldas más anchas que nunca.
El verdadero objetivo de los “Millonarios”, está claro, es el Mundial de Clubes que jugará en Japón a fin de año, con el poderoso Barcelona del rosarino Lionel Messi, entre otros equipos, aunque asestarle otro golpe a Boca suena tentador.
Será el primer cruce después del bochornoso episodio que protagonizaron en La Boca, en el partido inconcluso de los octavos de final de la Libertadores jugado en mayo pasado, cuando antes de comenzar el segundo tiempo varios jugadores riverplatenses fueron agredidos con gas pimienta por un hincha boquense y se desató la locura.
Boca se quedó con la sangre en el ojo desde esa vez, ya que jugadores y cuerpo técnico consideraban que podían vencer a River y pasar la llave, pero eso quedó de lado con la suspensión del partido que se le dio ganado al equipo de Gallardo, luego campeón del libertadores.
En Boca, la derrota ante los de Boedo caló hondo y por eso saben que en el Monumental no queda otra que ganar, para sustentar sus argumentos de ir en busca del campeonato.
Si bien los momentos de uno y otro son disímiles, no hay un favorito definido, aunque River asoma mejor por la sencilla razón de que parece haberle tomado la mano a Boca.
En ese sentido, el elenco de la Ribera era amplio favorito en los cruces coperos y no pudo demostrarlo, como sí pudo hacerlo cuando se impuso con claridad sobre River en la Bombonera por 2-0, en el Superclásico del torneo de Primera División jugado por la undécima fecha, con los goles del cordobés Cristian Pavón y Pérez.
El equipo “xeneize” está al frente en el historial con ocho partidos de ventaja, ya que ganó 71 veces contra 63 de River, más 60 empates luego de haberse enfrentado en 194 ocasiones.
El último triunfo “millonario” en Núñez fue el 16 de noviembre de 2010, hace casi cinco años, con el gol de cabeza de Maidana, uno de los dos que repetirán hoy, el otro es el rosarino Monzón, quien esa vez ingresó en el segundo tiempo por Jesús Méndez.
La victoria más reciente de Boca fue en 2013, por 1-0 con gol de Emmanuel Gigliotti, tras una buena jugada del “Burrito” Juan Manuel Martínez, en una combinación entre dos jugadores que ya no están en el club./ Fuente: ámbito.com.

comentarios

imagen imagen
Login