ciudadanodiario.com.ar
El mandato de Guterres en la ONU estará signado por la crisis de refugiados
Cargando...
Por Redacción

El mandato de Guterres en la ONU estará signado por la crisis de refugiados



Ya lejos de la sorpresa, el portugués Antonio Guterres fue designado por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la ONU como el próximo secretario general de la organización internacional. La decisión del organismo con más poder de la ONU deberá ser ratificada por la Asamblea General, en una votación que probablemente se celebrará la semana que viene y que será un “puro trámite”.


Por el momento, Guterres solo tendrá que esperar hasta el 1 de enero del año próximo para relevar al actual secretario general, el coreano Ban Ki-moon en sus funciones. Por lo tanto, en lo que resta hasta fin de año, deberá conformar la cúpula de su “naciente” secretaría general y prepararse para afrontar la montaña de desafíos que enfrenta la ONU, que trata, con notadas dificultades, de mantener su relevancia en un concierto internacional cada vez más polarizado.


El actual secretario general, que se encuentra de visita en Roma, se mostró seguro de que Guterres es una “super elección” para llevar “una antorcha llena de desafíos”. Desafíos que la ONU se ha mostrado incapaz de afrontar con probado éxito ya que no ha conseguido un cese sostenido de las hostilidades en Siria, en una guerra que ha causado una crisis de refugiados sin precedentes desde la 2º guerra mundial y que Guterres conoce de primera mano, después de haber estado diez años al frente del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).


Será la crisis de los refugiados la que en buena medida marque el mandato del portugués al frente de la ONU. La brecha carente de diálogo constructivo entre EE.UU. y Rusia, dos actores principales en este conflicto, ha convertido al Consejo de Seguridad en un órgano pseudo-inoperante, mientras la guerra se sigue cobrando la vida de decenas de miles de civiles y acrecenta el desplazamiento de millones de personas.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El mandato de Guterres en la ONU estará signado por la crisis de refugiados

Ya lejos de la sorpresa, el portugués Antonio Guterres fue designado por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la ONU como el próximo secretario general de la organización internacional. La decisión del organismo con más poder de la ONU deberá ser ratificada por la Asamblea General, en una votación que probablemente se celebrará la semana que viene y que será un “puro trámite”.

Por el momento, Guterres solo tendrá que esperar hasta el 1 de enero del año próximo para relevar al actual secretario general, el coreano Ban Ki-moon en sus funciones. Por lo tanto, en lo que resta hasta fin de año, deberá conformar la cúpula de su “naciente” secretaría general y prepararse para afrontar la montaña de desafíos que enfrenta la ONU, que trata, con notadas dificultades, de mantener su relevancia en un concierto internacional cada vez más polarizado.

El actual secretario general, que se encuentra de visita en Roma, se mostró seguro de que Guterres es una “super elección” para llevar “una antorcha llena de desafíos”. Desafíos que la ONU se ha mostrado incapaz de afrontar con probado éxito ya que no ha conseguido un cese sostenido de las hostilidades en Siria, en una guerra que ha causado una crisis de refugiados sin precedentes desde la 2º guerra mundial y que Guterres conoce de primera mano, después de haber estado diez años al frente del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Será la crisis de los refugiados la que en buena medida marque el mandato del portugués al frente de la ONU. La brecha carente de diálogo constructivo entre EE.UU. y Rusia, dos actores principales en este conflicto, ha convertido al Consejo de Seguridad en un órgano pseudo-inoperante, mientras la guerra se sigue cobrando la vida de decenas de miles de civiles y acrecenta el desplazamiento de millones de personas.

comentarios

Login