Cargando...
Por Redacción

El Gobierno seguirá analizando la situación de cada terminal



La presidenta Cristina Kirchner y los empresarios de las principales automotrices que operan en el país acordaron extender hasta fin de año el plan de créditos Procreauto, y continuarán analizando en los próximos días la situación de cada terminal, por separado, en medio de las caídas de las ventas que enfrenta el sector.

La extensa audiencia de tres horas se llevó a cabo en el Salón Mujeres de la Casa Rosada, donde la mandataria estuvo acompañada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi; el secretario de Comercio, Augusto Costa, y el presidente del Banco Nación, Juan Ignacio Forlon.

“Cada terminal tiene una realidad diferente. Seguiremos analizando la situación cada una por separado”, sostuvo en declaraciones a la prensa el presidente de la Asociación de Concesionarias de Automotores de la República Argentina (Acara), Abel Bomrad, quien confirmó que el Precrauto seguirá vigente hasta fin de año. No obstante, el empresario aclaró: “Cada terminal va a determinar en los próximos días si les conviene seguir o no” en el Procreauto.

Trascendió que en varios pasajes la audiencia se desarrolló en un clima tenso y, de hecho, la mandataria anticipó eso cuando, tras saludar a los empresarios, se sentó en la cabecera de la mesa principal y ordenó retirar un florero: “Esto no va a estar para rosas”, sostuvo.

Sucede que los empresarios manifestaron en los días previos su malestar contra el Gobierno debido a que la producción de vehículos cayó 34,5 por ciento en agosto con relación al mismo mes del 2013 y se profundizara así la crisis del sector en un escenario recesivo, que incluye además despidos y suspensiones.

Por su parte, la Presidenta también había enviado dardos contra las automotrices al acusarlas de “encanutarse los autos” y no querer vender los vehículos en una presunta maniobra especulativa vinculada al interrogante del valor futuro del dólar.

En tanto, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Córdoba, había estimado en los últimos días que alrededor de 3 mil trabajadores de la industria automotriz están actualmente afectados por suspensiones, a raíz de la pronunciada baja en las ventas.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

El Gobierno seguirá analizando la situación de cada terminal

La presidenta Cristina Kirchner y los empresarios de las principales automotrices que operan en el país acordaron extender hasta fin de año el plan de créditos Procreauto, y continuarán analizando en los próximos días la situación de cada terminal, por separado, en medio de las caídas de las ventas que enfrenta el sector.
La extensa audiencia de tres horas se llevó a cabo en el Salón Mujeres de la Casa Rosada, donde la mandataria estuvo acompañada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi; el secretario de Comercio, Augusto Costa, y el presidente del Banco Nación, Juan Ignacio Forlon.
“Cada terminal tiene una realidad diferente. Seguiremos analizando la situación cada una por separado”, sostuvo en declaraciones a la prensa el presidente de la Asociación de Concesionarias de Automotores de la República Argentina (Acara), Abel Bomrad, quien confirmó que el Precrauto seguirá vigente hasta fin de año. No obstante, el empresario aclaró: “Cada terminal va a determinar en los próximos días si les conviene seguir o no” en el Procreauto.
Trascendió que en varios pasajes la audiencia se desarrolló en un clima tenso y, de hecho, la mandataria anticipó eso cuando, tras saludar a los empresarios, se sentó en la cabecera de la mesa principal y ordenó retirar un florero: “Esto no va a estar para rosas”, sostuvo.
Sucede que los empresarios manifestaron en los días previos su malestar contra el Gobierno debido a que la producción de vehículos cayó 34,5 por ciento en agosto con relación al mismo mes del 2013 y se profundizara así la crisis del sector en un escenario recesivo, que incluye además despidos y suspensiones.
Por su parte, la Presidenta también había enviado dardos contra las automotrices al acusarlas de “encanutarse los autos” y no querer vender los vehículos en una presunta maniobra especulativa vinculada al interrogante del valor futuro del dólar.
En tanto, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Córdoba, había estimado en los últimos días que alrededor de 3 mil trabajadores de la industria automotriz están actualmente afectados por suspensiones, a raíz de la pronunciada baja en las ventas.

comentarios

imagen imagen
Login