Cargando...
Por Redacción

El Gobierno no puede escaparle a la realidad



La multitudinaria marcha del 18F por el caso Nisman y la sucesión de fallos contrarios al Gobierno de los últimos días impidieron al oficialismo salir del corral informativo en el que está sumido desde la denuncia y posterior muerte del fiscal encargado de investigar el atentado a la AMIA. El dominó de resoluciones judiciales incluyó la imputación de la Presidenta por encubrimiento de los acusados de volar la AMIA; la ratificación del procesamiento de Amado Boudou en el caso Ciccone; la confirmación de Claudio Bonadío como juez en la causa Hotesur, que involucra a la familia presidencial; y la detención de Alejandro Vandenbroele, presunto testaferro del vicepresidente.

El Gobierno habló de una embestida urdida a partir de un complot corporativo-judicial. “El 18F fue el bautismo de fuego del partido judicial”, reprochó Cristina Kirchner. En respuesta, el oficialismo prepara una movilización el próximo domingo 1 de marzo, día en el que la Presidenta abrirá el

año legislativo con su discurso ante la Asamblea Legislativa.

Es posible que la jefa de Estado guarde algún anuncio importante -se esperan novedades sobre el impuesto a las Ganancias en el inicio de las paritarias- pero la agenda mediática tiene un claro tinte opositor y todo indica que así seguirá con el avance de las distintas causas en tribunales.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

El Gobierno no puede escaparle a la realidad

La multitudinaria marcha del 18F por el caso Nisman y la sucesión de fallos contrarios al Gobierno de los últimos días impidieron al oficialismo salir del corral informativo en el que está sumido desde la denuncia y posterior muerte del fiscal encargado de investigar el atentado a la AMIA. El dominó de resoluciones judiciales incluyó la imputación de la Presidenta por encubrimiento de los acusados de volar la AMIA; la ratificación del procesamiento de Amado Boudou en el caso Ciccone; la confirmación de Claudio Bonadío como juez en la causa Hotesur, que involucra a la familia presidencial; y la detención de Alejandro Vandenbroele, presunto testaferro del vicepresidente.
El Gobierno habló de una embestida urdida a partir de un complot corporativo-judicial. “El 18F fue el bautismo de fuego del partido judicial”, reprochó Cristina Kirchner. En respuesta, el oficialismo prepara una movilización el próximo domingo 1 de marzo, día en el que la Presidenta abrirá el
año legislativo con su discurso ante la Asamblea Legislativa.
Es posible que la jefa de Estado guarde algún anuncio importante -se esperan novedades sobre el impuesto a las Ganancias en el inicio de las paritarias- pero la agenda mediática tiene un claro tinte opositor y todo indica que así seguirá con el avance de las distintas causas en tribunales.

comentarios

imagen imagen
Login