ciudadanodiario.com.ar
El Líbano trata de frenar la llegada de un millón de refugiados sirios
Cargando...
Por Redacción

El Líbano trata de frenar la llegada de un millón de refugiados sirios



Se van a cumplir cuatro años de la sangrienta guerra civil en Siria y la República del Líbano sigue siendo el país que más refugiados acoge entre los que escapan del conflicto.


Ante la llegada de más de un millón de ciudadanos sirios las autoridades de Beirut han decidido obligar desde el lunes de esta semana a los que tratan de cruzar la frontera a rellenar un formulario en un intento de poner freno a ese flujo.


Miles de sirios son acogidos por familias libanesas con las que comparten parentesco, otros se encuentran instalados en campamentos pero otros no hallan mejor alojamiento que viviendas y edificios abandonados. La situación genera a menudo tensiones con la población local.


“Pese a ser un avispero con un futuro incierto, la realidad es que el país ha sabido levantarse, reconstruirse una y otra vez, y modernizarse. Sin embargo, la interminable guerra en la vecina Siria (donde la guerrilla chiíta libanesa de Hezbolá combate en apoyo del presidente Bashar al-Assad) y la aparición del temido Estado Islámico vuelve a poner en peligro la estabilidad”, afirmó un analista.


La situación geográfica del Líbano ha convertido a su territorio en tradicional punto de llegada de refugiados de diferentes conflictos de la región. Si ahora son en su mayoría sirios, antes fueron palestinos o iraquíes.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El Líbano trata de frenar la llegada de un millón de refugiados sirios

Se van a cumplir cuatro años de la sangrienta guerra civil en Siria y la República del Líbano sigue siendo el país que más refugiados acoge entre los que escapan del conflicto.

Ante la llegada de más de un millón de ciudadanos sirios las autoridades de Beirut han decidido obligar desde el lunes de esta semana a los que tratan de cruzar la frontera a rellenar un formulario en un intento de poner freno a ese flujo.

Miles de sirios son acogidos por familias libanesas con las que comparten parentesco, otros se encuentran instalados en campamentos pero otros no hallan mejor alojamiento que viviendas y edificios abandonados. La situación genera a menudo tensiones con la población local.

“Pese a ser un avispero con un futuro incierto, la realidad es que el país ha sabido levantarse, reconstruirse una y otra vez, y modernizarse. Sin embargo, la interminable guerra en la vecina Siria (donde la guerrilla chiíta libanesa de Hezbolá combate en apoyo del presidente Bashar al-Assad) y la aparición del temido Estado Islámico vuelve a poner en peligro la estabilidad”, afirmó un analista.

La situación geográfica del Líbano ha convertido a su territorio en tradicional punto de llegada de refugiados de diferentes conflictos de la región. Si ahora son en su mayoría sirios, antes fueron palestinos o iraquíes.

comentarios

Login